Publicado El: Jue, abr 21st, 2005

EL EJÉRCITO DE ORADORES DE DIOS

Cuando las escrituras se refieren a las huestes celestiales, algunas veces pensamos en estas como un “Coro de Ángeles o Grupo de Ángeles”. Pero la palabra huestes en la Biblia quiere decir “armada o ejercito”, Lucas 2:13. “13Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían.” Percibamos este ejército como un ejército de adoradores, además nadie puede hacer guerra sino ha sido antes un adorador.

El tema centra de la tribulación es: Adorar

No necesitamos ahondar muy profundamente en Apocalipsis para descubrir que tanto Dios como el diablo están buscando adoradores, miremos Apocalipsis 14:7. “7diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” También, miremos Apocalipsis 7:11.” 11Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios” miremos Apocalipsis 13:4. “4y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” y por último miremos Apocalipsis 14:11. “11y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.” Cada momento la línea es trazada entre los que adoran la bestia y su imagen y los que adoran a Dios.

Démonos cuenta antes de cualquier cosa que en la última gran batalla antes de que El Señor regrese, los hombres serán medidos por la balanza de la adoración, se medirá en medio de las batallas y guerras, a quien nos inclinamos si a Dios o satanás. Mientras esta guerra debe culminar en el establecimiento del reino de Dios en la tierra, Apocalipsis 11:15.” 15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.”, nosotros nos debemos dar cuenta que la esencia de esta batalla es el tema central en nuestra guerra espiritual de hoy. ¿Estamos adorando fielmente a Dios durante los ataques satánicos y la tentación? La verdadera adoración debe emerger en el contexto de nuestra diaria vida, por que ningún hombre puede adorar en medio de las batallas del mañana si se la pasa quejándose en los problemitas del día a día.

Usted se acordara que el llamado del Señor a los Israelitas era un llamado de adoración y servicio ante El en el desierto, veamos Éxodo 5:3. “3Y ellos dijeron: El Dios de los hebreos nos ha encontrado; iremos, pues, ahora, camino de tres días por el desierto, y ofreceremos sacrificios a Jehová nuestro Dios, para que no venga sobre nosotros con peste o con espada.”, y Éxodo 7:16. “16y dile: Jehová el Dios de los hebreos me ha enviado a ti, diciendo: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva en el desierto; y he aquí que hasta ahora no has querido oír.” Sin embargo, cuando Moisés hablo por primera ves lo concerniente al amor de Dios, podemos leer que los Hebreos, en Éxodo 4:3. “31Y el pueblo creyó; y oyendo que Jehová había visitado a los hijos de Israel, y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron.”, se inclinaron y adoraron, pero cuando los problemas y las presiones vinieron, los hebreos cayeron rápidamente en murmuración, queja y rebelión. Su adoración era superficial, de una manera que no tenía el corazón de la adoración.

Esta manera de adoración superficial prevalece en muchos cristianos en el día de hoy. Si recibimos un mensaje de Dios de cómo El cuida su iglesia, nosotros nos inclinamos y lo adoramos, pero a medida que las presiones del trabajo y del día incrementan, o las tentaciones vienen, muy rápido nos revelamos contra Dios y rechazamos sus principios. El enemigo tiene fácil acceso al alma que no esta protegida por una verdadera adoración. El propósito de Dios en el desierto con el pueblo de Israel, era el de perfeccionar la verdadera adoración, que esta basada sobre la realidad de lo que es Dios y no sobre las circunstancias. El Señor sabe que el corazón que lo adorara en el desierto de la aflicción, lo continuará adorando en la tierra prometida.

Sin la adoración verdadera de Dios, no habrá victoria en la guerra espiritual. Cuando sangremos por las heridas de los asaltos satánicos o las circunstancias difíciles es la verdadera medida de nuestra adoración. Lo mismo es cuando, lo que sale de nuestro corazón cuando estamos bajo presión, pero esta escondido en los tiempos de tranquilidad. Si eres un verdadero adorador, tu espíritu sacará adoración a Dios no importa que batalla estés peleando. En guerra espiritual, la adoración es una pared alrededor del alma.

Protegiendo el corazón por medio de la adoración

Muchos de nosotros entendemos las dinámicas del alma humana. Hemos sido enseñados que el alma es la combinación de las emociones, voluntad y mente. Generalmente hablando, cuando el enemigo viene en contra de la Iglesia, el enemigo apunta ha alguna de estas tres áreas. Debemos tener claro que la protección de estas tres áreas es de vital importancia en la guerra en contra de satanás.

Para tener más claro la naturaleza de esta batalla, añadámosle algo más a la definición de alma. Generalmente hablando, la esencia de lo que somos esta hecha de los eventos y como respondemos a estos. Lo que somos hoy es la suma de lo que nos hemos encontrado por la vida y nuestra reacción consecuente a esto. Los abusos y aflicciones nos martillan por un lado, el aliento y las gracias nos inflan por el otro, pero nuestras reacciones a cada uno de estos eventos, así estos hayan sido positivos o negativos, son derramados dentro de la creatividad de la individualidad, donde estos son mezclados dentro de lo que llega a ser nuestro carácter.

Lo que llamamos memoria es actualmente nuestro espíritu mirando de pasada sobre nuestra alma. Con pocas excepciones, estos eventos que recordamos con más frecuencia son los que nos han moldeado más nuestro carácter. Es claro, que la razón por la cual nuestras mentes naturales no pueden olvidar ciertos eventos es por que estos eventos han llegado a ser parte de nuestra naturaleza.

Nosotros somos lo que el pasado ha hecho con nosotros. Pero estamos llamados a no mirar hacia atrás y olvidar lo que ha sido dejado. Lucas 9:62. “62Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” En filipenses 3:13.”. 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante.” Miremos también, Hebreos 11:15.” 15pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.” Con Dios esto no es imposible, aunque sabemos que lo que ya paso, ya paso y esto es irreversible, nuestras reacciones a estos eventos del pasado pueden aún ser cambiados. En otras palabras, aunque nosotros no podemos cambiar el pasado, nosotros si podemos poner nuestro pasado en el altar como acto de adoración y El Señor nos ayudará a restaurar nuestra alma.

Todos los que estamos en el mundo recibimos de ambas partes de lo bueno y lo malo, pero para que la vida sea buena, Dios que es la esencia de la vida, debe buscar dentro de nuestras experiencias y redimirnos de las reacciones negativas. El canal por medio del cual El Señor se extiende hacia nosotros, aún ha nuestro pasado, es el amor y adoración a El.

Romanos 8:28.” 28Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” La llave para que este versículo se lleve a cabo, es que nosotros nos volvamos amantes de Dios en nuestro espíritu. Cuando nosotros hemos recibido para amarlo a El, todo lo que hemos pasado por la vida es lavado en ese amor y por lo que hemos pasado es redimido y llega a ser bueno dentro de nosotros.

Por lo tanto, es esencial para los dos, la salvación de nuestra alma y para nuestra protección en guerra espiritual que seamos adoradores. Por que el barco que nos lleva seguros por medio de la adversidad es la adoración.

El Salmo 84 expresa en alabanza a Dios los maravillosos efectos de la adoración sobre el alma, mirémoslo, versículos 5 y 6 “5Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, En cuyo corazón están tus caminos. 6 Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques.” Si estas siempre dando gracias El Señor transformara los asaltos negativos del enemigo en aguas dulces que te refrescaran, versículo 4, “4 Bienaventurados los que habitan en tu casa; Perpetuamente te alabarán……… versículo 6 6 Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques” no importa que valle de lagrimas pasemos este se volverá en un valle cubierto de bendiciones. Nadie puede entrar en guerra espiritual , tampoco puede pasar por el desierto, sin que antes sea un adorador de Dios.

ADORACIÓN: El propósito de la creación.

Nosotros fuimos creados para el placer de Dios. No fuimos creados para vivir nuestras vidas sino para vivirlas para El. Mientras El Señor desea que nos gocemos con los dones y su gente, el desea que sepamos que fuimos creados primero para su placer. En estos momentos de la era cristiana, El Señor tendrá personas que únicamente su propósito de vida será placerlo a El. En estos, El Señor encuentra su recompensa por haber creado al hombre. Estos son sus adoradores. Estos están en la tierra solo para placer a Dios, y cuando El es complacido, estos son complacidos. AAAAAmén. El Señor a veces lleva estos a tener más dolor y conflictos que otros hombres. Estos hacia fuera parecen “…………..por herido de Dios y abatido” (Isaías 53.4). Aun para Dios estos son sus queridos. Cuando estos son espichados como un pétalo de rosa, expelen una adoración, que su fragancia rara y exquisita hace llorar a los ángeles y estar callados rendidos a la adoración a Dios. Este es el propósito de la creación de Dios.

Uno pensaría que Dios los protegería, pero pareciera que El Señor se complaciera en el proceso por que en la mitad de este, la fidelidad de estos crece pura y perfecta y en el momento de persecución su amor y adoración llega ha ser consumidora.

Pero Dios encuentra placer en todos nosotros y a medida que el final de los días se aproxima y la guerra espiritual incrementa aquellos que han sido creados para la sola adoración de Dios saldrán adelante con el poder y la Gloria del Señor Jesús. Miremos como el pueblo de Israel con acción de gracias en su boca ejecutaban sobre sus enemigos el juicio escrito en el Salmo 149.” Cantad a Jehová cántico nuevo; Su alabanza sea en la congregación de los santos. 2 Alégrese Israel en su Hacedor; Los hijos de Sion se gocen en su Rey. 3 Alaben su nombre con danza; Con pandero y arpa a él canten. 4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación. 5 Regocíjense los santos por su gloria, Y canten aun sobre sus camas. 6 Exalten a Dios con sus gargantas, Y espadas de dos filos en sus manos, 7Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos; 8 Para aprisionar a sus reyes con grillos, Y a sus nobles con cadenas de hierro; 9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado; Gloria será esto para todos sus santos. Aleluya.” Haremos lo mismo en contra de satanás y sus huestes liderando como generales en el Ejército de Adoradores del Señor Jesús.

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.