Cómo vencer las tentaciones que nos arrastran al pecado

Cómo vencer las tentaciones que nos arrastran al pecado

Es importante permitir que Dios tome control de nuestra vida

Es importante permitir que Dios tome control de nuestra vida

Título: Cómo vencer las tentaciones que nos arrastran al pecado

Base Bíblica: Santiago 1:12-17

Introducción:

No podemos desconocer que la tentación es real y cuando se materializa en pecado, lleva a la destrucción.  Quien es tentado se ve atraído, sin duda, por sus propios deseos. Esa inclinación al mal que todos enfrentamos—por nuestra naturaleza humana—nos afecta y también a quienes constituyen círculo de influencia. La tentación es realmente una prueba den nuestra carne que estamos llamados a superar victoriosamente. Con ayuda del Señor Jesús podemos lograrlo.

I.- las tentaciones ponen a prueba nuestra vida cristiana

1.- El propósito de la tentación es destruirnos (Santiago 1:13, 14)

            a.- Nuestra naturaleza pecaminosa alimenta las tentaciones

            b.- Dios no envía las tentaciones. El enemigo espiritual, en cambio, pone tropiezo a nuestro paso.

2.- Cuando superamos las tentaciones llegamos a nuevos niveles de victoria

3.- Cuando alguna prueba proviene de Dios, nos permite afirmarnos en la fe y salir victoriosos

4.- La tentación se origina en Satanás (1 Juan 2:15-179

            a.- Satanás procura que desobedezcamos a Dios

            b.- Satanás procura robarle la gloria a Dios cuando caemos en pecado

            c.- Cuando amamos al mundo, es más fácil sucumbir a la tentación

5.- El Señor es quien nos fortalece cuando nos fijamos la meta de vencer la tentación (Efesios 6:11, 12)

II.- Si dependemos de Dios en todo momento podemos vencer las tentaciones

1.- dios nos llama a vivir conforme a la voluntad de Dios (efesios 4:17-22)

            a.- El mundo pecaminoso quiere arrastrarnos

            b.- Es necesario despojarnos del viejo hombre

2.- Dios nos llama a dejarnos guiar por el Espíritu santo (Gálatas 5:16-18)

            a.- No debemos satisfacer los deseos de la carne

            b.- Cuando nos dejamos arrastrar por la tentación cometemos pecados que deshonran a Dios.

            c.- Es necesario someter nuestra vieja naturaleza (Romanos 7)

3.- La tentación entenebrece nuestro entendimiento

4.- Con el poder del Espíritu Santo podemos superar y vencer las tentaciones de la carne (Romanos 8:139

5.- Es necesario vivir cada día en el poder del Evangelio

III.- Dios nos permite enfrentar y vencer la tentación

1.- No podemos dejarnos arrastrar por la inclinación a la pecaminosidad (Santiago 1:14, 15)

2.- Si alimentamos la carne, el pecado  nos gobierna

3.- Dios nos concede el poder para vencer la tentación

4.- Vencemos la tentación cuando desarrollamos una vida de oración (Marcos 14:38)

5.- Si sometemos nuestra vida a Dios, podemos vencer las acechanzas del enemigo (Santiago 4.7)

6.- El Señor Jesús venció las tentaciones de Satanás cuando citó verdades contenidas en las Escrituras.

Conclusión:

No podemos desconocer nuestra condición pecaminosa que nos lleva a desobedecer a Dios. No obstante, podemos vencer por el poder de Dios. Si Él mora en nuestra vida y le permitimos que tome control pleno de nuestros pensamientos y acciones, podemos avanzar victoriosos por encima de las estratagemas del enemigo. Dios nos asegura la victoria. Estamos llamados a vencer.

http://www.mensajerodelapalabra.com

About these ads

Facebook comentarios: