Biblia FE MUJER Predicaciones Cristianas

Aprendiendo a confiar en Dios en medio de un callejón sin salida

Soledad

En medio de las crisis es necesario que busquemos al Señor y Dios

Título: Aprendiendo a confiar en Dios en medio de un callejón sin salida

Base Bíblica: 1 Samuel 30:1-6; Salmo 27:1; Romanos 8:31;

Introducción:

¿Qué representa para un hombre pasar de la victoria a la más profunda derrota en cuestión de segundos, minutos o quizá horas? Sin duda es el anticipo de una crisis que marca su vida. Son situaciones que todos hemos pasado o, probablemente, estamos a las puertas de enfrentar. Las dificultades no son propias de aquellos que no tienen a Dios en su vida; los cristianos las enfrentamos y, si no estamos preparados y las afrontamos en nuestras fuerzas, podemos desestabilizarnos fácilmente.

La Biblia abunda en muchos ejemplos de hombres y mujeres que se encontraron al final de la calle, con problemas que rebasaban sus capacidades humanas y que les llevó a mirar el horizonte que tenían enfrente sumamente ensombrecido, lleno de nubarrones. ¿Qué hacer?¿Qué papel juega nuestro amado Dios en el asunto?

I. Las crisis tocan a la puerta de todos nosotros, pero no podemos permitir que nos gobiernen

1. Las crisis son inevitables, pero al mismo tiempo, se pueden manejar

2. El rey David se vio confrontado con lo inevitable de las crisis que obedecen a factores externos (1 Samuel 30:1-6)

            a. Es previsible que veamos el panorama ensombrecido

            b. Es previsible que creamos encontrarnos en un callejón sin salida

            c. Es previsible que busquemos ayuda humana, aun cuando terminamos frustrados

3. El rey David era un hombre entrenado en la guerra pero sintió angustia (1 Samuel 30:6 a)

            a. El rey David pasó en cuestión de horas de la victoria a la desesperación

            b. La clave ante las crisis, es el manejo que les damos

4. La mejor decisión que tomó el rey David fue fortalecerse en Dios (1 Samuel 30:6 b)

5. Buscar el rostro de Dios cambia todas las circunstancias

II. En medio de las crisis, ¿en quién confiamos?

1.  Recuerde siempre que nuestra fortaleza se encuentra en el Amado Padre (Salmo 20:7)

            a. Dios es quien  tiene todo bajo control

            b. Dios es quien puede llevarnos a nuevos niveles, por encima de la adversidad

            c. Es tiempo de preguntarnos, ¿en quién hemos confiado realmente?

2. Es necesario confiar en Dios aunque arrecie la tormenta (Salmo 27:1)

3. Confiar en la fuerza del hombre nos lleva a la derrota, confiar en Dios nos lleva a la victoria (Salmo 20:7)

4. Si Dios está con nosotros, ¿a quién debemos temer? (Romanos 8:31)

III. La oración es el camino para fortalecernos en Dios cuando llegan las crisis (Hechos 19:22-25)

1.  El apóstol Pablo fue un vencedor en el Reino de Dios pero también enfrentó profundas crisis

2. Estando prisionero en Éfeso, el apóstol Pablo oraba y cantaba himnos (Hechos 19:22-25)

            a. No perdía la confianza en que Dios obraría

            b. Conservaba la calma en medio de las tormentas

3.  Cuando glorificamos a Dios en medio de las circunstancias, el Seños es exaltado y responde con poder (Hechos 19:26)

            a. Dios trajo libertad a los discípulos

            b. Dios mostró que en medio de las crisis no estamos solos

4. Si depositamos nuestra confianza en Dios, Él vendrá en nuestra ayuda y traerá paz en nuestro corazón (Salmo 34:4)

Conclusión:

Ningún cristiano está exento de enfrentar una situación crítica. Los problemas no dejan de tocar a nuestra puerta por el hecho de profesar fe en el amado Salvador Jesucristo. Ahora, para enfrentar exitosamente los momentos críticos, es esencial que nos fortalezcamos en Dios a través de la oración. Es el secreto para desarrollar nuestras potencialidades como hombres y mujeres que sirven en el Reino, potencialidades que nos permiten sobreponernos a los obstáculos. Jamás estaremos vencidos si hemos depositado toda nuestra confianza en el Señor y si nos fortalecemos en Dios. Él es quien nos asegura la victoria en todo momento.

Acerca de cómo conservar la paz en medio de las tormentas el reconocido predicador del siglo pasado, Reuber Archer Torrey, escribió: “¿Conoce a alguien que está siempre sereno? Tal vez por su carácter natural es una persona muy tempestuosa, pero los problemas, conflictos, contratiempos y desamparos pueden pasar rápidamente alrededor de él o ella, y la paz profunda de Dios, la paz inescrutable que sobrepasa todo entendimiento, son siempre hombres y mujeres de mucha oración.”(Reuber Archer Torrey. “Cómo orar”. Editorial Peniel. Argentina. 2013. Pg. 21)

© Fernando Alexis Jiménez

Léanos en www.bosquejosparasermones.com y www.devocionalesdiarios.wordpress.com