Publicado El: Mar, sep 7th, 2004

Los Valientes de David

Introducción: 2 Samuel 23:11-12
A la mayoría de los cristianos nos fascina la palabra “guerra”. En especial los cantos y alabanzas que tengan que ver con esta palabra. En sí, esa es la vida del cristiano: una constante lucha. Pero qué hay cuando alardeamos mucho con esta palabra y cuando estamos en medio de la batalla, cedemos y caemos?.

Este es el pasaje de los valientes de david, hombres de guerra, adiestrados para la batalla. Los filisteos estaban en constante batalla y guerra contra Israel. Estos hombres bajo la dirección de David luchaban contra sus enemigos valientemente. Cada uno tiene una caraterística muy especial pero hay uno que refleja la vida del creyente en determinadas situaciones en la que hay que decidir: Sama.

1) El trabajo de Sama

Sama tenía una pequeña heredad, la cual habíaa sembrado lentejas. Yo me imagino el trabajo que había hecho este hombre al sembrar un campo con estas leguminosas, y en tiempo de campaña, es decir en tiempo de guerra, arar la tierra, sembrar la semilla, cuidarla, cultivarla. Es más dificil cultivar que sembrar, siembras una sola vez, pero cultivas muchas veces(busca la diferencia entre sembrar y cultivar y verás a lo que me refiero). Este era Sama preocupado por su familia, por el sustento de ellos. De pronto ocurre lo inesperado: los filisteos atacan. Fíjate bien que el pasaje no dice que atacaban el cultivo cuando la lenteja estaba pequeña. No, atacaban cuando ya casi cosechaban. Inteligentes los filisteos. Si llevamos esto y lo aplicamos a nuestra vida, es lo mismo, Satanás no te ataca cuando comienzas a sembrar, ni cuando cultivas, espera pacientemente a que tu fruto crezca para quemarlo,atacarte y destruir lo que con tanto esfuerzo has sembrado.

2) La cobardía del pueblo.

El pueblo salió corriendo, despavorido, con miedo. No tuvieron el valor para defender lo que era suyo, lo dejaron todo en manos de los filisteos. Hay un dicho mexicano que dice “el valiente vive hasta que el cobarde quiere”. El pueblo se rindió antes de pelear, corrió, huyó. Valoremos nosotros esto y pongámosnos a pensar: ¿en determinado problema corremos?, ¿nos enfrentamos?, ¿le dejamos a Satanás nuestra bendición y corremos aun lugar “seguro”? No seamos como este pueblo , no corramos enfrentémoslo como venga.

3) Sama se paró en el medio del campo y luchó.

No corrió, lo enfrentó, defendió lo que tanto trabajo habia costado.
No se quejó, actuó, su decisión fue rápida y acertada.
Se paró enmedio del campo y peleó. ¿Nunca te has puesto ha pensar cuántos filisteos atacaron en esa ocasión? No sé. ¿100?, ¿1000? Tal vez más, tal vez menos. No importa cuántos. Lo que importa es que no salió corriendo como los demás, lo enfrentó. No lo hizo desde la orilla, no desde el camino, no mandó a nadie por él. El lo hizo solo, sin la ayuda de nadie. ¿Tomaremos una determinación igual tambien nosotros? Defendamos tambien, actuemos valientemente.

4) Mató a los filisteos y Jehová le dio la victoria sobre sus enemigos.

Tal vez Sama dijo: tal vez muera en el intento,pero no importa. Mejor muero en el intento que otros mueran de hambre. Tal vez dijo: es mi campo, mis lentejas, el alimento de mis hijos, mi heredad. Tú di lo mismo! Es mi bendición, lo que yo he trabajado y lucha por lo tuyo.

5)¿Qué inspiración tenía Sama?

¿Qué impulsó a Sama ha tomar tal determinación?. Tal vez se acordó que un tiempo atrás un jovencito llamado David no se acobardó delante de un gigante llamado Goliat y lo enfrentó valientemente con la confianza que Dios da a sus valientes. Esta era la inspiración de Sama: David, su rey. ¿Cuál es nuestra inspiración? Claro: Jesus. El padeció todo lo que nosotros padecemos y sabíaa su fin: la cruz. Y no retocedió, la enfrentó valientemente. Hagamos lo mismo tambien nosotros. Somos real sacerdocio,nación santa, los hijos de un gran Rey y Supremo Creador.
Podemos hacer dos cosas en determinada situación:
1.- correr como el pueblo y dejar lo que tanto trabajo nos ha costado sembrar.
2.- pararte en medio del campo y luchar

Tú eliges: pelear o morir

Si te fijas bien, todo tiene un por qué:
Los filisteos , es Satanás. El campo de lentejas, nuestra bendición como hijos de Dios; Sama puedes ser tú, o también puedes ser el pueblo que huyó, tu elijes.

Conclusión

Los valientes de David no siempre fueron valientes, algún tiempo fueron gente común y corriente. Lee 1o. Samuel 22:1-2. Es el pasaje de la cueva de Adulam ¿Qué había allí? Vagabundos, exiliados, amargados, endeudados, gente que había huído de su círculo social por ser considerados escoria humana. Si te gusta especular, no me cabe la menor duda que allí se encontraban los que en un futuro serían los valientes de David, medita esto y pongámosnos a pelear.

“SER VALIENTE NO SIGNIFICA NO TENERLE MIEDO A NADA, SIGNIFICA HACER Y ENFRENTARNOS A LO QUE MAS MIEDO TENEMOS”

Publicado El: Mar, sep 7th, 2004

Los Valientes de David

Introducción: 2 Samuel 23:11-12
A la mayoría de los cristianos nos fascina la palabra “guerra”. En especial los cantos y alabanzas que tengan que ver con esta palabra. En sí, esa es la vida del cristiano: una constante lucha. Pero qué hay cuando alardeamos mucho con esta palabra y cuando estamos en medio de la batalla, cedemos y caemos?.

Este es el pasaje de los valientes de david, hombres de guerra, adiestrados para la batalla. Los filisteos estaban en constante batalla y guerra contra Israel. Estos hombres bajo la dirección de David luchaban contra sus enemigos valientemente. Cada uno tiene una caraterística muy especial pero hay uno que refleja la vida del creyente en determinadas situaciones en la que hay que decidir: Sama.

1) El trabajo de Sama

Sama tenía una pequeña heredad, la cual habíaa sembrado lentejas. Yo me imagino el trabajo que había hecho este hombre al sembrar un campo con estas leguminosas, y en tiempo de campaña, es decir en tiempo de guerra, arar la tierra, sembrar la semilla, cuidarla, cultivarla. Es más dificil cultivar que sembrar, siembras una sola vez, pero cultivas muchas veces(busca la diferencia entre sembrar y cultivar y verás a lo que me refiero). Este era Sama preocupado por su familia, por el sustento de ellos. De pronto ocurre lo inesperado: los filisteos atacan. Fíjate bien que el pasaje no dice que atacaban el cultivo cuando la lenteja estaba pequeña. No, atacaban cuando ya casi cosechaban. Inteligentes los filisteos. Si llevamos esto y lo aplicamos a nuestra vida, es lo mismo, Satanás no te ataca cuando comienzas a sembrar, ni cuando cultivas, espera pacientemente a que tu fruto crezca para quemarlo,atacarte y destruir lo que con tanto esfuerzo has sembrado.

2) La cobardía del pueblo.

El pueblo salió corriendo, despavorido, con miedo. No tuvieron el valor para defender lo que era suyo, lo dejaron todo en manos de los filisteos. Hay un dicho mexicano que dice “el valiente vive hasta que el cobarde quiere”. El pueblo se rindió antes de pelear, corrió, huyó. Valoremos nosotros esto y pongámosnos a pensar: ¿en determinado problema corremos?, ¿nos enfrentamos?, ¿le dejamos a Satanás nuestra bendición y corremos aun lugar “seguro”? No seamos como este pueblo , no corramos enfrentémoslo como venga.

3) Sama se paró en el medio del campo y luchó.

No corrió, lo enfrentó, defendió lo que tanto trabajo habia costado.
No se quejó, actuó, su decisión fue rápida y acertada.
Se paró enmedio del campo y peleó. ¿Nunca te has puesto ha pensar cuántos filisteos atacaron en esa ocasión? No sé. ¿100?, ¿1000? Tal vez más, tal vez menos. No importa cuántos. Lo que importa es que no salió corriendo como los demás, lo enfrentó. No lo hizo desde la orilla, no desde el camino, no mandó a nadie por él. El lo hizo solo, sin la ayuda de nadie. ¿Tomaremos una determinación igual tambien nosotros? Defendamos tambien, actuemos valientemente.

4) Mató a los filisteos y Jehová le dio la victoria sobre sus enemigos.

Tal vez Sama dijo: tal vez muera en el intento,pero no importa. Mejor muero en el intento que otros mueran de hambre. Tal vez dijo: es mi campo, mis lentejas, el alimento de mis hijos, mi heredad. Tú di lo mismo! Es mi bendición, lo que yo he trabajado y lucha por lo tuyo.

5)¿Qué inspiración tenía Sama?

¿Qué impulsó a Sama ha tomar tal determinación?. Tal vez se acordó que un tiempo atrás un jovencito llamado David no se acobardó delante de un gigante llamado Goliat y lo enfrentó valientemente con la confianza que Dios da a sus valientes. Esta era la inspiración de Sama: David, su rey. ¿Cuál es nuestra inspiración? Claro: Jesus. El padeció todo lo que nosotros padecemos y sabíaa su fin: la cruz. Y no retocedió, la enfrentó valientemente. Hagamos lo mismo tambien nosotros. Somos real sacerdocio,nación santa, los hijos de un gran Rey y Supremo Creador.
Podemos hacer dos cosas en determinada situación:
1.- correr como el pueblo y dejar lo que tanto trabajo nos ha costado sembrar.
2.- pararte en medio del campo y luchar

Tú eliges: pelear o morir

Si te fijas bien, todo tiene un por qué:
Los filisteos , es Satanás. El campo de lentejas, nuestra bendición como hijos de Dios; Sama puedes ser tú, o también puedes ser el pueblo que huyó, tu elijes.

Conclusión

Los valientes de David no siempre fueron valientes, algún tiempo fueron gente común y corriente. Lee 1o. Samuel 22:1-2. Es el pasaje de la cueva de Adulam ¿Qué había allí? Vagabundos, exiliados, amargados, endeudados, gente que había huído de su círculo social por ser considerados escoria humana. Si te gusta especular, no me cabe la menor duda que allí se encontraban los que en un futuro serían los valientes de David, medita esto y pongámosnos a pelear.

“SER VALIENTE NO SIGNIFICA NO TENERLE MIEDO A NADA, SIGNIFICA HACER Y ENFRENTARNOS A LO QUE MAS MIEDO TENEMOS”

About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.


Noticias Cristianas - Peliculas Cristianas - Reflexiones Cristianas