16 Razones por las que su Energía está baja o agotada

Cuando la baja energía se vuelve crónica, es hora de descubrir la causa y encontrar maneras de remediar la situación. El primer paso, sin embargo, es identificar la razón. Para ayudarle, hemos encontrado 16 razones por las que las personas pueden experimentar una energía baja o agotada. ¿Su respuesta podría estar en esta lista? Si usted cree que lo es, o incluso si no lo es, puede ser el momento de pedirle a un profesional de la salud que le ayude a encontrar la respuesta final, hacerse la prueba y comenzar el tratamiento que necesita.

1. Fatiga suprarrenal

La fatiga suprarrenal es un síndrome que ocurre cuando las glándulas suprarrenales, que se encuentran encima de los riñones, son incapaces de producir suficientes hormonas (por ejemplo, cortisol, aldosterona, adrenalina) para mantener la homeostasis. Esto ocurre típicamente debido al estrés crónico o a una sola situación extremadamente estresante. Las indicaciones de que usted puede tener fatiga suprarrenal incluyen:

  • Sentirse cansado sin razón, a pesar de que usted duerme lo suficiente
  • Dificultad para levantarse en la mañana, a pesar de acostarse a una hora razonable
  • Sentirse abrumado o decaído
  • Antojos de dulces y alimentos salados
  • Sentirse más despierto y con más energía después de las 6 PM que durante el día.
  • Dificultad para recuperarse del estrés o de la enfermedad

16 Razones por las que su Energía está baja o agotada

2. Deficiencia de B12

La vitamina B12 es esencial para la formación de glóbulos rojos, el funcionamiento óptimo del tejido nervioso y la absorción de ácido fólico, entre otros beneficios. Una deficiencia de vitamina B12 típicamente se desarrolla gradualmente con el paso de los años, y los síntomas iniciales pueden ser sutiles. Se calcula que cerca del 6 por ciento de las personas de 60 años o más tienen deficiencia de vitamina B12 en Estados Unidos y el Reino Unido, y casi el 20 por ciento tiene niveles marginales.

Cuando alguien no recibe suficiente B12, la producción de glóbulos rojos disminuye y eventualmente resultará en anemia, si no se trata, una vez que el conteo de glóbulos rojos cae demasiado bajo. La deficiencia de vitamina B12 también puede resultar en anemia perniciosa, un trastorno sanguíneo en el cual los individuos no pueden producir suficiente factor intrínseco (FI) en el estómago. Sin suficiente FI, los individuos no pueden absorber la B12, lo que significa que requieren inyecciones de B12 que eviten el estómago.

Las posibles causas de la deficiencia de B12 incluyen la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino corto, la gastritis atrófica, la cirugía para bajar de peso, los parásitos intestinales, el lupus, la enfermedad de Graves, la anemia perniciosa, seguir una dieta vegana y el alcoholismo crónico. El riesgo de deficiencia también aumenta con la edad.

Los síntomas más comunes de la anemia por deficiencia de B12 son:

  • Cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones (latidos irregulares y/o fuertes del corazón)
  • Lengua o boca adolorida
  • Pérdida de peso
  • Piel amarillenta o pálida
  • Dificultades menstruales

Un simple análisis de sangre puede identificar la presencia de deficiencia de vitamina B12.

3. Cándida

La cándida es un hongo (tipo de levadura) que existe en niveles bajos en la boca y en el tracto intestinal donde ayuda con la absorción de nutrientes y la digestión. Sin embargo, cuando este hongo se produce en exceso, puede causar una infección en la vagina, la boca y el tracto intestinal, aunque también puede afectar la piel y las membranas mucosas. Entre las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado, la infección puede propagarse a la sangre y a las membranas alrededor del cerebro y el corazón.

Los factores que pueden causar la infección por cándida incluyen consumir una dieta alta en carbohidratos procesados y azúcar, estrés crónico, uso de antibióticos, uso de anticonceptivos orales, un sistema inmunológico debilitado y tener diabetes. Los signos y síntomas de una infección por cándida incluyen

  • Agotamiento (sin importar cuánto duerme)
  • Antojos de dulces
  • Infección vaginal y/o del tracto urinario (recurrente)
  • Gases y distensión abdominal
  • Capa de candidiasis bucal/blanca en la lengua
  • Mal aliento
  • Dolor articular
  • Confusión mental
  • Pérdida de la libido
  • Alergia crónica, sinusitis, problemas de goteo nasal
  • Cambios de humor

Si usted sospecha que tiene una infección por cándida, una prueba coprológica completa debe proporcionar la respuesta para que pueda comenzar el tratamiento, incluyendo cambios en la dieta.

4. Depresión

La mayoría de nosotros nos sentimos tristes o solos ocasionalmente, pero cuando tales sentimientos se vuelven abrumadores, causan problemas físicos, impactan significativamente las actividades diarias y duran meses, entonces es probable que usted esté lidiando con depresión clínica o mayor. Puede reducir sus niveles de energía e interrumpir su sueño, haciéndolo aún más cansado durante el día.

Si usted está experimentando los siguientes síntomas de depresión, es hora de buscar ayuda de un profesional de salud mental.

  • Fatiga y reducción de energía
  • Problemas con la memoria, la concentración, la toma de decisiones
  • Sentimientos de inutilidad, culpa y/o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud
  • Insomnio, sueño excesivo
  • Pérdida de interés en actividades o pasatiempos que antes eran placenteros, incluyendo el sexo
  • Pérdida de apetito o comer en exceso
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo
  • Síntomas físicos persistentes como dolor de cabeza, calambres, dolores que no se alivian con el tratamiento
  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o de estar “vacío”.
  • Pensamientos de suicidio o intentos de suicidio

5. Fibromialgia

Aunque el primer síntoma en el que puede pensar cuando piensa en la fibromialgia es el dolor crónico, la fatiga crónica también es una parte significativa de este síndrome. Aproximadamente 10 millones de personas en los Estados Unidos tienen fibromialgia y la afección afecta entre el 3 y el 6 por ciento de la población mundial. La mayoría de los afectados (75-90%) son mujeres. Puede ocurrir solo o con otras afecciones, como artritis reumatoide o lupus.

Se desconoce la causa de la fibromialgia, aunque los expertos han notado que el sistema nervioso central parece ser hipersensible en personas con esta enfermedad. El diagnóstico es un desafío porque no hay pruebas definitivas, los signos y síntomas se asemejan a los de muchas otras condiciones, y los síntomas varían considerablemente de persona a persona. Dicho esto, aquí están los signos y síntomas típicos de la fibromialgia:

  • Cansancio
  • Dolor crónico, rigidez y/o sensibilidad de los músculos, articulaciones y tendones
  • Sueño intranquilo
  • Ansiedad, cambios de humor
  • Depresión
  • Problemas con la memoria, la concentración, la atención
  • Dolor abdominal relacionado con el intestino irritable
  • Vejiga irritable
  • Dolor de cabeza, migraña
  • Hormigueo y entumecimiento

6. Hipersensibilidades alimentarias (Gluten)

Las personas que tienen hipersensibilidad a los alimentos o intolerancia alimentaria tienen dificultad para digerir ciertos alimentos. La hipersensibilidad alimentaria difiere de la alergia alimentaria, que desencadena el sistema inmunitario y una respuesta histamínica, mientras que la hipersensibilidad alimentaria no lo hace. Sin embargo, puede causar una variedad de síntomas, incluyendo:

  • Distensión
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Tos
  • Goteo nasal
  • Cansancio
  • Intestino irritable
  • Dolor de estómago
  • Urticaria

Los alimentos que se asocian con mayor frecuencia con la intolerancia a los alimentos incluyen granos que contienen gluten (por ejemplo, trigo, centeno, cebada), productos lácteos y artículos que pueden causar acumulación de gases intestinales, como repollo y frijoles. Los individuos con hipersensibilidad a los alimentos por lo general no son molestados por comer cantidades diminutas de los alimentos ofensivos, mientras que aquellos que tienen una alergia a los alimentos típicamente responden inmediatamente incluso a cantidades diminutas.

7. Sueño insuficiente

No es de extrañar que dormir poco lleve al cansancio, pero el reto puede ser identificar y/o tratar la causa. Los posibles candidatos incluyen:

  • Dolor crónico
  • Demasiada luz, incluyendo la luz blanca/azul de los dispositivos electrónicos
  • Levantarse frecuentemente para orinar (¿posible infección del tracto urinario?)
  • Insomnio
  • Apnea del sueño, que podría no ser detectada o no ser diagnosticada
  • Compañero de ronquidos
  • Ambiente incómodo para dormir (por ejemplo, colchón incómodo, temperatura, almohada, ruido)

 

Cualquier exploración de por qué está cansado debe comenzar con una reflexión sobre si la causa (o contribución) está relacionada con los factores que limitan su sueño, como los mencionados anteriormente. Naturalmente, sentirse cansado o fatigado puede ser causado por más de una situación o circunstancia.

8. Deficiencia de hierro

Al igual que la deficiencia de vitamina B12, la deficiencia de hierro afecta a los glóbulos rojos. En este caso, sin embargo, hay una cantidad insuficiente de hierro para producir hemoglobina, que es la parte de los glóbulos rojos que permite a las células transportar sangre oxigenada por todo el cuerpo.

Se estima que la anemia por deficiencia de hierro ocurre en el 2 por ciento de los hombres adultos, del 9 al 12 por ciento de las mujeres blancas no hispanas y casi el 20 por ciento de las mujeres negras y mexicano-americanas. Es la deficiencia nutricional más común en el mundo y puede ser causada por la pérdida de sangre (a menudo a través de la menstruación), la insuficiencia de hierro en la dieta, la mala absorción y el embarazo. Los síntomas de la anemia ferropénica incluyen los siguientes:

  • Fatiga extrema
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Piel pálida
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Manos y pies fríos
  • Infecciones frecuentes
  • Lengua inflamada o adolorida
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Falta de apetito
  • Uñas quebradizas
  • Sensación inusual de hormigueo o arrastre en las piernas
  • Un examen de sangre puede detectar deficiencia de hierro.

9. Falta de ejercicio

 

El adagio “la energía engendra energía” es cierto; si eres sedentario o inactivo, estás “alimentando” tu propio cansancio o fatiga. Es decir, “la fatiga puede ser el resultado de exceso de trabajo, mal sueño, preocupación, aburrimiento o falta de ejercicio”. Dicha falta de actividad física puede ser el resultado de una lesión, una afección de salud crónica, el aburrimiento o la falta de motivación.

10. Tiroides baja

La glándula tiroides, que se encuentra en el cuello, produce una hormona que ayuda a regular el uso de energía. Cuando la glándula no produce suficiente cantidad de la hormona, se dice que la tiroides está poco activa. También conocido como hipotiroidismo, esta condición se caracteriza por baja energía y fatiga, así como algunos otros síntomas (ver abajo). Usted puede hacerse un examen de sangre para determinar si sus niveles de hormona tiroidea son la causa de su cansancio.

Los síntomas de hipotiroidismo incluyen

  • Cansancio
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Aumento de peso
  • Cara hinchada
  • Ronquera
  • Debilidad muscular
  • Nivel elevado de colesterol en la sangre
  • Dolores, sensibilidad y rigidez muscular
  • Dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones
  • Períodos menstruales más intensos de lo normal o irregulares
  • Adelgazamiento del cabello
  • Frecuencia cardíaca lenta
  • Depresión
  • Deterioro de la memoria

11. Menopausia

Si usted está pasando por la menopausia, es probable que no se sienta cansada en parte o en gran parte del tiempo. De hecho, hasta el 61 por ciento de las mujeres posmenopáusicas experimentan síntomas de insomnio, y hasta el 92 por ciento dicen que generalmente están cansadas.

El cansancio durante la menopausia está asociado con cambios hormonales que causan estragos en todo el cuerpo y causan síntomas que afectan el sueño, como sofocos, sudores nocturnos, dolor, ansiedad y depresión. Los síntomas típicos de la menopausia y la fatiga incluyen:

  • Falta general de energía
  • Somnolencia durante el día
  • Deseo de siestas
  • Dificultad para concentrarse en su rutina regular
  • Cambios de humor e irritabilidad

Hable con un profesional de la salud calificado sobre las maneras naturales de tratar los síntomas de la menopausia, incluyendo el cansancio y la fatiga.

12. Posparto

Una de las quejas más comunes de las nuevas mamás es sentirse exhausta. Además de pasar por la prueba del parto (y recuperarse de una cesárea si ese es el caso), las nuevas mamás tienen todo un nuevo conjunto de actividades relacionadas con los bebés para mantenerlos ocupados las 24 horas del día, lo que reduce el tiempo de sueño que tanto necesitan. El cansancio posparto puede durar de unas pocas semanas a meses, dependiendo de qué tan bien duerme el bebé, cuánto apoyo en el hogar tienen las mujeres, qué tan bien pueden ajustar su horario las mujeres, y las demandas de un trabajo externo, entre otros factores.

El cansancio que dura meses y que va acompañado de sentimientos de desesperación y de una pérdida de interés en casi todo lo que hay en su vida podría ser depresión posparto. Si este es el caso, pídale a su médico que lo remita a un terapeuta. También es posible que su fatiga posparto esté relacionada con anemia o una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). Si su fatiga parece estar empeorando progresivamente, llame a su médico para ver si debe hacerse la prueba de estas u otras condiciones.

13. Trastorno afectivo estacional

El trastorno afectivo estacional (TAE), también conocido como depresión estacional, es un tipo de depresión que se relaciona con los cambios en las estaciones. La mayoría de las personas que experimentan TAE tienen síntomas que comienzan en el otoño y duran durante los meses de invierno. Menos personas desarrollan TAE durante los meses de primavera y verano.

Los síntomas asociados específicamente con el TAE de otoño/invierno incluyen:

  • Baja energía o cansancio
  • Irritabilidad
  • Hipersensibilidad a ser rechazado
  • Sueño excesivo
  • Dificultad para llevarse bien con otras personas
  • Pesadez en los brazos y/o piernas
  • Antojos de alimentos ricos en carbohidratos (“alimentos reconfortantes”)
  • Aumento de peso

Si usted experimenta síntomas de TAE, hay varias maneras naturales de manejarlos. Los síntomas que empeoran progresivamente deben discutirse con un profesional de la salud.

14. Estrés

El estrés puede tener un enorme impacto en su salud, dejándolo sintiéndose físicamente exhausto y mentalmente agotado. Si no se controla, el estrés puede conducir a enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes e hipertensión.

Hay una diferencia entre sentirse físicamente cansado al final del día porque se ejercitó en el gimnasio o porque tiene un trabajo físicamente exigente, y sentirse exhausto debido al estrés mental. El agotamiento mental causado por el estrés puede ser causado por la preocupación acerca de situaciones en su vida, tales como preocupaciones financieras, problemas en las relaciones o problemas en el trabajo. El estrés crónico se convierte en una forma de vida, al igual que el estar cansado todo el tiempo, incluso cuando se duerme y descansa lo suficiente.

Las personas que sufren de fatiga relacionada con el estrés generalmente también experimentan otros síntomas:

  • Dolor o debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Mareos
  • Problemas de memoria a corto plazo
  • Problemas de concentración o para tomar decisiones
  • Pérdida de apetito
  • Sentirse indefenso o desesperanzado
  • Falta de motivación
  • Reflejos lentos
  • Irritabilidad o mal humor

15. Resaca de azúcar

Las resacas no sólo ocurren después de beber alcohol; también pueden ser el resultado de consumir demasiada azúcar. La cosa es que la definición de “demasiado” azúcar varía de persona a persona, así que lo que causa los síntomas de la resaca de azúcar en una persona puede no hacer lo mismo en otra.

El consumo de azúcar afecta a muchos órganos del cuerpo, desde el cerebro hasta el intestino delgado. El azúcar también alimenta a la cándida (ver “Cándida”), incluso en pequeñas cantidades, suprime la función inmunológica, eleva los niveles de triglicéridos en la sangre, interrumpe el proceso digestivo, y más. Generalmente, usted está experimentando una resaca de azúcar si experimenta los siguientes síntomas después de comer alimentos con azúcar, incluyendo aquellos con azúcares naturales:

  • Fatiga o sensación de sueño
  • Pensamiento nebuloso
  • Distensión o gases
  • Estreñimiento o diarrea
  • Dolor articular
  • Dolor de cabeza
  • Síntomas de alergia
  • Cambios de humor
  • Problemas de la piel

16. Enfermedad subyacente

Numerosas enfermedades o condiciones subyacentes están asociadas con el cansancio o la fatiga. Si usted no cree que alguna de las condiciones mencionadas anteriormente es la razón por la cual se siente tan cansado o agotado, entonces usted puede tener una condición subyacente. Algunas de estas condiciones incluyen pero no se limitan a asma, cáncer, síndrome de fatiga crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad de Cushing, diabetes, gripe, enfermedad cardíaca, hepatitis, VIH, enfermedad renal, enfermedad hepática, lupus, mononucleosis, neumonía, artritis reumatoide e infección del tracto urinario. El cansancio o fatiga persistente debe ser controlado por un profesional de la salud.

Lo ultimo

10 Remedios Naturales para tratar las Piedras en la Vesícula

Porque salen piedras en la vesícula? Los piedras en la vesícula son depósitos duros que se forman en la vesícula biliar. Existen dos tipos de...

20 Desayunos saludables fáciles, sanos y nutritivos

El desayuno es la comida más importante del día, así que vale la pena el esfuerzo de comer una comida saludable! Estamos aquí para...

¿CÓMO EVITAR LOS DIENTES PODRIDOS? – 7 Sencillos Pasos!

¿CÓMO EVITAR LOS DIENTES PODRIDOS?. Los dientes podridos no respetan a nadie, ya que pueden desarrollarse en personas de cualquier estrato social. No importa si...