Salud

Como Saber si Tengo OVARIOS CAÍDOS Síntomas y Tratamiento

Como Saber si Tengo OVARIOS CAIDOS Sintomas y Tratamiento
Como Saber si Tengo OVARIOS CAIDOS Sintomas y Tratamiento

Como Saber si Tengo OVARIOS CAÍDOS Síntomas y Tratamiento.  Eso sólo lo puede determinar tu ginecólogo por medio de un estudio que se llama histerosalpingografía, que consiste en que te tomen una radiografía de tu matriz, el estudio se te hace unos días después de tu período para descartar un embarazo, básicamente te introducen un pequeño tubo por la parte intima, el cuál contiene una sustancia llamada mediocontraste, que servirá como re saltador de tu matriz para determinar que problema tienes, puede ser que tengas las trompas obstruidas, que no ovules, que tengas los ovarios caídos, en fin, mil cosas.

Mucha gente dice que es muy doloroso, pero es rápido y únicamente es incómodo por los cólicos que el líquido te produce, te lo digo porque yo tampoco podía embarazarme y después de 2 meses de haberme hecho el estudio logré hacerlo, espero que a ti te vaya igual de bien…¡ánimo!.

Caída de ovarios

La “caída de ovarios” u “ovarios caídos”, es una enfermedad de las mujeres en edad reproductiva, que se manifiesta por la presencia de un sangrado continuo, acompañado de dolores, que los informantes describen como “cólicos de regla” (V. dolor de regla).

sintomas de ovarios caidos

Síntomas de ovarios caídos

Las causas que pueden originar la caída de estos órganos son de diverso orden: una complicación durante el parto o por falta de cuidados durante el puerperio; por caídas, golpes, o por levantar objetos pesados. No todas las mujeres corren el mismo riesgo de contraer la enfermedad por las causas antes indicadas: una mala alimentación crea las condiciones apropiadas para que ocurra más fácilmente una caída de ovarios.

La enfermedad comienza con dolores en el vientre y la matriz y sangrado fuera del periodo menstrual; posteriormente, a la paciente se le inflaman los ovarios, orina con frecuencia, siente ardor al orinar, mucha comezón, y tiene la sensación de “tener caída de matriz”.

Enseguida al interrogatorio, la terapeuta palpa la parte baja del vientre de la enferma y siente “cómo están inflamados y caídos los ovarios“.

Si bien la caída de ovarios no es una enfermedad mortal, puede ocasionar muchas molestias. Si la paciente no se cura, se “le empiezan a inflamar más los ovarios” y en algunos casos crecen tanto que forman un tumor que “afecta la vejiga”. En estos casos, sólo una operación puede solucionar el problema.

Las terapeutas indican que para evitar la caída de ovarios, las mujeres tienen que andar fajadas después del parto y no deben cargar cosas pesadas; además, recomiendan en lo posible alimentarse bien (V. cuarentena).

¿Por qué se produce?

Normalmente, el útero es sostenido por los tejidos conectivos de la pelvis y por músculos, como el pubococcígeo, y se mantiene en su posición por medio de ligamentos especiales. El debilitamiento de estos tejidos permite que el útero caiga dentro del canal de la vulva. La causa más común de debilidad muscular es el trauma que se sufre durante el parto, especialmente con niños grandes o con trabajos de parto y nacimientos difíciles.

Se cree también que la pérdida del tono muscular y la relajación de los músculos, que se asocian a la menopausia y a la disminución de los niveles de estrógenos, juegan un papel importante en el desarrollo del prolapso uterino.

Muy excepcionalmente la caída del útero también se puede producir por un tumor pélvico.

El prolapso uterino es más común en las mujeres que han tenido uno o más partos y en las de raza caucásica.

Otras condiciones que se asocian a un aumento en el riesgo de desarrollar problemas de los tejidos de soporte del útero son por ejemplo la obesidad y los procesos que cursan con tos, de forma prolongada. La obesidad ejerce tensión adicional en los músculos de soporte de la pelvis; de igual forma, la tos excesiva o prolongada, producida por enfermedades pulmonares, tales como la bronquitis crónica y el asma.

El estreñimiento crónico y el esfuerzo asociado con éste también pueden provocar debilidad en estos músculos.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas más frecuentemente asociados son:

  • Sensación de pesadez o tracción en la pelvis.
  • Sensación de “estar sentada en una bola pequeña”.
  • Dolor de espalda bajo.
  • Protrusión desde la abertura (en casos que van de moderado a severo).
  • Relación intima difícil o dolorosa (dispareunia).

¿Cómo se diagnostica?

Un examen pélvico (con la mujer haciendo esfuerzo) muestra la protrusión del cuello uterino en el tercio inferior de la zona intima de la mujer (prolapso de primer grado o leve), una protrusión a través del introito o abertura (prolapso de segundo grado o moderado) o protrusión de todo el útero a través del introito o abertura (prolapso de tercer grado o severo).

Generalmente, estos signos van acompañados de una protrusión de la vejiga y de la pared anterior de la parte intima (cistocele), o del recto y la pared posterior de la vulva (rectocele) en el espacio de la vulva. En el caso de que un tumor sea la causa del prolapso, lo cual es poco común, se puede notar una masa en el examen físico

¿Cómo se trata?

Se puede utilizar un pesario (un objeto que se introduce en la parte intima de la mujer para colocar el útero en su lugar) como medida provisional o definitiva. Los pesarios vienen en muchas formas y tamaños y deben adaptarse en forma individualizada a cada mujer. Los pesarios son efectivos en muchas mujeres con prolapso uterino, sin embargo, dependiendo del tamaño del prolapso y de la relajación de la pared de la zona intima, pueden ser de poca o ninguna ayuda.

Además de su uso limitado en el tratamiento, hay otras desventajas: los pesarios tienden a producir irritación y una secreción de olor anormal, por lo que la paciente requiere de una limpieza periódica que normalmente predispone a visitas frecuentes al médico. En algunas mujeres, los pesarios rozan e irritan la mucosa, e incluso, en ocasiones, la pueden desgastar y causar ulceraciones. Además, algunos pueden interferir con la relación intima normal, limitando la profundidad de la penetración.

Si la mujer tiene obesidad, se recomienda lograr y mantener un peso estable. Además, se debe evitar el esfuerzo y el levantamiento de objetos pesados.

Se debe retrasar la cirugía hasta que los síntomas sean tan significativos que pesen más que los riesgos. La realización de la cirugía depende de:

    • La edad y estado de salud general de la mujer
    • El deseo de embarazos futuros
    • La preservación de la función de la vulva
    • El grado del prolapso
    • Las condiciones asociadas.

Se realiza histerectomía cuando es necesaria y, al mismo tiempo, se corrige quirúrgicamente cualquier debilidad de las paredes, la uretra, la vejiga o el recto.

COMO CURAR OVARIOS CAIDOS  EN 1 MES

OVARIOS CAIDOS, los médicos la llaman prolapso de la matriz, este fenómeno se da cuando, pasamos por varios partos, nuestra matriz se va desprendiendo poco a poco, y puede llegar hasta el conducto intimo en el peor de los casos.

Esto suele ocurrir entre los 45 y 65 años de edad, la mujeres que han parido mucho le suele ocurrir esta condición.

Causas
Múltiples partos
Músculos pélvicos débiles
La edad
Desgarro de los tejidos que sostienen la matriz
Puede ocurrir cuando levantamos objetos pesados
Golpes en el área
Menopausia, esta hace que perdamos la tonicidad muscular
Descenso de estrógenos
La obesidad
Tos incontrolable, ya que ejercemos presión en nuestro abdomen

Síntomas
Dolor al tener intimidad
Impresión de estar sobre una especie de pelota
Molestias en la espalda
Dolor pélvico
Una señora empezó hacer este tratamiento y a la primera semana empezó a ver cambios favorables, a la tercera semana, fue con su ginecólogo, el médico se sorprendió al ver que la matriz estaba volviendo a su lugar.

Vas a necesitar
1/2 taza de jengibre lavado y picadito

1 toalla sanitaria

1 venda de 30 centímetros o una faja

½ taza de barro o arcilla, no importa el color, usemos lo que encuentres

4 ramas de árnica

1 taza de orégano de comer

1 litro de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Vamos a depositar el jengibre, el orégano y el árnica, en el litro del aceite de oliva. El árnica y el jengibre van a desinflamar y el orégano eliminara las bacterias. Lo dejamos en agua sol y sereno por dos semanas.

Cuando esté listo vamos a preparar una pasta con el agua y la arcilla, lo vamos a aplicar la parte pélvica, y lo cubrimos con la venda, cambia el emplaste dos veces al día, porque lo vas a dejar toda la noche y todo el día. El barro desinflamara todos los órganos del área, incluyendo los intestinos.

Al mismo tiempo vas a empapar la toalla sanitaria con el aceite que preparamos y te la vas a poner en tu zona intima, todos los días dos veces, la toalla sanitaria la vas a cambiar por una limpia dos veces.
Te vas ayudar con este otro remedio para cuando vayas a evacuar no hagas ningún tipo de esfuerzo.

INGREDIENTES:

1 taza de papaya

2 nopales medianos

8 onzas de agua

PREPARACIÓN:
Licuar todos los ingredientes, y tomarlo todas las noches antes de dormir. Este evitara que la matriz salga más de su lugar al momento de pujar.

Consejos

Aliméntate bien
No uses toallas sanitarias perfumadas.
Trata de usar jabones neutros, que no tengan perfumes ni colorantes.
Utiliza una toallita exclusivamente para el uso de tu parte intima.
Por otro lado si sufres de hemorroides el remedio del aceite en la toalla sanitaria de arriba te lo vas a colocar en el ano, y también de ayudara, vas a tener los mismo cuidados mencionado, incluyendo el uso exclusivo de la toalla, esto aplica también para hombres, niños, o cualquiera que tenga esta condición.
Si sufres de varices aplica este aceite en lugar de aplicar crema.

Recuerda compartir, así ayudaras a muchas personas que tengan alguno de estos problemas de salud.