Publicado El: Vie, oct 8th, 2004

¡ATREVETE A SER DIFERENTE!

Por Yeszenia Gulloso.


“ Así que hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Rom. 12: 1-2.

NO TE AMOLDES A ESTE MUNDO, SINO TRANSFORMATE



En este siglo 21, la juventud se destaca por las siguientes características:
• Viven envueltos en los vicios y los falsos placeres: Drogas, alcohol, cigarrillo, promiscuidad, fiestas, discotecas, modas escandalosas.
• Rebelión hacia todas la figuras de autoridad, hacia las normas de Dios, de los padres, profesores, son desobedientes, groceros, llenos de ira y rencor.
• Presionan a los demás jóvenes que son diferentes, haciéndoles creer que deben ser como ellos para poder ser aceptados en su sociedad.
• Se envuelven en sectas, gangas y grupos peligrosos, tratando de buscar amigos, aventuras, desafíos, y cosas diferentes.

Todas estas cosas no son sino una mascara para esconder sus temores, su inestabilidad, dolor y tristeza a causa de:

• La soledad, la ansiedad, los sentimientos de culpabilidad e inferioridad, la ira, la depresión, la baja autoestima, inseguridad, los traumas y complejos que los llevan a pensamientos de suicidio.
• El rechazo, la burla y la presión de los grupos de compañeros, amigos o parejas. Las desiluciones amorosas.
• Los problemas familiares, debidos a padres despreocupados que trabajan todo el tiempo y no les prestan atención, a los divorcios, las separaciones, las luchas de madres o padres solteros, el vivir con padrastros o familias mixtas, las rivalidades entre hermanos.

Todo lo que ellos hacen no es sino un grito de auxilio porque viven atados por el diablo y no saben como liberarse.

Lo han tratado todo y todo les ha fallado. Pero no han probado a Dios. Simplemente se dejan llevar por la corriente y hacen todo lo que los demás hagan, porque creen que asi van a ser aceptados y amados. Se burlan de los que si han tomado el control de sus vidas y han seguido el camino del bien, pero en el fondo ellos quisieran hacer lo mismo.

Dios hoy esta buscando jóvenes que se atrevan a ser diferentes, que tengan la convicción de que son hijos del Rey, que tienen el propósito de vivir para el y servir a su creador; que sean valientes y se puedan parar firmes por sus creencias, porque están convencidos de que no hay nada mejor que vivir para Cristo, y que no se conforman con ser igual que los demás, sino que van a ser ejemplo, ayuda y apoyo a sus amigos, compañeros y toda la juventud en las escuelas y en las calles que se pierde dia a dia a causa del pecado.

Donde estan esos jóvenes que se atrevan a ser diferentes?

• Es facil no decir que somos cristianos,
• es facil ser irresponsables y vivir desordenadamente
• es facil no estudiar , ni *****plir con nuestros trabajos,
• es facil ceder ante las tentaciones, aun cuando sabemos que no esta bien,

Lo que no es facil es enfrentar y asumir las consecuencias de nuestros actos, porque todo lo que sembramos, segaremos. Esa es la ley de la vida.

Por eso Salomon decia “ Alegrate joven en tu juventud; deja que tu corazon disfrute la adolescencia. Anda en los caminos de tu corazon y en la vista de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgara por todas estas cosas.”

La Biblia nos dice que si sembramos para la carne segaremos destruccion, pero si sembramos para el espiritu segaremos vida eterna.

En la Biblia encontramos ejemplos de jóvenes que se atrevieron a ser diferentes y se pararon con valor a proclamar sus convicciones y creencias en medio de un mundo corrompido:

1. Daniel Y Sus Amigos En Medio De Un Pueblo Ajeno A Sus Creencias. ( Dan. 1:1-21)

Daniel había desarrollado convicciones en su vida, sabia quien era el y para que había sido creado. “…Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos…”

Daniel Era Un Joven De Integridad.
La palabra “integridad” significa, “estar completo en todas las partes, honrado, probado”. Significa tener una sola vida, en la casa, en el trabajo, en la calle y en la iglesia. La integridad «solidez»; «adherencia a un código de valores»; «la cualidad o estado de ser completo o indiviso».
• La persona que realmente eres es la persona que eres cuando nadie te ve.

Daniel se halló como un adolescente muy lejos de su hogar y en circunstancias negativas. Lo secuestraron de su país natal y llevaron al país conquistador de Babilonia, donde lo seleccionaron como candidato en una preparación en la corte del rey. Allí su carácter personal y convicciones religiosas fueron inmediatamente sometidas a prueba. Los babilónicos trataron de cambiar la mentalidad de estos judíos; su educación, su nombre, su idioma, su cultura, sus hábitos alimenticios.

¡Imagínense los pretextos que Daniel pudiera haber usado para abandonar su fe!
• Parece que Dios ya no nos ama
• Estoy lejos de casa, desubicado, Dios va a entender si no soy fiel.
• Todos los demás están haciéndolo.
• Mira, realmente unas leyes acerca de la comida no son muy importantes
• Dios me perdonará. Él entiende que me siento solo.
• No, pues, mis padres no van a saber.
• Hay que adaptarse a la cultura…hay que identificarse con los Babilonios

Pero su confianza en Dios, su valor e integridad personal lo sostuvo y le aseguró una posición en el palacio del rey, y un lugar de prominencia a través del paso de dos poderes mundiales y cuatro reyes.
“…Y no fueron hallados entre todos ellos otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey. En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino. Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro.”

Jóvenes, es exactamente lo mismo con nuestras vidas. Somos ciudadanos de otro país, ¿no es cierto? Somos ciudadanos del cielo. Hablamos un idioma diferente. Tenemos una cultura diferente. Tenemos un vocabulario diferente. Tenemos otra mentalidad, otra perspectiva. Somos hijos del cielo, hijos del Rey, hijos de Dios.

Es por eso que se necesita valor, firmeza y convicción para atreverse a ser diferentes, en medio de este mundo lleno de maldad y pecado. Eso es lo que Dios quiere de nosotros; no que pasemos inadvertidos, o que nos hagamos confundir con ellos, sino que seamos ejemplo y ayudemos a esta juventud que se encuentra perdida y sin esperanza, a que encuentren el gozo y la paz verdadera que solo Dios nos puede dar.

¡ATREVETE A SER DIFERENTE!

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.


Noticias Cristianas - Peliculas Cristianas - Reflexiones Cristianas