Como vencer en tiempos de estrés

¿Recuerda alguna vez en su vida cuando necesitaba proseguir hacia adelante en la fe? Quizás está pasando por una prueba de algún tipo en estos momentos y está luchando para permanecer positivo.
En tiempos así es agradable recibir ánimo de parte de la familia y amigos. Pero en última estancia, necesitamos decidir por nosotros mismos que vamos a tener victoria al final.

Si lo piensa, casi nada que vale la pena pasa en la vida sin tener que perseverar en algún área de dificultad. Es parte de la jornada de la vida.
El hecho es, que podemos sufrir el dolor de pelear nuestra batalla hasta el final o podemos rendirnos y sufrir el dolor de la derrota. He aprendido que es mejor para mí hacer lo que Dios requiere de mí desde el principio porque la verdad es que: él siempre quiere lo mejor para mí y no va a cambiar de opinión.

Cuando sus sentimientos se interponen en el camino de Dios

A veces Dios nos libera de dificultades y a veces nos lleva por ellas. La decisión es de Dios. Él sabe lo que necesitamos, cuando lo necesitamos. Cuando estamos en medio de una lucha, ayuda hacernos esta pregunta: ¿Estoy dispuesto a servir a Dios sin entender todo?

Si solo estamos dispuestos a servir a Dios cuando todo va como queremos, entonces no estamos confiando en él completamente. Necesitamos servir a Dios en todo tiempo, aun cuando no sentimos hacerlo.

Piense acerca de esto. Si solo hiciéramos lo que queremos en la vida, no lograríamos mucho ¿verdad? Debemos proseguir más allá de lo normal y hacer lo que es excelente – no solo una o dos veces, pero día tras día, tras día, tras día.

Entonces cuando llegue al final, puede mirar hacia atrás y reírse de los obstáculos que dejo atrás.

Cuando parece que la fe no está trabajando

Una cosa que debe recordar es que Dios siempre está con usted y él siempre está a su favor. El enemigo quiere que olvidemos eso. Por eso cada vez que experimentamos progreso en nuestra jornada de proseguir adelante, él va a tratar de desanimarnos.

El enemigo trata de llenarnos de pensamientos y sentimientos negativos: rechazo, traición, abandono, celos, decepción, depresión, desánimo con Dios. Cuando el enemigo está presionándonos, tenemos que continuar parándonos en fe y perseverar en la Palabra de Dios, manteniendo nuestra mirada puesta en las promesas que él nos ha dado.

Le animo a que decida y declare: “No importa cuánto tiempo tome o que tan difícil sea pasar por esto, ¡no me voy a dar por vencido! ¡No voy a vivir en opresión! ¡No voy a permitir que mi pasado me controle!

Determine tener lo mejor que Dios puede darle.

Cómo levantarse en medio de la lucha presente

Filipenses 3:10 -11 dice: “Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte. Así espero alcanzar la resurrección de entre los muertos.”

¿Puede ver lo que Pablo está diciendo? Hay un lugar, espiritualmente donde somos levantados sobre toda cosa maligna. Esto significa que no importa cómo lo trate la gente, usted puede tener gozo en su corazón sin importar en que tipo de tormenta se encuentre, usted puede tener la paz que sobre pasa todo entendimiento (lea Filipenses 4:7).

Yo creo que Dios quiere que perseveremos para obtener más de lo que él tiene reservado para nosotros. Él quiere que disfrutemos la jornada. Sobre todo, él quiere que vivamos una vida que afecte a las demás personas de una manera positiva.

Tómelo un día a la vez

Las personas que prosiguen y perseveran son aquellas que hacen grandes cosas para Dios. Todos y cada uno de nosotros podemos vivir así por la gracia de Dios si escogemos hacerlo, porque Dios nunca nos pide hacer algo sin darnos la habilidad para hacerlo.

Filipenses 3:13 -14 (NVI) dice que olvidemos lo que queda atrás, nos esforcemos por lo que está adelante, avancemos hacia la meta para ganar el premio que Dios nos ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.”

La mejor manera de hacer esto es tomando la vida un día a la vez porque vivimos en un mundo lleno de problemas y estrés y se requiere de mucho poder para vivir en victoria hoy en día. Hay muchas cosas que pasan en la vida que viven en nuestra contra – desilusiones, ofensas, etc. Pero Dios nos escoge para vivir en este tiempo en la historia y él sabe lo que está haciendo. Con su ayuda, podemos pasar por las pruebas que enfrentamos y ser victoriosos sobre ellas.

Hoy le quiero animar a proseguir. Recuerde, usted ya tiene la victoria porque Dios está de su lado.

Por Joyce Meyer. www.joycemeyer.org

Lo ultimo

GEDEÓN Y LOS 300 – “La Buena Batalla” De 32.000 a 300

Gedeón vivió en una de las épocas más desalentadoras de la historia de Israel. Un tiempo de apostasía y de confusión. Sin embargo, aun...

Los dones del Espíritu Santo: cuáles son? significado, cómo usarlos

Todos los cristianos tenemos por lo menos un don y el Espíritu Santo distribuye los dones según quiere: «Todo esto lo hace un mismo...

EL SEÑOR ADEREZA MESA DELANTE DE MÍ (Significado)

Versículo de la Biblia: Salmos 23:5 Una mujer que sufría de heridas internas, pasaba día y noche buscando la manera de vengarse; hasta que llegó...