FAMILIAFEMensajes CristianosPredicas Cristianas

Claves para una vida cristiana de éxito

La transformación de Cristo en nuestras vidas se vive en familia

La transformación de Cristo en nuestras vidas se vive en familia

Título: Claves para una vida cristiana de éxito

Base Bíblica: Marcos 1:1-8

Introducción:

La vida de toda persona—sin importar el pasado o el presente; si ha fracasado o ha tenido todos los pecados del mundo—puede ser transformada si le permite que Dios entre en su corazón y cumpla en su existencia los planes maravillosos que tiene desde antes de la creación del mundo. Basta que haya disposición para que el Señor Jesús pueda obrar. Cuando Dios entra en nuestro ser, cambia nuestra forma de pensar y de actuar.

I.- Dios prepara el camino para obrar en nuestra vida (vv.1-3)

  1. En Dios no hay coincidencias. Todo obedece a un plan concebido desde antes de la creación (versículos 1, 2. Cf. Malaquías 3.1)

            1.1. Después de cuatrocientos años en que no hubo mensaje de los profetas, Juan el Bautista fue enviado           como mensajero para preparar el camino del Señor Jesús.

            1.2. A través de Juan el Bautista, Dios comenzó a preparar el corazón del pueblo de Israel.

  1. Cuando Dios va ha hacer algo en nuestra vida, prepara el camino.

            2.1. Dios viene a nuestro encuentro.

            2.2. Dios tiene planes maravillosos para nuestra vida.

  1. Juan el Bautista encontró—como sin duda nos ocurrirá a nosotros—personas que respondieron al mensaje de Salvación (versículo 3. Cf. Isaías 40:3)

            3.1. Si queremos experimentar el obrar poderoso del Señor Jesucristo en nuestras vidas, debemos abrirle             el corazón.

            3.2. Si queremos que Dios transforme nuestras vidas, debemos pedirle que haga conforme a su voluntad         en todas las áreas de nuestro ser.

II.- Arrepentimiento, perdón y cambio van de la mano en el plan de Dios (vv.4, 5)

  1. El llamamiento de Dios al pueblo—y a nosotros hoy—es a reconocer nuestros pecados y errores, y a experimentar con Su ayuda un cambio de actitud (versículo 4 a)
  2. Cuando hay arrepentimiento sincero, Dios perdona nuestros pecados (versículo 4 b)

            2.1. Arrepentimiento y perdón de pecados son fundamentales para emprender una vida plena, en el plan     de Dios (versículo 5).

            2.2. Si reconocemos que hemos pecado, es necesario confesar nuestro pecado delante de Dios para que      haya perdón de parte de nuestro amado Padre celestial.

  1. La consagración del creyente comienza con la transformación interior (versículo 6)

            3.1. Juan el Bautista marcaba diferencia en su generación, como debe ocurrir hoy con todo cristiano.

            3.2. Si bien es cierto nuestra apariencia externa es importante, lo esencial es que se produzca en nosotros          un cambio interior.

III.- La vida del cristiano busca exaltar al Señor y Salvador de nuestras vidas: Jesucristo (vv.7, 8)

  1. El ministerio de Juan el Bautista era Cristocéntrico: reconocía el poder, honra y gloria de Jesús, el Mesías (versículo 7)

            1.1. El ser más importante en nuestras vidas es Jesucristo.

            1.2. Es por la misericordia y la gracia de Dios, que experimentamos Salvación en nuestras vidas.

  1. Cuando abrimos el corazón a Jesucristo, llena nuestro ser con Su Espíritu Santo (versículo 8)

Conclusión.

El arrepentimiento, el perdón de pecados, el cambio y el crecimiento personal y espiritual son claves en una vida cristiana de éxito. Es esencial que le permitamos a Dios que obre con poder, abriéndole las puertas de nuestro corazón. Darle la oportunidad de que su poder nos transforme. Los cambios serán progresivos, sólidos y evidentes a todos, lo que a su vez nos llevará a marcar la diferencia en la sociedad en la que nos desenvolvemos.

© Fernando Alexis Jiménez

https://www.mensajerodelapalabra.com

About these ads

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba