Publicado El: Vie, oct 8th, 2004

La responsabilidad de la obediencia

El llamado que tenemos como levitas y sacerdotes es a buscar cada día la excelencia para Dios. Esta excelencia no es la meta a alcanzar, si no, el camino que desarrollamos hacia esa meta, visión u objetivo que Dios nos a dado. En esta lección veremos algunas cosas que hacen a la responsabilidad que cada uno de nosotros (músicos o no), tenemos como sacerdotes del Dios altísimo y algunas palabras “clave” nos ayudarán a entender este concepto de OBEDIENCIA.



1. PALABRA CLAVE Nro 1 – OBEDIENCIA
Pasajes: Salmos 100:1 / 98:1 / 96/1

La palabra clave en estos versículos es: CANTAD. Si analizamos esta palabra, es un verbo y está dado en modo imperativo, es decir, UNA ORDEN. Dios nos exige a cantarle. Al igual que muchísimas ordenes en la palabra de Dios el cantar ha sido siempre una herramienta poderosa para destrucción de fortalezas. Ya desde la época de la iglesia primitiva las canciones ocupaban un lugar importante dentro de la liturgia de culto a Dios.


2. HIMNO, OTRA PALABRA
Pasajes: Hechos 16: 25 y 26

Al igual que en el párrafo anterior también aquí aparece algo referido al canto, una nueva palabra clave: HIMNO. Esta palabra ha superado toda barrera de tiempo y a llegado hasta nuestros días. Los hebreos no cantaban himnos, ya que esta era una forma musical que adopta la iglesia en los primeros tiempos. Según el diccionario en la palabra HIMNO nos dice:

” Himno, composición con texto de alabanza a una deidad o que expresa sentimientos de fervor religioso o patriótico. Los himnos más antiguos que se conservan son dos ejemplos de la antigua Grecia dedicados al dios Apolo, descubiertos en Delfos, y que datan del siglo II a.C. Otras civilizaciones de la antigüedad como la Asiria, la China, la Egipcia y la India han dejado do*****entos con algunos himnos aunque no con su música. El canto de himnos dentro del judaísmo y el cristianismo data al menos de la época del Libro bíblico de los Salmos, cuyo nombre en hebreo, Tehillim, significa ‘canciones de alabanza’. Las iglesias cristianas de Oriente en Antioquia y Constantinopla fueron los centros del movimiento de composición de himnos de la iglesia primitiva. La primera colección de textos de himnos cristianos, el Salterio Gnóstico, contiene paráfrasis de los Salmos. El éxito de esta obra llevó a que el monje sirio san Efrem de Edessa escribiera himnos en sirio con el fin de difundir la fe cristiana.”

Seria importante el dato de que los protagonistas de esta historia fueran Pablo y Silas y al hablar de responsabilidades de los levitas estos hermanos son un fiel reflejo de la vida de santidad que un levita y sacerdote debe llevar a pesar de que ellos mismos no eran levitas. Ellos conocían del poder de la alabanza y del cántico y al estar en apuros no hicieron más que poner en práctica el principio de la obediencia. (Santiago 5:13)


3. LA TERCERA PALABRA: APROBADOS
Pasajes: 2 Timoteo 2:15

¿Ante quien debemos presentarnos aprobados?, ¿Es la congregación quien juzgará mi vida y testimonio?, por supuesto que NO. Cada vez que trabajamos para el Señor estamos levantando una ofrenda, un sacrificio vivo (Rom. 12:1). Los Levitas en la antigüedad lo sabían muy bien y para ministrar en la congregación de los hijos de Israel debían estar intachables. El temor a Dios era su principal arma contra toda tentación, ya que sabían perfectamente ante que Dios se paraban a ministrar y lo que les sucedería si no estaban en santidad delante de El.


4. MUY IMPORTANTE: HACERLO BIEN
Pasaje: Salmo 33:3

Este pasaje es muy significativo. Vemos 3 características de cómo debemos hacer las cosas. Veamos:
CANTICO NUEVO
¿Cuantas veces hemos oído esta frase?. Muchos ya sabemos que el cántico nuevo es, entre otras acepciones, un cántico espontáneo, una canción nunca cantada, o simplemente una canción nueva. ¿Pero que sucede cuando por varios meses no incorporamos nuevas canciones a nuestros cancioneros?, en muchas partes de la Biblia nos dice “cantadle Salmos” (1 Cron. 16:9), y resulta que los Salmos estaban todos escritos, entonces cantar un salmo no era nuevo. A lo que me refiero es a que cuando cantes una alabanza al Señor, sea cual sea, hazlo como si fuese nueva para ti hoy. Cántala como si nunca la hubieras escuchado, con esa misma pasión y con ese mismo espíritu. Muchas veces no podemos estar renovando todos los domingos el repertorio y además las canciones ya sabidas hacen que la congregación no tenga que atarse a un papel, transparencia o cualquier forma de distracción. No estoy diciendo que el cántico espontáneo no esté bien, ni que cantar o aprender canciones nuevas sea incorrecto, sino que cuando cantes, viejas o nuevas, canta las canciones con tu espíritu renovado.

HACEDLO BIEN:
Esto hecha por tierra la famosa frase “total, es para Dios”. Nada más alejado de la realidad. Justamente esta parte del versículo nos dice la manera correcta de hacerlo cuando es para Dios. No alcanza con la buena intención. Tiene que estar ¡BIEN HECHO!. Levita, todo lo que emprendas en tu vida debes hacerlo entero. Si Dios te ha llamado a servirle entonces capacítate en el área en que él te ha llamado y por sobre todas las cosas termina lo que empezaste ¡en el nombre de Jesús! (Apoc. 3:15 y 16).

TAÑENDO CON JUBILO
Aquí la palabra tañendo significa tocando, es decir ejecutando un instrumento musical. No hay ningún misterio en esto. Simple y sencillamente significa que todo lo que hagamos, esto es, desde tocar un instrumento, manejar el retroproyector, ser ujier en la entrada, ser cuidador del estacionamiento, o todo lo que en tu grupo de alabanza se haga debes hacerlo CON ALEGRIA. En 2Cor. 9:7 se nos dice que Dios ama al dador alegre, creo que ya hemos aprendido que a veces el “dar” no es simplemente dinero, sino tambien vidas consagradas. La próxima vez que hagas tu trabajo….sonríe.


5. LA QUINTA PALABRA: INTELIGENCIA
Pasaje: Salmo 47:7

Inteligencia significa conocimiento aplicado. Es decir que para hacer lo que hago necesito tener un conocimiento previo para aplicarlo en lo que estoy haciendo. Tiene que haber CONOCIMIENTO Y PRACTICA. Solos no funcionan



6. LA ULTIMA: SER ENTENDIDO
Pasaje: 1 Cron. 15:22

El principal de una familia de Levitas era el músico principal. De allí que proviene ese término al referirse a quien dirigía el coro. ¿Por qué Quenanías era el encargado de dirigir el canto?, Simplemente porque era entendido en ello. Quenanias supo desde siempre cual era su llamado. Toda su vida la dedico a prepararse para ser “entendido en ello”. Es evidente que en el trabajo para el Señor no puede estar cualquiera. Si fuiste llamado por Dios a ser levita DEBES SER ENTENDIDO EN ELLO. Quenanías fue puesto, no se puso solo. Esto significa que cuando estés capacitado en lo que Dios te ha llamado él se encargará de colocarte en el puesto requerido. Los lugares o puestos no se imponen por la fuerza. Deben ser reconocidos y aceptados por el cuerpo de Cristo además de reconocer autoridades.

Estimado hermano o hermana por último dejame decirte lo que Dios me ha dicho a mí con este estudio. Sé obediente, Canta himnos y canciones al Señor aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse. Cuando hagas tu trabajo hazlo como si fuera la primera vez que lo haces. Hazlo bien y con alegria, pon a funcionar tu inteligencia en lo que emprendas y nunca te olvides de ser entendido en lo que Dios te ha llamado. Si no lo eres, comienza hoy mismo a capacitarte en ello.

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.