Publicado El: Mar, oct 19th, 2004

Recibiendo Disciplina de Dios con la actitud correcta

Hoy dia vamos a estar estudiando un pasaje del Libro de Hebreos.  Quiero explicarles que cuando este libro fue escrito (anos entre el 68 y el 70 DC) los romanos tenian el dominio sobre los judios y sobre muchos otros pueblos.  Y ellos dejaban que la gente practicara sus religiones siempre y cuando adoraran tambien lo que los romanos adoraban.  Asi muchos grupos que aceptaban esto, podian seguir practicando sus creencias y gozar de cierta proteccion del imperio romano.


El cristianismo en cambio no gozaba de dicha proteccion. 
Los cristianos se veian ante el dilemma, debian seguir profesando su
fe e incurrir en peligros e incluso la muerte o debian volver a la
seguridad y tranquilidad que le daban sus creencias antiguas. 
Entonces este libro de Hebreos es una carta de advertencia a los
cristianos en contra de volver en forma alguna atras, a lo antiguo y
los alentaba a seguir a Cristo y alcanzar madurez en El.

I.- Hebreos 12: 3 – 13   El tema de hoy es : Discipulos de Cristo que
reciben la Disciplina, la  correccion de Dios con humildad y gozo.

Cuando hablamos de disciplina, nos estamos refiriendo a una palabra
griega “Paideia” que significa educacion, el entrenamiento de un nino
con enfasis especial en la reprension y correccion aplicadas sobre un
nino para su bien. 
.         Durante el Imperio Romano existia un concepto llamado
Patria Potestad.  Un padre romano tenia por ley absoluto poder sobre
su familia.  Si el hijo se llegaba a casar el padre continuaba
teniendo absoluto poder sobre el y cualquier nieto que pudiera
haber.  Un padre podia restringir a su hijo, podia azotarlo, venderlo
como esclavo, o incluso tenia el derecho de darle muerte.  Asi un
hijo estaba bajo el poder del padre hasta que el padre muriera.
      Cuando los primeros cristianos leyeron esta carta, donde el
escritor habla acerca de la forma en que un padre terrenal
disciplinaba  a su hijo, los que oyeron eso en ese momento sabian muy
bien de lo que se estaba hablando. 

La disciplina de Dios nunca debe ser tomada como una senal de su
rechazo, sino mas bien es una senal clara de que somos sus hijos. 
Solo los cristianos llenos de orgullos plantearan que ellos nunca han
necesitado correccion de Dios.  Proverbios 3:11-12
La disciplina de Dios puede venir en muchas formas (incluso a traves
de un ataque satanico que Dios permita, debido a la dureza de nuestro
corazon, ejemplo Lucas 22:31).  Por eso Santiago recomienda pedir
sabiduria a Dios, especialmente cuando estamos pasando dificultades,
necesitamos sabiduria para entender porque Dios permite ciertas
cosas, querra Dios mostrarnos algo que necesitamos cambiar?  No sera
que necesitamos crecer en ciertas areas?  O que necesitamos renunciar
a cosas?   O que necesitamos cambiar nuestra actitud de orgullo y
autosuficiencia?
      Una cosa tengamos siempre muy clara si estamos recibiendo
alguna disciplina de Dios, es porque somos sus hijos, y El es el
padre perfecto.  Su correccion no es para condenarnos, ni para
hacernos pagar por nuestros pecados, porque eso ya fue hecho una vez
por todas en la cruz.  Su correccion esta motivada solo por su Amor,
no por su justicia, el nos disciplina sin
ira.                                                              
Nosotros como discipulos del Senor Jesucristo, debemos aprender a
mirar los resultados de la disciplina mas que el proceso en si.  Esto
no quiere decir que neguemos la dolorosa naturaleza de los azotes
celestiales, sino mas bien debemos centrarnos no tanto en el proceso
sino en el resultado.  Muchas veces vivimos una crisis tras otra en
nuestras vidas porque estamos resistiendo la disciplina de Dios o
estamos ofuscados por ella.  Asi nunca podremos experimentar el
apacible fruto de justicia, porque no nos dejamos ensenar por Dios.
Dios busca nuestro beneficio eterno, no nuestro alivio temporal de
las cosas.  Asi que no debemos desanimarnos cuando Dios nos
disciplina. La disciplina de Dios es correctiva, es para que
rectifiquemos lo errado y no para condenarnos.  Asi que no debemos
despreciar la disciplina del Senor, ni llegar a estar amargados
cuando el nos reprende.  Debemos aprender a aceptar la disciplina de
Dios sin rebelarnos, ni endurecernos, porque la disciplina de Dios es
motivada por amor.
Si nosotros nunca recibimos disciplina de parte del Senor, debemos
preocuparnos.  Aquellos que no pertenecen a Dios frecuentemente hacen
cosas, que si nosotros las hacemos vamos a ser corregidos,
disciplinados por el Senor, porque Dios tienen diferentes reglas para
sus hijos que para los que no le conocen a El.  Nuestras vidas van a
ir siendo corregidas y perfeccionadas, porque sin santidad nadie vera
al Senor.  Asi que es mejor recibir la disciplina de Dios ahora, que
tenemos la posibilidad de cambiar para bien, que estar eternamente
excluidos, separados de la presencia de Dios (2Tes.2:9). Dios nos
disciplina para mantenernos en el camino correcto y para protejernos
de los amargos frutos de nuestros caminos errados.  2 Corintios 7: 9-
10 “Ahora, me gozo, no porque hayais sido contristados, sino porque
fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habeis sido
contristados segun Dios…  Porque la tristeza que es segun Dios
produce arrepentimiento para salvacion, de que no hay que
arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte”. Cuando
nosotros estamos siendo disciplinados, deberiamos descubrir la razon
de esto y mirar hacia adelante al apacible fruto que
resultara.                                                           
                                                        El pueblo de
Dios no puede nunca ser condenado por sus pecados.  Dios castigo el
pecado ya en la persona de Cristo, quien fue nuestro sustituto.  El
llevo todas nuestras culpas y nunca la justicia o el amor de Dios
podrian hacer pagar por el pecado otra vez. El castigo nunca puede
suceder a un hijo de Dios en el sentido judicial, nunca puede ser
traido ante Dios como un juez y cargado con culpabilidad, por esa
culpa ya fue tiempo atras cargado en los hombros de Cristo y el fue
castigado. Pero aunque el cristiano no puede ser condenado, el puede
ser disciplinado por Dios, corregido, porque ahora el esta en una
nueva relacion con Dios, una relacion de hijo a padre, y como hijo el
puede ser corregido, reprendido y disciplinado en relacion con su
pecado.  La necedad esta ligada al corazon del muchacho dice
proverbios, pero la vara de correccion la alejara de el.  Asimismo,
la necedad esta ligada a nuestros corazones , y la vara del Padre
amoroso la alejara de nosotros.  Gloria a Dios.! 
II.-      COMO RESPONDEREMOS A LA DISCIPLINA DE DIOS
Hay dos cosas, dos peligros en contra de los cuales una persona que
esta pasando bajo la mano disciplinaria de Dios debiera cuidarse: 1)
N0 despreciar la disciplina del Senor y  2) N0 desmayar, no
desanimarse cuando es reprendido por El.   Estos son dos extremos, el
orgullo y autosuficiencia por un lado y la autocommiseracion por el
otro.                                                                
              .-.–.Vamos a profundizar en este punto (verso 5)     
      1) DESPRECIAR LA DISCIPLINA  Como puedes tu menospreciar la
disciplina del Senor? Como puedo yo? Esto puede ser hecho en
diferentes formas, veremos
algunas:                                                             
                                           a) Una persona puede
despreciar la disciplina del Senor cuando el murmura de esta. Si
hemos estado acostumbrados a hacer lo que nosotros queremos, y
sentimos la vara de correccion del Senor, muchas veces empezamos a
dar patadas y golpes para todos lados. Como un animalito salvaje al
cual estan tratando de domar.  Y muchas veces expresamos aversion a
la disciplina murmurando y diciendo porque a mi me tenia que pasar
esto?  Porque tengo que ser afligido asi?  Porque tengo que ser
reprendido?  Y a veces aunque no lo decimos con nuestros labios lo
pensamos en nuestro interior.    Pensamos que nosotros sufrimos mas
que otros, que a nosotros nos pasa lo peor entre todos los cristianos
que conocemos.  No reclamemos en contra de la vara de Dios, no
murmuremos.  El salmo 106:24-26 dice “Pero aborrecieron la tierra
deseable, No creyeron a su palabra.  Antes murmuraron en sus tiendas,
y no oyeron la voz de Dios, por tanto alzo su mano contra ellos para
abatirlos en el desierto.” Recibamos con paciencia la disciplina de
Dios para nuestro bien.  No le reclamemos a Dios, el es superior a
nosotros, el sabe porque hace las cosas.  No seamos como los ninos
que le reclaman a su papa cuando los corrige.  “No rechaces, hijo
mio, la correccion del Senor, ni te disgustes por sus reprensiones;
porque el Senor corrige a quien el ama, como un padre corrige a su
hijo favorito” Prov. 3:11-12 Version Dios Habla Hoy                B)
Nosotros tambien podemos despreciar la disciplina del Senor cuando
decimos, no veo el beneficio de tener que pasar esto.  Si
repentinamente alguien muere y nos deja una fortuna, diriamos que
bendicion de Dios, verdad? Pero si algo diferente pasara y los
negocios en los que estamos fracasaran y perdieramos una fortuna,
diriamos que dificultad!  Porque cuando algo bueno sucede que nos
agrada, lo tomamos por algo de bendicion de Dios, sin embargo cuando
la disciplina de Dios viene a nuestras vidas y no nos agrada, hasta
nos olvidamos de darle gracias a Dios, porque pensamos que esto no
puede venir de Dios.  Cuando pensamos de esta manera, no estamos
acaso despreciando la disciplina del Senor?  Y si no es asi, then
estamos desobedeciendo el mandato de “dar gracias en todo”
Despreciamos la disciplina del Senor cuando no vemos la utilidad de
la correcion del Senor, cuando pensamos que realmente nosotros no lo
merecemos.  Somos ninos en el Senor, ya que ningun nino piensa de la
vara como de mucho valor.  Cualquier cosa que hay en la casa tiene
mas valor que la varita.  El nino no aprecia la vara, y si no la
aprecia, la desprecia.   Debemos aprender a entresacar lo precioso de
lo vil, y aun en medio del dolor de la disciplina de Dios ver su amor
y aceptar su sabiduria sobre
nosotros.                                                            
                                            C) Pensando que es
deshonorable, deshonroso ser disciplinado por el Senor.  Job 5:17
dice “Feliz el hombre a quien Dios reprende, no rechaces la
reprension del todopoderoso.”DHH  Salmo 94:12 “Oh, Senor, feliz aquel
a quien corriges y le das tus ensenanzas para que tenga tranquilidad
cuando lleguen los dias malos, mientras que al malvado se le prepara
la fosa.”DHH    No debemos avergonzarnos cuando recibimos la
disciplina de Dios, pensando que van a decir los hermanos de mi. es
mejor llorar ahora y ponernos rojos ahora que un dia ser avergonzados
delante del Senor, y que el Senor nos diga: apartate de mi, no te
conozco hacedor de maldad.  No nos resintamos en contra de Dios, mas
bien estemos contentos porque somos sus hijos.
           D) Cuando no buscamos enmendar lo malo.  Muchas personas
han sido corregidas por Dios y esa correccion ha sido en vano. 
Porque las personas han visto lo malo del pecado, lo peligroso y
danino de este, y nunca lo han corregido en sus vidas. Eso tambien es
despreciar la disciplina del Senor.  Ejemplo de Eli. 1 Samuel
2:12,17,11-25,27-34 y 1 Samuel 3:11-13  Dios reprendio a Eli, pero a
pesar de eso el no estorbo a sus hijos en lo malo que hacian,
finalmente sus hijos fueron destruidos.  Despues es demasiado tarde
para tratar de enmendar cosas, cuando tus hijos han sido destruidos.
Un padre que de verdad ama a su hijo, siempre lo va a disciplinar, no
debiera ser una caracteristica del amor de un padre o madre el dejar
a sus hijos hacer lo que quieran y no dificultarles el camino cuando
ellos quieren hacer algo malo.  Si un padre o madre esta dejando a
sus hijos hacer lo que quieran, lo unico que esta mostrando con esto
es que no ama a su hijo y que no siente responsabilidad por el.  La
biblia nos exhorta en reiteradas ocasiones a corregir a nuestros
hijos porque asi los estaremos liberando del infierno.El tiempo para
cambiar habia pasado e incluso el mismo murio.  Cuantos de nosotros
hemos sido reprendidos por el Senor y llamados a cambiar y no hemos
hecho nada.  Cuantas veces el Senor te ha dicho: cambia esto en tu
vida, ordena tus prioridades, corta de raiz los malos habitos que
tienes, corta con tus vicios, con tus pasiones desordenadas, etc. Y
tu no lo has hecho. Cuidado que todo lo que el hombre sembrare eso
tambien segara.  No seamos sordos a la vara de Dios, no seamos ciegos
a los propositos de Dios , y que cuando Dios quiere sacar la necedad
de nuestras vidas, nosotros queremos aun mantenerla alli.  Podemos
pasar afliciones pero si despreciamos la disciplina del Senor, no
seremos beneficiados.  Dios le dice al pueblo de Israel en Jeremias
3: 29-30 “Por que porfias conmigo?, todos me habeis sido rebeldes. 
En vano he azotado a vuestros hijos; no han recibido correccion.  A
los profetas habeis destrozado” Parafraseaedo por mi.   Pone atencion
si Dios esta tratando tu vida, si Dios esta corrigiendote, busca la
razon y encuentrala y cambia.  Has perdido el gozo de Dios en tu
vida, busca la causa y arregla lo que tienes que arreglar.  Cuantos
de nosotros hemos caminado alguna vez con una piedrecita en el
zapato, y muchas veces no paramos a mirar para sacarla.  Asimismo,
muchas veces caminamos por anos con piedrecitas espiritualmente
hablando y no paramos para sacarlas y ser aliviados.  Hermano,
hermana cual es el pecado que esta causandote dolor?  Escucha la voz
de Dios y sacalo de tu vida, porque si no lo haces estas
menospreciando la disciplina del Senor.
E) Nosotros menospreciamos la disciplina de Dios, cuando
menospreciamos a aquellos que Dios disciplina.    Si alguno de
nosotros ha pecado y Dios lo ha reprendido y disciplinado, nosotros
no debemos mirarlo en menos, sino por el contrario animarlo a seguir
al Senor y a mirar el buen fin que tiene el Senor para el o ella. (2
Corintios 2:6-8).

2) DESMAYAR, DESANIMARNOS CUANDO SOMOS REPRENDIDOS POR EL.  Por un
lado no debemos menospreciar la disciplina del Senor, diciendo no me
importa la vara de Dios y por el otro no debemos denanimarnos. 
Veremos algunas formas a traves de las cuales expresamos desanimo
frente a la amorosa mano disciplinaria de Dios:
A) Cuando nos rendimos y no nos esforzamos cuando Dios nos pone
disciplina.   Muchas veces cuando la persona no puede disfrutar de
todo el confort el bienestar que quisiera, se rinde y no hace nada. 
Ellos piensan que la mano de Dios es muy pesada sobre ellos y por lo
tanto no se esfuerzan en mejorar.  Piensan que estan en tal afliccion
y pasando por un valle de sombras que a lo mejor ni son hijos de
Dios, porque si fueran hijos de Dios por que entonces les pasa esto o
aquello.  Y a veces ni a la iglesia quieren venir, porque dicen si
voy a la casa de Dios, siento que no puedo orar, no me atrevo a
cantar, no me animo a leer la Biblia y etc.  En otras palabras se
rindieron.  Si tu estas pensando asi, la palabra de Dios para ti es,
hijo mio no desmayes cuando eres reprendido por el Senor, por que el
Senor al que ama disciplina.  Muchas veces si Dios no hace las cosas
como nosotros queremos, nos desanimamos y no hacemos nada.  Y decimos
si no puedo estar donde quiero estar, no voy a estar en ninguna
parte.  En lugar de eso debemos rendirnos al amor de Dios y entrar en
el camino que el tiene para nosotros, ordenarnos para que Dios no
tenga que siguir usando la vara.  Si tu hijo se porta bien, tu lo
castigas por castigarlo, por supuesto que no, cuanto mas Dios quien
es justo.
           b) Otra forma es cuando dudamos de que somo hijos de Dios
debido a la disciplina. Hechos 14: 22  Romanos 5:3-4  “Sino que
tambien nos gloriamos en los sufrimientos [prqie sabemos que el
sufrimiento da firmeza para soportar, y esta firmeza nos permite
salir aprobados, y el salir aprobados nos llena de esperanza” Ademas
Dios nos consuela en medio de la tribulacion (2 Corintios 1:4)  Que
hijo es aquel a quien el Padre no disciplina?  Si no somos corregidos
por el Senor entonces debemos desanimarnos, porque no seriamos hijos
sino
bastardos.                                                         . 
        C)  Otra forma de desanimo es pensar que nunca vamos a salir
de estas dificultades y afflicciones.  2 Cronicas 7:14  Si se
humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado y oraren y
buscaren mi rostro y se convirtieren de sus malos caminos, entonces
yo oire y sanare su tierra…  Salmo 23 dice aunque ande en valle de
sombra y de muerte no temere mal alguno porque tu estaras commigo, tu
vara y tu cayado me infundiran aliento…  2 Corintios 4:16-18
dice: “Por eso no nos desanimamos… lo que sufrimos en esta vida es
cosa ligera, que pronto pasa; pero nos trae como resultado una Gloria
eternal mucho mas grande y abundante.  Porque no nos fijamos en lo
que se ve, ya que las cosas que se ven son pasajerea, pero las que
nos se ven son eternas.”  La palabra dice que a los que aman a Dios
todo les ayuda a bien, y que en Cristo somos mas que vencedores asi
que animate y camina por fe.

Que hijo es aquel a quien el padre no disciplina?  No disciplino Dios
a Abraham, a Jacob, a David, a Moises?  Si no quieres que Dios te
discipline, entonces no quieres ser hijo.
Dios disciplina a sus hijos para el bienestar de ellos, el aplica la
vara para su ventaja, Dios tiene buenos planes para quien recibe el
castigo.  La persona que es corregida, es corregida para su bien,
para su bienestar espiritual y para su beneficio.  La disciplina que
aplica Dios esta basada en el amor.  Dios percive que si El nos deja
sin disciplina, nosotros traeremos sobre nosotros mismos miseria tan
grande que nos causara mayor dolor que el que nosotros podemos sufrir
por sus reprensiones.
Nosotros no debemos decir: Dios me esta castigando por mi pecado.  El
castigo de nuestra paz fue sobre El.  Asi que cuando estamos bajo
algun sufrimiento correctivo, el nos esta disciplinando y no
condenando.  No debemos olvidar su amor paternal perfecto.
Seguramente hoy hay personas en esta sala que estan pasando bajo la
mano correctora de Dios.  Pero un padre no disciplina a toda su
familia al mismo tiempo.  Si tu no estas bajo la disciplina de Dios
ahora, probablemente tarde o temprano tendras que pasar por su
disciplina en tu vida y no olvides ese momento de recibir la
correccion de Dios con un corazon ensenable y un espiritu humilde, no
olvides mirar hacia adelante y dar gracias a Dios por el fruto que
dara, fruto para vida eternal.
Dios puede reprenderte y disciplinarte para que corrijas tu vida, y
eso te causara dolor pero ese dolor no tiene comparacion al dolor que
te causara el pecado si no lo dejas y corriges tu vida, recuerda que
la paga del pecado es muerte.
Para recibir la disciplina de Dios y ser aprobados es necesario tener
un espiritu ensenable, humilde no orgulloso ni altivo.
Proverbios 17:10 dice: “La reprension aprovecha al entendido, mas que
cien azotes al necio”  No seamos necios, no seamos tercos con el
Senor. . .   Proverbios 19:20 dice: “Escucha el consejo, y recibe la
correccion para que seas sabio en tu
vejez.”                                                              
                           Proverbios 29:1 “El hombre que reprendido
endurece la cerviz, de repente sera quebrantado y no habra para el
medicina” No te pongas terco cuando el Senor te reprende porque sin
vas ir a la ruina, y cada vez vas a ir cayendo mas bajo en tu
vida.                                                                
                                                  
Salmo 106:43 “Dios los libro muchas veces, mas ellos se rebelaron 
contra su consejo y fueron humillados por su
maldad”                                                              
              Salmo 119:67-75 “Antes que fuera yo humillado,
descarriado andaba, mas ahora guardo tu palabra.  Conozco, oh Jehova,
que tus juicios son justos, y que conforme a tu fidelidad me
afligiste”                                                           
                               Proverbios 15:10 “La reconvencion
(severa correccion) es molesta al que deja el camino; y el que
aborrece la correccion
morira”                                                 
Proverbios 15:31-32 “El oido que escucha las amonestaciones de la
vida, entre los sabios morara, El que tiene en poco la disciplina
menosprecia su alma, mas el que escucha la reprension tiene
entendimiento” 
Dios nos va a confrontar con nuestra realidad y tendremos que tomar
una decision: “Con misericordia y verdad se corrige el pecado.  Y con
el temor de Jehova los hombres se apartan del mal”  (Proverbios 16:6)
Apocalipsis 3:19 dice “Yo reprendo y corrijo a cuantos amo, !Animo,
pues y cambia para mejor!.
Hermano y hermana el Senor te dice hoy ordena tus pasos, ordena tu
camino y veras mi salvacion (Salmo 50:23b).  La unica forma de
ordenar nuestros pasos es obedeciendo la palabra de Dios, ya que toda
la palabra de Dios es util para ensenarnos, para reprendernos, para
corregirnos, para instruirnos en una vida de rectitud, para que el
hombre de Dios este capacitado y completamente preparado para hacer
toda clase de bien (2 Tim 3:16).  Solo tienes que creele a Dios y
estaras seguro, creer a los profetas de Dios y seras prosperado (2
Cronicas 20:20).  Si ordenamos nuestros caminos no vamos a ser
avergonzados y vamos a poder alabarle libremente. Jeremias 7:3
dice “Asi ha dicho Jehova de los ejercitos, Dios de Israel: Mejorad
vuestros caminos y vuestras obras..” Isaias 55:8-9   Porque mis
pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis
caminos, dijo Jehova.  Como son mas altos los cielos que la tierra,
asi son mis caminos mas altos que vuestros caminos, y mis
pensamientos mas que vuestros pensamientos.
Es tiempo de mejorar nuestras vidas, es tiempo de ordenar nuestras
prioridades, es tiempo de dejar nuestros malos habitos, es tiempo de
mejorar nuestro caracter, es tiempo de renunciar al orgullo y a la
autocompasion, es tiempo de romper con todo aquello que nos aparta de
Dios, es tiempo de escuchar el consejo y aceptar la disciplina de
Dios con humildad.  Es tiempo de limpiar nuestras vidas para
participar de su santidad, es tiempo de definirse o seguimos a Dios
con todo o nos seguimos a nosotros mismos. El que es injusto sea
injusto todavia, el que es inmundo sea inmundo todavia, y el que es
justo practique la justicia todavia, y el que es santo, santifiquese
todavia (Apoc. 22:11).
Si Dios te ha disciplinado por algo que esta mal en tu vida y que
debes cambiar, anotalo en un cuaderno, ponele la fecha, anota en que
te esta corrigiendo el Senor, compartelo con alguien de tu confianza,
y toma una decision practica frente a eso, no te endurezcas, escucha
la voz de Dios, si no vas a sufrir.  Dios hizo un pacto con Israel
cuando los saco de Egipto y si lo obedecian serian prosperados, ellos
serian su pueblo y el seria su Dios.  Y el verso 18 de Deut. 29
dice “No sea que haya entre vosotros varon o mujer, o familia o
tribu, cuyo corazon se aparte hoy de Jehova nuestro Dios..no sea que
haya en medio de vosotros plantas venenosas y amargas y suceda que al
oir las palabras de este pacto el se bendiga en su corazon, diciendo:
Todo me saldra bien aunque ande en la dureza de mi corazon, aunque
haga lo que me de la gana.  Porque le alcanzara la desgracia.
La disciplina apropiada de Dios, si la aceptamos con la actitud
adecuada producira en nosotros la conducta adecuada, asi que no
despreciemos su disciplina, ni tampoco desmayemos por ella.
Aprendamos las lecciones que el Senor nos quiere ensenar y el
resultado sera una vida de paz y rectitud.

Indry Alvarado
Lider de Nuevo Pacto
Iglesia y Ministerio
Dallas, Texas






About the Author

Facebook comentarios:

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.


Noticias Cristianas - Peliculas Cristianas - Reflexiones Cristianas