Misiones



Back Home Up Next




Madre
Mandilón
Mansedumbre
Mártires
Martirio
Mayordomía
Meditación
Mensaje
Mentira
Metas
Miedo
Milagro
Ministros
Minorias
Misericordia
Misioneros
Misiones
Modestia
Móviles
Muerte
Mujer


Lista de ilustraciones sobre la Misiones:

  1. EL EXITO DE LAS MISIONES

  2. DANDOSE PRIMERO A SI MISMA

  3. REMENDABA ZAPATOS PARA HACER OBRA MISIONERA

 

EL EXITO DE LAS MISIONES

Carey y sus acompañantes, los primeros misioneros bautistas que fueron a trabajar entre los indostanos, tuvieron que hacerlo con todo rigor por el término de siete años antes de que el primer converso fuera bautizado.  Cuando las iglesias que sostenían esos misioneros se dieron cuenta de que después de tantos años de trabajo no se tenía el fruto que se deseaba, se desanimaron e intentaron retirarles la ayuda pecuniaria.  Entonces Judson escribió a esta mismas iglesias y les dijo lo siguiente: “Suplico a las iglesias que me sostienen, que tengan un poco de paciencia”.

Esta misión se principió en el año de 1814; y en el año de 1870 había más de cien mil convertidos.

 

DANDOSE PRIMERO A SI MISMA

Se dice que la primera persona que se ofreció para la obra misionera en la Iglesia Metodista del Sur, fue una señora, maestra de escuela del Estado de Misisipí.  Oyó un sermón sobre las misiones y, sintiéndose constreñida, colocó en la canastita de la colecta una tarjeta con las palabras escritas: “Yo misma me doy, y doy también cinco pesos, para la obra misionera”.  Más tarde se casó con un misionero y lo acompañó a China.  Su hijo llegó a ser el obispo Lambeth, uno de los más notables de los misioneros modernos.

 

REMENDABA ZAPATOS PARA HACER OBRA MISIONERA

Guillermo Carey era un zapatero remendón antes de ser misionero.  Era cristiano, conocía “La Gran Comisión” y la sentía: por lo mismo anhelaba vehementemente que alguien llevara el evangelio a los paganos que vivían en lejanas tierras donde no se había predicado.  Tanto era su interés misionero a favor de esos países, que enfrente de su banco de trabajo puso un mapa en el cual los veía con frecuencia, y con tristeza pensaba que en ellos no se habían predicado “Las Buenas Nuevas de Salvación”.

  Después de haber estado durante algún tiempo en comunión con Dios, y de comprender que Dios quería que él fuera, decidió ir, y fue.  Pero siguió componiendo zapatos para sostenerse y al mismo tiempo predicar el evangelio y solía decir a algunas personas: “Mi negocio es servir a Dios; y compongo zapatos para pagar los gastos que se originan de ese negocio”.

 


  • Peliculas Cristianas
  • Noticias Cristianas
  • Predicas Cristianas
  • predicas en video Cristianas
  • radios cristianas
  • imagenes cristianas
  • ilustraciones cristianas