Publicado El: Mar, dic 7th, 2004

INSTRUYE AL NIÑO EN SU CAMINO

Pastor: SAMUEL RODRIGUEZ CARRILLO. Escribio. Proverbios 22:6 / Deuteronomio 11:18-21ª
INTRODUCCION: Dios esta interesado en nuestros hijos, los ama, y ese amor de Dios por ellos lo hace manifiesto al depositar sobre nosotros la grande responsabilidad de educarlos por el sendero del bien, es pues de gran importancia que cada uno de los padres de familia asumamos ese compromiso con Dios y con nuestros hijos de poner el mayor de nuestros esfuerzos por guiarlos por el mejor camino.



Hoy nuestros hermanos (Los padres) vienen para traer ante el Señor a su pequeño(Nombre del niño) y sin temor a equivocarme creo que no lo hacen por cumplir con un acto o rito solamente, si no por que han entendido perfectamente que tienen una gran responsabilidad delante de Dios, y vienen a solicitar su ayuda, la mejor atención a este pequeñito no la proveerá la escuela secular, ni la EBD, ni siquiera sus pastores, la mejor educación para(Nombre del niño) la habrán de dar ustedes en el hogar –citar proverbios 22:6-

A un niño le preguntaron: >

Él contesto >

>, Pregunto su interlocutor.

>, dijo el niño, >

Esto quiere decir que:

El futuro de nuestros hijos esta en nuestras manos.

Se dice que la permanencia del pueblo judío hasta nuestros tiempos, se debe básicamente al énfasis que siempre han mostrado en la educación religiosa de los hijos.

Hay tres ideas básicas que yo quisiera mencionarles:

I.-LA EDUCACION DE NUESTROS HIJOS DEBE COMENZAR POR NOSOTROS.                   “Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos”.                         
A) Formulémonos las siguientes preguntas.
-¿Cómo vivimos nosotros?
-¿Qué tanto escudriñamos la Palabra de Dios?
-¿hemos permitido que la Palabra de Dios se encarne en nosotros?
-¿La palabra de Dios norma nuestra forma de vida?
-¿Nos consideramos verdaderamente un ejemplo para nuestros hijos                               
B) La palabra de Dios debe estar no solo en nuestra mente, si no que debe penetrar nuestro corazón y nuestra alma. “Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma…”                                                                                   
II.-LA EDUCACION DE NUESTROS HIJOS SE DEBE TRASMITIR.                                      “Y las enseñareis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes…” vr 19 y 20

A) No podemos dejarla a un lado, pensar que otros se van a encargar de educarlos es actuar irresponsablemente.
B) Debemos dar la enseñanza verbalmente.
C) También con nuestro estilo de vida.
D) Reuniéndolos en el culto familiar.
E) En todo momento y en todo lugar.
F) Provocando que en nuestros hogares reine la presencia de Dios.
G) Cerrando puertas contra todo lo que atente sobre nuestros hijos.                              
III.-ESFORZARNOS POR EDUCAR A NUESTROS HIJOS POR EL CAMINO DE DIOS, TRAE BENDICION. “Para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra…” vr 21

A) Se añaden días a nuestra vida.
B) No se sufre la tensión o el stress por estar pensando que quizá los hijos estén haciendo lo malo.
C) Hijos bien enseñados atesoran buenos sentimientos hacia sus padres.
D) Existe reciprocidad, cuando los padres envejecemos los hijos están pendientes de nosotros.
E) Hay salvación para todos en el hogar.

CONCLUSION: Dios ama a nuestros hijos y quiere que los eduquemos por el buen sendero, con la enseñanza que les damos verbalmente, pero aún de manera mas especial con nuestro ejemplo, el quiere y puede bendecirnos si nosotros hacemos la parte que nos corresponde, esforcémonos por amor a nuestros hijos.

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.