Tus actitudes determinan la victoria o el fracaso

Tus actitudes determinan la victoria o el fracaso

Con ayuda de Dios podemos asumir una actitud de fe en medio de la adversidad

Con ayuda de Dios podemos asumir una actitud de fe en medio de la adversidad

Título: Tus actitudes determinan la victoria o el fracaso

Base Bíblica: Proverbios 23:7

Introducción:

Nuestra actitud determina el fracaso o la victoria. La actitud es la que marca la diferencia, Muchas de nuestras actitudes son incorrectas y nos causan problemas. Si la perspectiva frente a los demás y las circunstancias que nos rodean son equivocadas, sin duda que nuestras reacciones serán equivocadas. Como cristianos debemos pedirle a Dios la sabiduría necesaria para asumir en todo momento de nuestra vida cristiana una actitud correcta. Es necesario identificar dónde está el error y disponernos para el cambio.

I.- Nuestra actitud frente a las circunstancias es determinante para el fracaso o la victoria

1.- De acuerdo con nuestros pensamientos que van ligados a nuestras acciones, mostramos cuáles son nuestras actitudes (Proverbios 23:7)

a.- La actitud comienza con nuestros pensamientos

b.- Una actitud incorrecta en medio de las circunstancias difíciles puede llevarnos a la derrota o el fracaso

2.- La actitud es como el cristal. Todo depende del cristal que utilicemos: podemos ver el panorama claro o también ensombrecido

3.- Si tenemos fe en Dios, sabemos que cualquier circunstancia—buena o mala—es para nuestro bien (Romanos 8:28)

4.- Si tenemos fe en Dios enfrentaremos las circunstancias adversas con una disposición diferente, dejando de lado la inclinación a la derrota y con disposición para vencer los obstáculos. (2 Corintios 1:22-32)

II.- El cristiano debe cambiar las actitudes que lo inclinan a la derrota

1.- Una persona con una actitud positiva mira no solo las circunstancias presentes sino la gloria que viene detrás de las pruebas (Romanos 8:17, 18)

a.- Como cristianos reconocemos que hay situaciones difíciles y nos disponemos a encararlas

b.- Como cristianos enfrentamos las circunstancias adversas con fe

2.- El apóstol Pablo no se apartó de Dios a pesar de las circunstancias adversas

3.- Dios honró la fe del apóstol Pablo dándole la victoria en medio de las circunstancias adversas

4.- Por medio de algunas circunstancias adversas, Dios trata con nuestra vida. Trabaja en nuestro carácter.

III.- Una actitud de fe honra y glorifica a Dios

1.- Si no tenemos fe, las circunstancias adversas podrán apartarnos del camino

2.- Jon nos enseña sobre la buena actitud en medio de las circunstancias adversas (Job 1:21)

3.- Las circunstancias adversas no deben robarnos el gozo

Conclusión:

Todas las personas podemos enfrentar exitosamente los momentos difíciles. Todo parte de la disposición que haya en nuestro corazón. Si anidamos una actitud positiva, de fe, de victoria, sin duda podremos superar los obstáculos; por el contrario, si nos asalta la duda o un pensamiento negativo, cualquier pequeña dificultad nos conducirá directamente a la derrota. Con ayuda de Dios podemos cambiar nuestra actitud frente a la vida y las circunstancias. Él es quien nos lleva hasta la victoria.

Léanos en http://www.mensajerodelapalabra.com y http://www.selecciondeestudiosbiblicos.org

About these ads

Facebook comentarios: