Arqueólogos encuentran ruinas de iglesia en Armagedón

La antigua prisión de Armagedón será trasladada a otro lugar y abrirá espacio para nuevos descubrimientos.

ISRAEL.- El final de “Armagedón” está cerca. Al menos para la antigua prisión israelí que se encuentra cerca de las ruinas de Meguido. Después de varios años de retraso y mucha burocracia, la prisión será transferida y el lugar será liberado para futuras excavaciones arqueológicas, previstas para 2021.

Entre los detenidos de Armagedón están militantes de Hamás y miembros adeptos al movimiento de la “jihad islámica”.

El nombre de la prisión puede haber sido un error de traducción de la palabra hebrea Har Meggido. Lo correcto sería Monte Meguido. Pero es así que el local se conoció desde entonces.

Estos nombres llaman la atención de los cristianos por sus significados bíblicos. La palabra “Armagedón” es interpretada como el lugar donde sucederá la batalla final entre el bien y el mal. Y “Megido” es la ubicación geográfica de esa batalla.

Descubrimiento arqueológico

En 2005, arqueólogos israelíes encontraron en la prisión de Armagedón evidencias de que allí existió una iglesia que pudo haber funcionado entre los siglos III y IV, probablemente en una época en que los romanos perseguían a los cristianos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Donde parece haber sido una sala de oraciones, había un mosaico con la inscripción “Dios Jesucristo”.

El lugar que los arqueólogos pasaron a llamar “Gran Megido” fue excavado durante 18 meses y algunos artefactos fueron encontrados. “Estábamos emocionados por un minuto, pero luego nos dimos cuenta de que hay una prisión de máxima seguridad allí, así que no podía seguir adelante con nuestros planes”, dijo Matthew Adams, director del Instituto WF Albright de Investigación Arqueológica.

Le puede interesar: Cómo caminar por fe y no por tus sentimientos

Explica que ahora que el gobierno ha decidido cambiar la prisión de local, será posible explorar el área para nuevos descubrimientos. Las autoridades turísticas israelíes están planeando un complejo en el lugar para combinar arqueología y turismo, buscando el público cristiano. Ellos esperan atraer a 300 mil visitantes al año, casi el doble del número actual.

[ Fuente: Christian Today]