Publicado El: Mar, ago 9th, 2011

Deje de afanarse

Proverbios 3:1-2

“Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traerán prosperidad”.

Creo que casi todas las personas buscamos lo mismo, todos de una u otra manera esperamos que nos vaya bien en lo económico, que nos alcance para que podamos proveer a nuestras familias de lo esencial, mas algunos lujitos y gustos, todos esperamos tener salud y no se porque (tal vez porque es mas cómodo) buscamos pasar una vida sin dificultades, pero pocos hacemos algo al respecto.

Las personas suelen ser esforzadas en muchas cosas, en el trabajo hay quienes lo hacen con gusto pero terminan afanándose y pasan largas horas en ese lugar, como si por pasar mas tiempo les asegurara que ganaran mas dinero o bien hay quienes viven a dieta, siendo que no lo necesitan o que podrían pasar momentos mas agradables sin estar todo el tiempo limitándose y haciendo alarde de ello, hay quienes hacen lo bueno a los ojos de los demás y dicen hacer lo bueno delante de Dios (aun cuando una y otra cosa no tenga relación) y pasan largos periodos de tiempo tratando de llenar expectativas de otros y pierden su tiempo en vez de disfrutar lo que hacen.

Pero en realidad muy pocas personas pasan su tiempo metidos en la palabra de Dios y en el ejercicio de lo que en ella esta escrito, aun menos personas pasan tiempo en intimidad con Dios, ya que la mayoría de las personas cree que pedir por ellas mismas y sus propias necesidades los acercan a Dios y que con eso basta para decir que son agradables delante de El.

La realidad es que nuestra relación con Dios y el cumplimiento de los anhelos de nuestros deseos esta directamente relacionada, solo que tenemos que hacerlo de manera conciente es decir tenemos que presentar nuestro culto racional a Dios para que ahora si El se agrade de nosotros y podamos por medio de ello recibir lo que anhelamos y aun mayores cosas.

La cita de hoy nos habla de eso, Dios anhela que meditemos en su palabra y que lo que en ella esta escrito lo llevemos a cabo, y tendremos el resultado que todos anhelan abundancia de las cosas que vienen de su mano, dinero, salud, paz (tal vez no tranquilidad pero si paz), y una vida prolongada, con esto me refiero a ser resguardados por la mano de Dios y no solo para que no enfermemos, sino que aun en situaciones difíciles que pudieran amenazar nuestra integridad, seremos objeto de constantes milagros y veremos la mano de Dios en todo lo que hagamos.

Lo interesante es que estos beneficios no son una “recompensa” por ser “buenos” sino porque seremos objeto de la fidelidad de Dios que promete al que le ama y le busca estas y mas cosas, pero no puede cumplirlas a quien no las conoce, ya que no tiene como reclamarlas, es cierto que la ley y los beneficios de Dios aplican para todos los que las cumplen aun en desconocimiento, pero su efecto no tendrá la misma dimensión y duración ya que no entienden de quien vienen y el efecto que pudieran tener en sus vidas.

Mi invitación de hoy es a que reflexione acerca de su vida, piense en las cosas por las que aun esta luchando y por las que se ha tenido que afanar para conseguirlas y luego piense en cuantas cosas agradables ante los ojos de Dios ha tenido que hacer (entre ellas buscarle en su palabra) por causa de estar ocupado y afanado y como tal vez no ha podido disfrutar del todo de los frutos de su esfuerzo y su afán, ya que una vez que logro lo que buscaba, ahora esta esforzándose por el siguiente anhelo, le exhorto a que se detenga, busque su biblia y se ponga a meditar acerca de lo que en ella dice y lo ponga por obra, vera que aun lo que anhela se vera pequeño ante los beneficios del cumplimiento de la palabra de Dios.

Por René Giesemann/ Colaborador de Christian Post

 

René Giesemann es un hombre apasionado por Cristo, que cree firmemente en que la comunicación íntima con Dios está al alcance de cualquiera que este dispuesto a abrirle su corazón, René trabaja como consultor en Comercio Electrónico y empresario en el territorio de Centro America y el sur de México, sirve en el ministerio de alabanza de su iglesia, es predicador invitado a las diferentes iglesias a donde es invitado y a donde viaja, para más información acerca de René y su ministerio visite http://www.facebook.com/l/843c4LTfeV5iiBWfOqbmcoENhRA;www.devocional-diario.com

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.