Publicado El: Mie, abr 25th, 2007

El poder de la integridad

Por Cah Luna. Génesis 20:1-7. “De allí partió Abraham a la tierra del Neguev, y acampó entre Cades y Shur, y habitó como forastero en Gerar. Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó a Sara. Pero Dios vino a Abimelec en sueños de noche, y le dijo: He aquí, muerto eres, a causa de la mujer que has tomado, la cual es casada con marido.

Mas Abimelec no se había llegado a ella, y dijo: Señor, ¿matarás también al inocente? ¿No me dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi hermano? Con sencillez de mi corazón y con limpieza de mis manos he hecho esto. Y le dijo Dios en sueños: Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra mí, y así no te permití que la tocases. Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los tuyos.”

La integridad es más poderosa de lo que crees. La sociedad hoy en día cree que el poder está en el orgullo, pero no es así; está en la humildad. La Biblia relaciona humildad con riqueza. La recompensa de la humildad es la riqueza porque a la vedad solo el humilde la pude soportar. En Cristo Jesús, y en la Palabra lo que te otorga poder y autoridad divina es la humildad, no el orgullo.

Hoy el poder es manejado muchas veces por personas que no tienen integridad; hacen negocios ilícitos, malversación de fondos, y estafas. Estas personas creen tener poder por eso, inclusive hay gente que los admiran. Hoy en día alguien no puede prosperar un poco porque creen que lo hizo ilegalmente. Hoy se vive por el dicho: “detrás de una gran fortuna siempre ha habido una gran estafa, mentira o robo.” La Biblia no nos enseña esto, nos enseña lo opuesto, por eso yo me voy a dedicar a enseñarles a como estar bien y tener lo bueno haciendo lo correcto con integridad y honestidad 

En esta escritura leemos de un hombre que creyó que Sara era la hermana de Abraham. Dios sabía por qué Abimelec lo había hecho, pero Dios lo estaba probando; estaba probando su integridad. Abimelec fácilmente pudo haberle echado la culpa a Abraham, pero no lo hizo por la integridad que tenia. A veces queremos hacer valer nuestra integridad violando la de otros.

Génesis 20:8-18

“Entonces Abimelec se levantó de mañana y llamó a todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron los hombres en gran manera. Después llamó Abimelec a Abraham, y le dijo: ¿Qué nos has hecho? ¿En qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? Lo que no debiste hacer has hecho conmigo. Dijo también Abimelec a Abraham: ¿Qué pensabas, para que hicieses esto? Y Abraham respondió: Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar, y me matarán por causa de mi mujer. Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, más no hija de mi madre, y la tomé por mujer. Y cuando Dios me hizo salir errante de la casa de mi padre, yo le dije: Esta es la merced que tú harás conmigo, que en todos los lugares adonde lleguemos, digas de mí: Mi hermano es. Entonces Abimelec tomó ovejas y vacas, y siervos y siervas, y se los dio a Abraham, y le devolvió a Sara su mujer. Y dijo Abimelec: He aquí mí tierra está delante de ti; habita donde bien te parezca. Y a Sara dijo: He aquí he dado mil monedas de plata a tu hermano; mira que él te es como un velo para los ojos de todos los que están contigo, y para con todos; así fue vindicada. Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos. Porque Jehová había cerrado completamente toda matriz de la casa de Abimelec, a causa de Sara mujer de Abraham.”

 

Un enemigo de la integridad es el miedo. Abraham tenia que haber sido integro, y haber dicho que Sara era su esposa. El no tenia que dar una verdad a medias. Las verdades a medias hacen que la gente piense lo que quiera. Si la gente tiene el hábito de pensar mal, ¿qué es lo que cree que pensará?

 

Un día Billy Graham estaba en Europa, cruzó la calle tomado de la mano de una Señorita. Alguien le tomó una fotografía, la publicaron, y el titular del artículo decía: “Billy Graham anda de la mano de su amante en Europa.” Cuando lo llamaron para pedirle cuentas, Billy Graham afirmó que si anduvo de la mano con esa señorita por Europa, pero que no era su amante si no que su hija. ¿Cree que la persona que escribió el artículo luego saco uno aclarando la situación? Nunca lo van a hacer. ¿Cuántas veces has difamado a personas y luego te das cuenta que no era como pensabas? ¿Haz aceptado tu error? Abraham tuvo miedo de la consecuencia de ser íntegro, sin embargo Abimelec responde con integridad.

Lo que aquí leemos que Abimelec hizo fue lo que tuvo que haber hecho Abraham. La palabra dice que no se presentará nadie delante del rey sin presentes, aún así Abraham lo hizo. Cuando el llego con Abimelec le debió haber llevado presentes y que escogiera lo que deseara, menos a su mujer, pero Abraham no lo hizo, inclusive dejó que tomaran a su mujer. ¿Estaba Abraham defendiendo la integridad de su esposa o tratando de salvar su vida?

Hoy en día hace falta la integridad. En esta vida, si vas a ser íntegro haz lo correcto y no midas las consecuencias de hacerlo. Por ejemplo, si la única manera de mantener tu empresa es a través de sobornos, ciérrela, y no comprometas tu carácter. Te garantizo que Dios te va a respaldar por tu integridad. Las riquezas y la prosperidad no se miden por la cantidad de cosas que tengas, sino por la manera en la que las lograste hacer. En la congregación tengo a una persona que vende cosas que no se pueden facturar, por ejemplo dulce al por menor. ¿Sabe qué hace el para ser íntegro en su negocio? Hace sus cuentas de lo que vendió al mes, luego hace una factura especial por eso, y luego paga sus impuestos al fisco basado en eso. Un día me lo encontré en la calle y me contó que ya iba camino a hacer el último pago de la hipoteca de su casa.

Dios otorga autoridad e influencia a las personas que mantienen su integridad. Job es un ejemplo de esto. Dios le dijo a Satanás que a pesar de todo lo que sufrió, Job mantuvo su integridad. Job pasó la prueba. Hay muchas personas que pierden haciendo lo correcto. La ganancia de tu vida esta en tu carácter, en conservar tu integridad, no por lo material que puedas ganar.

Proverbios 3:3-4
“Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.”

Debes de tener una buena opinión delante de Dios y luego delante de los hombres. La opinión delante de Dios es la que cuenta.

Salmo 101:2
“Entenderé el camino de la perfección cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.”

En tu casa, en medio de la misma, debes de caminar en la integridad de tu corazón. ¿Cuánta integridad hay en tu casa? ¿Hay integridad entre padres e hijos? ¿Hay integridad entre conyugues? ¿Hay integridad sexual? Hay matrimonios en los que no se dan nada hasta que el otro no ceda en lo que le se le está pidiendo, y manipulan la autoridad, los sentimientos, y la confianza a través de la cama. Esto es prostituir a tu pareja. Empiezan a usar lo más sagrado que Dios dejó para expresar el amor en un matrimonio, como el arma más poderosa para manipular a su pareja. Esto es falta de integridad matrimonial. Si no caminamos íntegramente en nuestra casa, ¿en dónde más podremos caminar íntegramente? ¿Cuál es la integridad que manejamos? No le puedo gritar a mi mujer todo el día y luego pedirle que se acueste conmigo en la noche. ¿Cuánta integridad llevamos en nuestro corazón?

Un día busqué en el diccionario qué quiere decir la palabra integridad, y este decía: cualidad del íntegro. Entonces busqué que era el significado de la palabra íntegro, y decía: aquella persona o cosa que no le falta parte alguna. Por ejemplo, si tú compras una vajilla y le falta un plato quiere decir que no está íntegra. Otro ejemplo sería la virginidad, si la pierdes antes del matrimonio perdiste tu integridad física. El momento sexual que yo más recuerdo en mi vida matrimonial, es el día es que Sonia y yo nos casamos. Nos fuimos a la luna de miel, llegamos al hotel, y desnudos nos hincamos, nos tomamos de las manos, y antes de tener nuestra primera relación sexual oramos y le dimos gracias a Dios por habernos permitido llegar hasta allí, y también le pedimos que bendijera nuestras relaciones de allí adelante. Esto se llama integridad sexual. Quienes actúan de esa manera, ténganlo por seguro que será Dios mismo el que les ponga las sábanas encima, cierre la puerta, y cuide que nadie los interrumpa. Pero, si por alguna razón tú perdiste tu virginidad antes de llegar al matrimonio, te recuerdo que Jesús perdona y aún te da la gracia de que encuentres a tu pareja, y que esta te amé, te quiera, y te respete no importando el error que cometiste en el pasado.

Proverbios 10:9
“El que camina en integridad anda confiado; Mas el que pervierte sus caminos será quebrantado.”

La integridad genera confianza. La confianza genera influencia. La influencia es liderazgo. Todo el que anhela ser un líder, no le puede faltar la integridad. Ser una persona integra no es que no cometas faltas, si no que las aceptes. Es que al final del día puedas reconocer tu falta ante el Señor. Integridad no es perfección de carácter o de vida, si no que es la honestidad con la que debes de proceder todo el tiempo. ¿Sabes por qué ocultas tus errores? Por temor a que te juzguen, manipulen tu corazón, y así puedas perder el poder de corregir tu camino. Pero, si eres íntegro no habrá lugar para que te juzguen.

Un ejemplo es lo que las personas de Tylenol hicieron. Un día en su laboratorio envenenaron unas patillas y murieron varias personas. Cuando esto sucedió, le enviaron una carta a todos los gerentes de la compañía recordándoles la promesa que habían hecho cuando fueron contratados. Esta promesa era de mantenerse íntegros todo el tiempo no importando las circunstancias. En esta carta también les preguntaban si estaban dispuestos a cumplir esa promesa. Todos estuvieron de acuerdo, y decidieron retirar 100 millones de dólares en pastillas del mercado. Cuando hicieron esto, les preguntaron por qué les fue tan fácil tomar la decisión, y ellos contestaron que fue por su integridad.

Si eres íntegro, cuidado mides las consecuencias de ello, porque puedes dejar de serlo. Si por ser íntegro vas a perder tu trabajo ten la confianza que Dios te puede levantar como empresario. Si por ser íntegro pierdes amigos, ten por seguro que Dios te va a dar mejores amigos. Si pierdes al novio o novia con la que te ibas a casar por causa de tu integridad, ten por seguro que Dios te dará pareja perfecta. La integridad se nota en las decisiones que nosotros tomamos.

Cuando quieras saber qué hacer, consulta a la integridad. Es tu mejor amiga. Sé íntegro aunque puedas perder algo. Me encontré esta nota en el libro Seamos Personas de Influencia de John Maxwell: Si hace el bien las personas lo acusarán de motivaciones egoístas, hágalo de todos modos. Si tiene éxito ganará amistades falsas y verdaderos enemigos, téngalos de todas maneras. Es posible que mañana olviden el bien que hace hoy, hágalo igual. La honestidad y la franqueza lo hacen vulnerable, sea honesto y franco de todos modos. El hombre más grande con ideas gigantes puede ser derribado por el hombre más pequeño con una mente enana, piense en grande de todas maneras. La gente favorece a los de abajo, pero solo sigue a los de arriba, de todas formas pelee por los de abajo. Lo que se pasó construyendo durante años podría destruirse de un momento a otro, construya de todas maneras. En verdad las personas necesitan ayuda, pero podrían atacarlo si lo hace, ayúdelas de todos modos. Déle lo mejor que tenga al mundo y lo despreciarán, déselo igualmente. Cuando lo mejor es posible lo bueno no es suficiente.

Todos podemos ser íntegros porque tenemos a Jesús dentro. Si tú tienes a Jesús dentro sé íntegro porque eso es dejar fluir a Jesús en la vida de uno. Toma la decisión de ser íntegro, que no te falte parte alguna. Es mejor lo poco del íntegro que lo mucho del impío. Tu riqueza no se va a medir por la cantidad que tengas, sino por la manera en que la hiciste. 

 

 

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.