Dones y talentos al servicio de Dios

Dones y talentos al servicio de Dios

Titulo: Dones y talentos al servicio de Dios

Base Bíblica: Mateo 25:14-30

Introducción:

Una de las concepciones más comunes de lo que significa éxito, la describe la siguiente frase de uno de los hombres más cercanos a John Maxwell.

Charles Watzel: “Éxito es encontrar una carrera que disfrutes, en la que puedas progresar y abrirte camino hasta llegar a la cumbre de la empresa”.

No obstante, no comparto esta definición porque como podrá apreciar, toda la lucha de la vida se circunscribe a ascender en la escala jerárquica de una empresa, y tras llegar a la cumbre, se descubre que somos avanzados en edad y no vale la pena seguir luchando. Me identifico, no obstante con las siguientes dos definiciones.

With Hobbs (columnista norteamericano) “El éxito es despertar por la mañana, quien quiera que seas, joven o viejo, y saltar de la cama porque hay algo que te gusdta hacer, en lo que crees, para lo que eres bueno. Algo que es más grande que tú y que difícilmente puedes dilatar o esperar que otro lo haga”.

Henry Ford: “Todo el secreto de una vida exitosa es descubrir qué estamos destinados a hacer, y luego hacerlo”.

I.- LA PLENA REALIZACION DE NUESTROS DONES Y TALENTOS PARTE DE UNA DECISION.

1.- La decisión de avanzar a la plena realización de nuestros dones y talentos, sólo la toma cada quien. Nadie decide por nosotros.

a.- Decidimos si avanzamos o nos estancamos.

b.- Nadie toma esa decisión por nosotros, ni debe presionarnos.

2.- La decisión debe ir acompañada de una evaluación honesta para determinar dónde nos encontramos y hacia dónde vamos, o queremos llegar.

3.- Los dones y talentos nos habilitan para alcanzar grandes metas.

a.- No avanzamos porque caemos en la resignación.

b.- No avanzamos porque no queremos pagar el precio.

          Ejemplo: Quien planea viajar en vacaciones, escoge el sitio, planifica y ahorra.

4.- Con la determinación estamos pagando la cuota inicial en la meta de alcanzar la plena realización de nuestros dones y talentos, y de conquistar granes metas (Salmo 37:5).

          a.- Es imperativo identificar nuestras metas y avanzar hacia ellas; de lo        contrario corremos el peligro de “viajar a ninguna parte”.

          b.- Si sabemos a dónde queremos ir, podremos desarrollar plenamente nuestros      dones y talentos.

II.- LA DETERMINACION Y LA PLANIFICACION NOS ABREN PASO A LA PLENA REALIZACIÓN DE NUESTROS DONES Y TALENTOS (Lucas 12:32-34).

1.- Los sueños deben conducirnos a metas en las que juegan papel importante nuestros dones y talentos.

a.- El sueño es una visión interior profunda, que habla a nuestra alma (mente).

b.- El sueño está inseparablemente unido al propósito para el que Dios nos creó.

c.- El sueño requiere de nuestros dones y talentos.

d.- Para avanzar hacia nuestra meta, necesitamos aplicar el principio de la renuncia (Mateo 13:44-46).

2.- El sueño convertido en meta, requiere de cinco pasos dinámicos:

a.- Un sueño nos da la dirección hacia la que debemos avanzar (Salmo 37:3,4)

b.- Un sueño potencializa nuestros dones y talentos.

c.- Un sueño define nuestras verdaderas prioridades.

d.- Un sueño le da sentido y propósito a nuestra vida.

e.- Un sueño determina en qué invertimos nuestros esfuerzos.

III.- RENDIREMOS CUENTAS DELANTE DE DIOS POR LA FORMA COMO INVERTIMOS NUESTROS DONES Y TALENTOS (MATEO 25:14-30).

1.- Logros con los dones y talentos:

          a.- Dones: Nos llevan al crecimiento espiritual.

          b.- Talentos: Nos llevan al crecimiento personal.

2.- Dios da talentos conforme a la capacidad de cada uno. Eso no significa que luego no nos vaya a dar más. Depende de nuestra fidelidad (Mateo 25:14, 15, 29).

3.- Estamos llamados a desarrollar y potencializar nuestros dones y talentos (Mateo 25:16, 17).

a.- La mayor desgracia del ser humano es caer en el temor, la pereza o la resignación (v.18).

b.- ¿Cómo estamos utilizando nuestros talentos (v. 19)

4.- Dios retribuirá en el presente y en la eternidad nuestros esfuerzos (vv.20-28).

5.- Hoy es el día para decidirnos a dar frutos con la plena realización de nuestros dones y talentos (Lucas 13:6-9).

Conclusión:

Los cristianos entramos a definir el éxito, no bajo los parámetros que el mundo, sino con una concepción clara: es la plena realización de nuestros dones y talentos, aquellos que nos dio Dios para que desarrollos las metas que nos tracemos en la vida, conforme a Su divina voluntad. Nada nos debe detener en esa carrera hacia la victoria.

© Fernando Alexis Jiménez  

Léanos en www.mensajerodelapalabra.com y www.guerraespiritual.org

Facebook comentarios: