Ultima Hora

Adolescente desiste de suicidio después de oír la voz de Dios

Luke Keller luchaba con la depresión y pretendía matarse, pero su vida fue transformada después de una experiencia con Dios.

EE.UU.- El estudiante Lucas Keller estaba a punto de acabar con su vida . Aunque había iniciado tratamiento psicológico, él estaba inmerso por la depresión y buscaba solucionar sus problemas de la manera más drástica.

Después de volver de la escuela, Luke fue a cortar la hierba del patio tras el pedido de su madre – planeando en su mente cómo podría provocar su propia muerte – . Sin embargo, decidió por primera vez regresar a Dios.

“Yo dije: ‘Dios, si eres real, si eres lo que la gente dice, entonces dime algo, porque hoy voy a acabar con mi vida. Te necesito ahora, si eres real ‘, dijo el chico al sitio Portsmouth Daily Times.

En pocos instantes, Luke oyó una voz que decía: “Quiero que me sigas”. “Yo estaba cortando la hierba y quedé completamente confundido, porque yo no creía en Dios antes”, dijo el adolescente.

Para asegurarse de que ésa era realmente la voz de Dios, Luke pidió escuchar la frase de nuevo. “Me sentía como si él hubiera dicho de nuevo. Me sentía como si él dijese: ‘yo quiero que me sigas’ “, él cuenta.

A partir de ese momento, Luke entregó su corazón a Cristo y encontró la sanidad.

LEER ARTICULO COMPLETO

“La sensación era tan real que simplemente caí de rodillas en la hierba y empecé a llorar. Pasé por un año de terapia y eso nunca ayudó. Pero de aquel día en adelante, nunca más tuve un pensamiento suicida”.

Barreras en el deporte

Desde entonces, Luke glorifica a Dios en todo lo que hacía, incluyendo su actuación en el fútbol americano. Su campaña por el equipo del Valley Football fue marcada por premios y elogios. Después de cada touchdown, el joven se arrodillaba y apuntaba al cielo. Sin embargo, no todos aprobaron su expresión de fe. Cuando el Valley llegó a la post temporada, Luke fue advertido de que su conmemoración de touchdown podría penalizar al equipo.

“Si ellos quieren impedirme glorificar a Dios y expulsarme del juego, que me dejen fuera del juego. Nada es comparado a lo que Dios hizo en mi vida”, declaró el muchacho.

En uno de los juegos, Luke volvió a agradecer a Dios después de cada touchdown, pero su equipo terminó siendo penalizado por oficiales del deporte. “Me quedé completamente arrasado. Lo que yo juego es glorificar a Dios. Decidí que iba a hacer eso, si fuera a ser expulsado, yo sería. “Yo no estaría aquí ahora si no fuera por Dios para salvarme”, subraya.

En el intervalo del juego, Luke recibió una nota de su hermana, que decía: “Se paciente y deje que Dios trabaje”. Él se acordó de un versículo que había leído antes de la partida. “Acababa de leer que Satanás nos atacaría y sentí que Satanás me atacaba, pero Dios lo hará huir por siete caminos”.

Luke regresó al campo y marcó su tercer touchdown, pero esta vez no conmemoró. Cuando corrí hacia la línea lateral en lágrimas, se sorprendió. “Toda la hinchada del Valley estaba de rodillas, apuntando hacia Dios. Me quedé impresionado. Creo que tenía unas siete mil personas en las gradas y cada una de ellas estaba haciendo eso por mí”.

[ Fuente: Portsmouth Daily ]