Definiendo los roles en la relación matrimonial

Definiendo los roles en la relación matrimonial

Título: Definiendo los roles en la relación matrimonial

Base Bíblica: Efesios 5:21-33;  1 Pedro 3:1, 7;

Introducción:

Los matrimonios están en crisis. No todos, pero buena parte de ellos. ¿A qué se debe esta situación? Al desorden que impera y que ha llevado a desconocer y valorar la función de otro. El esposo debe orientar, guiar y amar a su familia, partiendo de su esposa. Ella a su vez, se sujeta al esposo no para ser subyugada y perder toda oportunidad de pensar y decidir, sino para constituirse en ayuda idónea. Es esencial que revisemos los rolles de la pareja y aprendamos –de acuerdo con las Escrituras—el papel que juega la esposa en la relación.

I.  La relación de pareja se fundamenta en reconocer, valorar y respetar la posición de cada uno de los cónyuges

  1. La sujeción mutua forma parte del esquema matrimonial (Efesios 5:21)
  2. Sujeción a Dios
  3. Sujeción entre los cónyuges
  4. La sujeción mutua al interior de la relación de pareja está en el plan de Dios (Efesios 5:22)
  5. Una esposa se sujeta a su marido en reconocimiento del papel que él juega en el hogar (Colosenses 3.18)
  6. La sujeción de la esposa no puede ser interpretada como sometimiento o subyugación
  7. La sujeción de la esposa es una forma de testimoniar que se trata de una mujer cristiana (1 Pedro 3:1)
  8. Es reconocer el orden establecido para la familia
  9. Es una forma de testimoniar de Cristo al esposo

II. La relación de pareja se afianza con el compromiso del esposo de brindar cuidado a su cónyuge e hijos

  1. El que la esposa acepte sujetarse a su marido debe ser apreciado desde una perspectiva cristiana y no machista (Efesios 5.23)
  2. El apóstol Pablo ilustra la relación de pareja con la relación de Cristo y su iglesia (Efesios 5:24)
  3. El esposo es cabeza en el hogar y debe tener especial cuidado de su cónyuge y de los hijos
  4. Las Escrituras establecen un imperativo para los esposos: Amar a su cónyuge (Efesios 5:25-27)

            a. El amor del esposo hacia su cónyuge se expresa con comprensión y apoyo, sin asperezas (Colosenses 3.19)

  1. El buen trato que le da el esposo a su cónyuge testimonia de su vida cristiana
  2. El esposo debe amar, cuidar, proteger y tratar con especial cuidado a su cónyuge (1 Pedro 3.7)
  3. Tratar a la esposa con sabiduría
  4. Darle a la esposa el honor y lugar que le corresponde

III. En la relación de pareja el esposo y la esposa se convierten en una “sola carne”

  1. Amar  a la esposa es fundamental. Si expresamos un sentimiento destructivo hacia ella es tanto como atentar contra nuestro propio cuerpo (Efesios 5.28)

“El que ama a su esposa, a sí mismo se ama”

  1. Así como cuidamos nuestro cuerpo, y el Señor Jesús cuidad de su esposa, la Iglesia, debemos cuidar de nuestro cónyuge (Efesios 5:29)
  2. ¿Cómo tratamos a la esposa?
  3. ¿Hemos cometido errores?¿Hemos dispuesto nuestro corazón para corregirlos?
  4. No podemos perder de vista el hecho de que junto con nuestra esposa somos “una sola carne” (Efesios 5:31-33)
  5. Incluso en la relación de pareja hoy, sentamos las bases para brillar en la eternidad

Conclusión:

Permítanme citar al autor norteamericano John Piper cuando escribe: “El significado de matrimonio es la representación fiel del pacto entre Cristo y su pueblo. Este amor fiel al pacto alcanzo su punto culminante en la muerte de Cristo por la Iglesia, su esposa.”(John Piper. “El pacto matrimonial”. 2013. EE.UU. Pg. 7). No se concibe un matrimonio donde haya atropellos hacia la esposa. Son vasos frágiles, apreciados por Dios y de acuerdo con las Escrituras, debemos valorarlas. Las actitudes machistas no son actitudes propias de un discípulo del Señor Jesús. Es tiempo de identificar en qué estamos fallando y disponernos a aplicar correctivos.

Léanos en http://www.mensajerodelapalabra.com y http://www.guerraespiritual.org

Facebook comentarios:

Tags: FAMILIA, MUJER