El Secreto de Jehová

Texto: Jeremías 23: 18
“Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y vio, y oyó su
palabra? ¿Quién estuvo atento a su palabra, y la oyó?”
Introducción: Cuántas veces en medio de tus problemas no supiste como actuar. Buscaste ayuda en amigos, psicólogos, pastores,etc. para recibir un
consejo.  En esta oportunidad quiero darte una palabra de Dios. Cuando estés en apuros entra en la presencia del Señor en oración. Búscale en ese
secreto de todo tu corazón y él te hablará. Te dará la palabra
precisa.



Dios es el mejor consejero. Dios es el que sabe todo. Tú te
puedes sentir en un callejón sin salida, pero quiero decirte que Dios
tiene la salida. Tan sólo una palabra de sabiduría será de parte de
Dios será el comienzo de la salida a tu dificultad. No importa cuan
grave esta parezca ser, Dios tiene la respuesta.

Veamos algunos ejemplos en la Biblia:

Isaac
En Génesis 26: 1-4. vemos a un Isaac afligido por la graves crisis
económica que estaba pasando él y toda su familia. Había hambre en la
tierra. Y vemos que él toma sus maletas y a toda su familia y sale
rumbo a Egipto. Pero Dios que es bueno y lleno de misericordia, se
interpuso en su camino estando él ya por cruzar la frontera. Y Dios
le da una Palabra: “Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas=

a Egipto; habita en la tierra que yo te diré. Habita como forastero
en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré; porque a ti y a tu
descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que
hice a Abraham tu padre. Multiplicaré tu descendencia como las
estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y
todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente.”

Yo me imagino que en ese momento Isaac recibe una palabra que menos
esperaba. Pero Dios, es conocedor de todas las cosas. Isaac obedece a
Dios y no muchos días después él comienza a redescubrir los pozos de
agua enterrados de su padre y aún otros más. Y éstos pozos
representan para él no sólo su sustento sino también su prosperidad,
porque luego vemos que él abastecía de agua a los pueblos y ciudades
de su alrededor. No cabe duda que si él continuaba su camino a
Egipto, no hubiera sido jamás el empresario de éxito conforme a los
planes de Dios para su vida.

De la misma manera, amado hermano, Dios tiene una palabra de
sabiduría para ti. El sólo quiere que tú entres a su secreto y él te
hablará, y te dará el consejo, la sabiduría que tú necesitas para
salir de cualquier crisis económica, emocional en que te puedes
encontrar.

David

1 Samuel 30: 8

Ejemplos sobran en las Escrituras donde se ven las respuestas
precisas de Dios a un determinado conflicto. Aquí David consulta al
Señor respecto a perseguir a sus enemigos amalecitas, aún aunque su
deber era el hacerlo, pues los amalecitas habían llevado sus mujeres
y sus niños cautivos, pero David sabía que el secreto de la victoria
no estaba en confiar en sus fuerzas. Así que él decide consultar al
Señor y Dios le responde. Miremos:

“Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos
merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque
ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos”

Amado, cuando hay una palabra rhema de parte de Dios tú tienes ya él
éxito está asegurado. Porque Dios nunca se equivoca. El es superior
en todo a nosotros los moradores de la tierra.

Hoy tú necesitas entrar en el secreto de Dios y buscar la Palabra de
sabiduría para tu vida. ¿Amén?

No hay problema del cual Dios no te pueda librar. Si tú actúas en la
dirección de Su Espíritu y de Su Palabra verás su gloria.

José

En el Nuevo Testamento vemos a José. José tenía un problema. Y era
grande su problema. Su novia María le confesó que estaba embarazada.
Y él sabía que aún nada había pasado entre ellos. Así que él estaba
entre la espada y la pared. No sabía si difamarla por adulterio o
dejarla en secreto. En fin, pensando en esto. Dios viene a él
mientras dormía. Y Dios le revela su voluntad perfecta.

Mateo 1: 18

“Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en
sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu
mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.  Y
dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a
su pueblo de sus pecados”

Aleluya, Dios es un Dios de respuestas. Aquí el Señor le revela a
José su plan perfecto en cuanto a lo que debía hacer con María. Y él
entonces actuó en lo que Dios le mostró, y fue el padre adoptivo de
nuestro Salvador aquí en la tierra. ¡Qué privilegio tan grande, la
que tuvo José!.  Y eso por conocer el plan de Dios.

Amado, tú no debes más estar en incertidumbre, en confusión, en
tinieblas. Dios quiere que tú camines en Su paz, en Su certeza. Dios
te ama, tú eres su hijo. El te dice en este día: “CLAMA A MI, Y YO TE
RESPONDERÉ Y TE ENSEÑARE COSAS GRANDE SY OCULTAS QUE TÚ NO CONOCES”
(JEREMÍAS 33:3.

No permitas que ese diablo inmundo siga tomando ventaja sobre tí. El
diablo no puede conocer lo que Dios va a ser contigo hoy, y lo que
hará mañana. Porque Dios hace “COSAS NUEVAS TODOS LOS DIAS”. Si tú
entras a buscar en el secreto de Jehová tendrás las respuestas para
todo tipo de tribulación. Te profetizo en este día, el Señor te
dice: “Hijo mío, yo te saco del hoyo, y te pongo en un lugar
espacioso y seguro”. El Señor dice: “He conocido tus angustias y
ahora he descendido para librarte. No temas, hijo mío, Yo estoy
contigo”

Conclusión

Amado hermano, Dios tiene la Palabra que tú necesitas. La Biblia dice
que el que entra en el secreto de Jehová, oirá la Palabra y sabrá que
hacer. Y sabemos que no se equivocará, no fracasará, por cuanto la
voluntad de Dios siempre  es perfecta y agradable para los que en el
confían.

Bendiciones

Jorge Arévalo
Pastor
www.centrofamiliar.net


Facebook comentarios:

Write a Comment

Only registered users can comment.