Ultima Hora

Hombre es agredido por feminista por oponerse aborto y evangelizarla

En el vídeo, la mujer agrede física y verbalmente al hombre que estaba haciendo una manifestación pacífica contra el aborto en medio de la calle.

EE.UU.- Aunque a menudo se registran altos niveles de odio que muchos militantes del movimiento feminista logran cuando se trata de defender el aborto, no deja de sorprender. En un vídeo recientemente publicado en la página de Facebook “Abolish Human Abortion”, una mujer puede ser vista perdiendo totalmente el control y atacando físicamente a un manifestante cristiano pro-vida que estaba argumentando tranquilamente la cuestión del aborto con otras personas en la calle de una ciudad de Estados Unidos.

Los demás del lado pro-aborto también parecían estar discutiendo de forma relativamente pacífica, cuando de repente la mujer irritada ataca al manifestante cristianoy derribándolo al suelo.

“¡Vete a la m*****! ¡Largate casa! ¡Váyase a casa!, gritó la mujer que podía ser escuchada por todos los que pasaban por ese cruce, mientras intentaba sin éxito arrancar la pancarta pro-vida de las manos del muchacho, mientras que un hombre grande, que parecía estar del lado pro- el aborto del debate, tuvo que contener físicamente a la mujer desequilibrada.

“Señora, ¿por qué está tan enfadada?”, pregunta el manifestante pro-vida que no reveló su nombre.

LEER ARTICULO COMPLETO

“¿Por qué no estaría? Usted es un pedazo de m ****, váyase a casa!”, respondió ella. “¡Arregle sus m ***** y salga de aquí! No necesitamos esa m *****  aquí”, continuó reclamando la abortista, antes de soltar un grito perturbador que asustó a todos en aquella esquina, incluso a aquellos que discrepaban del manifestante pro-vida.

Después del escándalo de la mujer, el muchacho todavía intentó calmarla e incluso hablar sobre el amor de Jesús con ella. “Usted necesita a Jesús, señora”, dijo. “Usted tiene mucho odio”

La feminista entonces ironizó y respondió al manifestante de forma irrespetuosa al nombre de Jesús. “¿Necesito a Jesús? ¿Entonces necesito a ese p **** de Jesús?”, preguntó ella todavía jadeante. “Tengo todo el derecho de estar enojada”.

El joven cristiano continuó intentando su manifestación y argumentación de forma pacífica.

“¿Por qué estás tan nerviosa? Estos son niños que están siendo asesinados y necesitan una voz que hable por ellos”, dijo. Pero la mujer respondió con una declaración reveladora.

“Me preocupa sólo mi vida, eso no es un niño, es sólo un conjunto de células!”, dijo. Ella entonces tomó una lata de pintura spray y se preparó para empezar echar pintura a la pancarta que el manifestante sostenía en sus manos.

En su rabia, ella dijo: “Yo soy más grande que tú, soy más inteligente que tú, soy mejor que tú – váyase a casa!”, ella gritó, antes de empezar a gritar locamente “váyase a casa!”, Varias veces seguidas, como un disco rayado.

En medio de toda la confusión armada por la mujer, un transeúnte cristiano surgió al lado del manifestante y ofreció apoyo, orando por el muchacho. Entonces la cámara se apagó.