Publicado El: Sab, ene 15th, 2005

Atrevete a creerle a Dios

Atrevete a creerle a DIOS. Se de los que con algo pequeno hacen algo grande! El creerle a Dios. Dice la palabra de Dios, que se levanto Gedeón muy temprano con su campamento, mas bien, el pueblo que estaba con él, junto a la fuente de Harod, o sea junto a una fuente de agua y que tenia el campamento de los Madianitas al norte, mas allá del collado de More.


Así que Dios Jehová, le dijo a Gedeón que el pueblo que traía era demasiado para pelear contra los Madianitas, ya vimos en el párrafo pasado, que la escritura menciona “el pueblo que estaba con él ” imagínate que la Escritura no menciona “ Ejercito ” sino “Pueblo” piensa que cantidad de Hombres llevaba Gedeón, para que la escritura nos narre que se trataba de un pueblo, ¡ muchísimos hombres !

Y yo creo que eran todos valientes pues al estar con Gedeón, yo pienso que sabían que asunto atenderían, o sea a pelear.

“ Y Jehová dijo a Gedeón: el pueblo que esta contigo, es mucho para que yo entregue a los Madianitas en su mano…”

Jueces 7: 2

yo creo y veo dos razones por las que El Señor no quería que asistieran todos a la batalla:

1- Dice la palabra de dios que : “… no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: mi mano me ha salvado.” Jueces 7:2 b
2- Yo creo que Dios separaría los corazones que deberás sabrían ser honestos y reconocer que Dios les daría la victoria.

Así que Dios le indicó a Gedeón que diera una cierta instrucción, que deberás se vería, quien estaba dispuesto a pelear, y quien estaría ahí, solo por “ Orgullo” o “ A mí si me escogieron” o “Si que soy valiente” o “ No nos harán nada, somos muchos” .

Así que Dios, en Su Sabiduría de conocernos, dio la instrucción a Gedeón para comenzar la “selección”

“ Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo, diciendo: quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil.”

Jueces 7: 3

¡ Mira nada mas cuantos eran ! treinta y dos mil ! y de estos madrugaron como dice la palabra y comenzaron a regresar, yo pienso que al comenzar unos a hacer los movimientos de “Regresar” fue como una cadenita: al ver uno que se iba su compañero, yo pienso que decían entre sí: “ Vamonos, pues quedaran pocos y perderán la batalla” así que solo quedaron diez mil.

Yo creo que estos Hombres que quedaban eran Muchos, porque Dios le dio otra instrucción a Gedeón para que seleccionara a los Hombres que lo acompañarían a la batalla para conquistar a los Madianitas…
Dios le dio la instrucción numero dos a Gedeón para seleccionar a los hombres valientes y arriesgados que irían a pelear la batalla con el. Así que Dios le dijo a Gedeón que llevara a los hombres a la aguas y que allí los probaría Jehová, pero al que decía Dios este va, ese iría, pero al que decía este no va, aquel se quedaría, y que aquel hombre que lamiera las aguas como perro, a este, pusiera aparte, y que apartara en otro lado a todo aquel que doblara sus rodillas para beber.


“ Y Jehová dijo a Gedeón: Aun es mucho el pueblo, llévalos a las aguas, allí te los probare, y del que yo te diga: Vaya este contigo, ira contigo, mas de cualquiera que yo te diga: Este no vaya contigo, el tal no ira.
Entonces llevo al pueblo a las aguas, y Jehová dijo a Gedeón: Cualquiera que lamiera las aguas con su lengua como lame el perro, a aquel pondrás aparte, asimismo a cualquiera que se doblare sobre sus rodillas para beber.”

Jueces 7:4,5

Solo trescientos hombres lamieron el agua, los demás doblaron sus rodillas para beber, pero antes Dios, selecciono a los que irían y se quedarían, vemos con esto, que Dios hizo tres selecciones de Hombres.

Así que Dios le mencionó a Gedeón que con estos trescientos hombres El le daría al pueblo de los madianitas, con solo estos hombres seleccionados por Dios, Gedeón tendría la batalla ganada, aquí hay algo importante que resaltar, Gedeón en ningún momento cuestionó a Dios sobre la selección de Hombres, Gedeón solo obedeció lo que Dios le estaba indicando hacer con el pueblo, a pesar de que el pueblo-ejercito era numerosísimo, y seguramente Gedeón, sabia la importancia numérica que llevaba, pero también sabia y sabia mejor, que el tenia que confiar en lo que Jehová le indicaba.

¿ Cuantas veces nosotros tenemos ya echo un plan para ganar, y en oración Jehová nos dice que no lo hagamos así ? le decimos, ha! Señor, esto es seguro para hacerme millonario, Ha! Señor esta es la mejor forma de desquitarme de lo que me hizo Toñito! Pero Dios en su Misericordia te dice: No , no es así, tienes que obedecer de esta forma. Y nosotros obedecemos y nos va mejor, aunque algunas veces creemos que no saldrá bien de la forma en la nos esta diciendo Jehová, nuestro Dios y optamos por la no correcta, y zas! Nos caemos. Imagínate, en el caso de Gedeón, se trataba de su vida, y la de ahora, sus trescientos hombres. Pero Gedeón estaba confiado… mira porque!

“Entonces Jehová dijo a Gedeón: con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvare, y entregare a los madianitas en tus manos, y vallase toda la demás gente cada uno a su lugar.” Jueces 7: 7

Aquí esta la respuesta de algo importante, Dios hablándole a Gedeón en tiempo futuro, tres palabra que seguramente reconfortaron a Gedeón:

1- Os salvare
2- Entregare
3- A los madianitas en tus manos.

Tres promesas de Dios en un solo versículo, la victoria adelantada para Gedeón, pero Gedeón aquí tenia que obedecer para que esto que le decía Dios, se cumpliera.

¿ Tu crees en las promesas de Dios ? hay que guardarlas en el corazón porque de estas promesas dependen muchas cosas que Dios tiene preparadas para nosotros, aunque a veces no sepas como Dios te puede dar eso o aquello, o de que forma lo hará, porque el panorama se ve tan incierto y contrario que nuestra mente humana no llega a comprender lo que esta pasando, o como Dios hará lo que nos esta diciendo en el corazón que hará, pues si El lo dice, Lo hará, pues, no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta.
Imagina a Gedeón, de 32,000 hombres que llevaba a la batalla, solo Dios selecciono 300! ¿Podría Dios hacer que Gedeón le ganara a los madianitas con solo trescientos hombres? Yo creo que los madianitas saldrían con todo a la batalla, pues Gedeón había derribado la imagen de baal, y esto tenia muy enfadado a los amalecitas , madianitas y a los del oriente, (Jueces 6 ) Ya que el padre de Gedeón, tenia este altar a este dios, pero Jehová, le dio la instrucción a Gedeón para que derribara este altar. Del hato del padre sacrificara un toro de siete años ( numero perfecto, de Dios) y también derribará la imagen de asera que estaba junto al altar de baal. Gedeón, hizo todo esto, por eso se levantaron contra el, así que imagínate como saldrían estos tres pueblos contra Gedeón, no con flores ¿verdad? Además debemos pensar que las situaciones numéricas a veces nos hacen dudar, pues estas situaciones a veces superan a la realidad que estamos viviendo, pero debemos confiar en Dios porque sabemos y entendemos que El es un Dios de poder, y que El usara ese “poco” o ese “mucho” a nuestro favor si en El confiamos, veamos que paso con Gedeón y su Ejercito:

A los hombres que no escogió Dios, los mando de regreso, pero tomo de ellos sus trompetas, así como los víveres.

Así que Dios le dijo a Gedeón que descendiera al campamento de los madianitas, los cuales tenían por compañía a los amalecitas y a los hijos del oriente… pero ¿ Que crees ? Gedeón, nuestro buen amigo tuvo temor de descender a donde se encontraban los madianitas, si, tuvo temor, pues imagínate lo que el pensaba encontrarse en ese lugar, además Dios le dio la indicación de que “escuchara” lo que decían, o sea que también seria un “espía” , que complicada situación para Gedeón, porque aparte que eran pocos ya, el tendría que ir a espiar a los enemigos, Dios le prometío que sus manos se esforzarían al escuchar lo que ellos hablaran, pero tendría que descender, además Dios no dice que no habría temor, pero el arma que nosotros tenemos contra ese temor, es la palabra de Dios, ya que dice que el perfecto amor echa fuera todo temor, el temor de Gedeón desaparecería haciendo lo que Dios le indico, y así fue… :

“Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al campamento, porque Yo lo he entregado en tus manos. Y si tienes temor de descender, baja tu con fura tu criado al campamento, y oirás lo que hablan, y entonces tus manos se esforzaran y descenderás al campamento. Y el descendió con fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.” Jueces 7:9-11


“Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al campamento, porque Yo lo he entregado en tus manos. Y si tienes temor de descender, baja tu con fura tu criado al campamento, y oirás lo que hablan, y entonces tus manos se esforzaran y descenderás al campamento. Y el descendió con fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.” Jueces 7:9-11

Fíjate cuan grande eran los que combatirían contra Gedeón que dice la palabra de Dios que Los Madianitas, Los Amalecitas, y Los Hijos del Oriente, estaban “tendidos” como langostas en multitud, o sea que se veían una gran cantidad de ellos, la Palabra de Dios, nos dice que se veía una gran multitud de ellos, así como sus camellos, que eran inumerables, o sea que a simple vista, no se podían contar, pero, recuerda que Dios ocupa las diferencias numéricas a favor nuestro, ya sea que veamos poco o veamos mucho, Dios actúa en nuestro favor, para El no hay diferencias numéricas, porque para El, esto, ni tus Aparentes desventajas, es nada, porque el es Grande Dios.


“Y Los Madianitas, Los Amalecitas, y Los Hijos del Oriente, estaban tendidos en el valle como langostas en multitud, y sus camellos eran inumerables como la arena que esta a la rivera del mar en multitud.”

Jueces 7: 12
Gedeón bajo al campamento, imagina que impresión se llevaría al ver tantísimos soldados y armados, listos para pelear contra Gedeón y sus soldados, hasta se pudiera pensar que Dios quería “Espantar” a Gedeón, pero nuestro Dios no quería eso, pues, Dios sabia perfectamente que Gedeón al Escuchar lo que decían los Amalecitas, como dijo Dios en el versículo 11 que al escuchar lo que hablaban, sus manos se “Esforzarían” y se le quitaría el temor, así que Gedeón escucho lo que hablaban dos hombres, uno le contaba a otro su sueño: Que veía un pan de cebada y rodaba hasta el campamento de madian, y derribaba una de las tiendas de los amalecitas, derribándola de arriba hacia abajo, y la tienda cayo.

Yo creo que la cebada, representaba a Gedeón, pues el sentía temor y como la cebada es una espiga que, la cual, por su naturaleza es llevada por el viento cuando sopla de aquí para allá, ya que por la estrechez de su tronco y sus granos en la punta, es fácil que el viento la mueva de aquí para allá. Así se creía Gedeón, débil, y además con temor, pero Dios le demostraría que no era así.

Ya que de lo débil ha escogido Dios siempre lo mejor, el compañero del hombre, le respondió al otro que ese sueño era la derrota de los madianitas, que dios había entregado en las manos de Gedeón todo el campamento, al escuchar esto Gedeón Adoro, y se regreso contento y sintiendo el apoyo de Dios en todo su ser, se regreso al campamento de Israel, y les dijo: “… Levantaos, porque Jehova ha entregado el campamento de madian en vuestras manos.”

Jueces 7:15b
“Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos, y Cantaros vacíos, con teas ardiendo dentro de los cantaros.”

Jueces 7:16

Gedeón, mando a su ejercito a la pelea, con trompetas, cantaros vacíos con teas dentro de ellos, ¿con eso pelearían? Crees que ellos podrían luchar contra un ejercito tan grande con solo teas, trompetas y cantaros? Yo veo aquí solo el confiar ampliamente en Dios, ya que yo como hombre, podría temer a lo que vería, pelar solo con eso, si requeriría de fe.

Pero primero veamos que significa la palabra
Tea : f.Astilla o palo de madera impregnados en resina y que, encendidos, sirven para alumbrar o prender fuego: para entrar a la cueva improvisaron unas teas de pino.

Cántaro: vasija grande de barro o metal, estrecha de boca y de base y ancha en el centro, con una o dos asas: el cántaro de la leche.

Trompeta: f.Instrumento musical de viento que consiste en un tubo largo de metal que va ensanchándose desde la boquilla al pabellón.

Si que Gedeón, sabia que él confiaría en Dios, porque con esto si que se necesita fe para poder vencer:

Gedeón les dio indicaciones que hicieran lo que él haría, como todo buen capitán él, estaba poniendo el ejemplo para que sus soldados lo siguieran y vieran que él pelearía con ellos, yo creo que Gedeón, le había ya creído a Dios, y el bien sabia que Dos lo respaldaría en lo que el emprendería en ese momento: Derrotar a ese tremendo ejercito, pues como te dije, para Dios no hay desventaja que nos pueda ganar, ni siquiera cuando vemos mayor numero contra nosotros, o que vemos menor numero que nos ayude, ya que como te dije Dios hace que tengamos victoria en lo que El nos ha dicho.

Gedeón dijo que lo siguieran y que tocaran la trompeta todos como él lo haría, alrededor del campamento enemigo, y que dijeran: ¡ Por Jehová y por Gedeón ! Así dice la escritura ( En Jueces 7:17,18,19,20,21,22 ) que llegaron Gedeón y sus hombres, tocaron las trompetas y quebraron los cantaros, justo cuando los enemigos habían cambiado de guardia a la media noche. Los tres escuadrones entraron en acción, tomaron los cantaros, los quebraron, tomaron las teas con la mano izquierda, y en la derecha las trompetas con las que tocaban, y gritaron : ¡ Por la espada de Jehová y de Gedeón ! Los soldados de Gedeón estuvieron firmes en derredor del campamento, entonces todo él ejercito echo a correr dando gritos y huyendo, los soldados de Gedeón tocaban las trompetas ( El sonido o toque de trompeta puede significar señal de victoria) y dice la palabra de Dios: “…Y Jehová puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamento. Y el ejercito huyo hasta Bet-sita, en dirección de cerera, y hasta la frontera de Abel-mehola en Tabat.”

Jueces 7:22,b

Podemos ver, como Dios es fiel, podemos ver también que cuando Él dice algo, lo cumple, este es solo un ejemplo de su fidelidad, y claro que nosotros también tenemos que poner los ojos en lo alto, o sea en lo que nos Dice, ya que como veíamos, la diferencia numérica contra Gedeón era bastante considerable, totalmente en su contra pero el solo obedeció a Dios, teniendo fe, creyendo, y Jehová lo respaldo, solo tenemos que ver el rostro de Jehová y creerle, no ver la situación en la que nos encontramos, sino ver que el es un Dios de poder que nos respaldara siempre, como te dije, solo tenemos que creer.

Gedeón nunca se imaginó que Dios ocupara esos artefactos para vencer a los Madianitas, pero quiero decirte lo que Dios me hablo a cerca de esto.

Cántaro: Somos nosotros , solo tenemos que saber que aunque somos barro, él nos ocupa como si fuéramos acero, pero tenemos que romper con el orgullo que no nos deja creer que Dios nos puede ocupar para Bendición, solo tenemos que rompernos, hacernos pedazos, dejar que Dios nos ocupe, quebrantarnos y dejar que salga la :

Tea: O sea la luz que hay en ti, esa perfecta luz que puso Dios en ti para que puedas ser “lumbrera” a otros y poder luchar juntos, como él ejercito de Gedeón, contra las huestes del diablo, o todas aquellas cosas que piensas que las puedes hacer solo y sin romperte. De esto se trata : Rompe tu Corazón, Quebrántalo, así podrás ser ocupado, el ejercito venció cuando quebraron las cantaros y salieron las teas encendidas, la luz los deslumbro y comenzaron a herirse entre ellos, esa luz que salió de ellos fue una instrucción de Dios, que obedeció Gedeón, y pudieron vencer, así que, quebrántate y rómpete para que salga la luz que ha puesto Dios en ti, y puedas ser ocupado efectivamente.

Trompeta: La victoria, el sonido de trompeta significa victoria.

Recuerda que Cuando sonó la trompeta, los soldados comenzaron a enloquecer, y Dios le dio la victoria a Gedeón, y así el hombre de Dios ganó la batalla, con estas tres cosas Dios le dio la victoria a Gedeón y el, pudo vencer a los madianitas, pero solo subsistieron y vieron ese momento, aquellos que se atrevieron a creer en Dios, aquellos que en su corazón fueron capaces de albergar la victoria ya dada a Gedeón por Dios, en aquella noche de victoria.

Atrévete a creerle a DIOS y no a las circunstancias naturales que vean tus ojos!

Bendecidos y prosperados!!
Raymundo Pérez Cabrera
Líder del Ministerio de Niños,
Maranatha villa de las flores, México.
Martín.perez.cabrera@banorte.com

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.


Noticias Cristianas - Peliculas Cristianas - Reflexiones Cristianas