Confiar en las Emociones no nos Lleva por el Camino Correcto

Es fácil tomar decisiones basadas en lo que queremos, pensamos y sentimos-o lo que nuestras emociones nos dicen que es lo correcto, en este momento. Pero tenemos que ser muy cuidadosos de no dejarnos llevar por las emociones. Tenemos que seguir algo mucho más sabio y mucho más confiable-y eso es la Palabra de Dios.

Hebreos 4:12 dice que la Palabra de Dios es más cortante que cualquier espada de dos filos, que penetra lo más profundo del alma y del espíritu, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. En otras palabras, la Palabra de Dios nos da la sabiduría para reconocer el bien del mal, y poder mantener nuestros pensamientos y actitudes bajo control.

Incluso después de años de estudio quizás no podremos ser capaces de aplicar todos los pedacitos de sabiduría que están en la palabra de Dios para nosotros, pero podremos hacer considerables progresos-y además estaremos cubiertos por la gracia y misericordia de Dios a medida que continuamos aprendiendo y creciendo.

Cómo Reconocer la Voluntad de Dios de la Suya
A veces es difícil discernir si lo que queremos está en línea con lo que Dios quiere para nosotros, porque cuando nos sentimos que creemos firmemente en algo, es fácil engañarnos a nosotros mismos pensando que es la voluntad de Dios-y el diablo nos ayudará a hacerlo. Incluso nos llevará a tomar las Escrituras fuera de contexto si con eso nos mantiene engañados y viviendo en pecado.
Primera de Corintios 2:14 dice que a los del mundo, las verdades reveladas por el Espíritu les suenan como si fueran una tontería. Sólo las personas espirituales pueden entender las cosas del Espíritu. ¡Y a veces aún a las personas que son espirituales se les hace muy difícil hacerlo!

También te puede interesar:  Una actitud ante la vida: La mentalidad ganadora es 'cuestión de fe'

Les puedo decir que cuando usted está realmente siendo guiado por el Espíritu, su cabeza puede tener dificultades para comprender lo que Dios está haciendo porque a menudo parece que Él ES poco razonable. Él hará muchas cosas en su vida que usted simplemente no podrá entender.
Yo solía estar tan confundida acerca de algunas de las cosas que Dios permitió que ocurrieran en mi vida. Pero hoy cuando miro hacia atrás y las veo, puedo decir, «Ahora sé por qué eso tenía que suceder. Ahora sé por qué, tomo lugar. »

Dios sabe más de lo que sabemos, sus caminos son superiores a nuestros caminos, y Él tiene un mejor plan para nuestras vidas que nosotros mismos. En lugar de dejarnos dirigir por nuestros sentimientos, tenemos que ser guiados por Dios, aun cuando no lo entendamos.

También te puede interesar:  ¿Deseas seguir a Jesús? Deberás pagar un precio

Cómo Manejar las Emociones Inestables
Si queremos mejorar en esta área, tenemos que dejar que Dios nos muestre algo de la verdad sobre nosotros mismos. Necesitamos que Él nos revele la raíz de nuestro problema, porque si la vemos, podemos tratar con ella, y entonces podremos evitar los sentimientos que surgen de ella. Así que podemos orarle a Dios para que nos revele esas cosas a nosotros mismos. Pero los sentimientos son impredecibles por naturaleza, así también tenemos que aprender a manejarlos cuando cambian de forma inesperada.

Es increíble cuanto usted puede enderezar su actitud con tan sólo tener una pequeña charla con usted mismo. Puede que su familia no sea todo lo que a usted le gustaría que fueran, pero usted tiene una familia. Quizás su casa no es como le gustaría que fuera, pero no está en la calle. A lo mejor no le gusta su trabajo, pero hay alguién allá fuera que lo quiere. Puede que ni siquiera le guste su cónyuge, pero le garantizo que hay alguién por ahí que sería feliz si se lo quita de sus manos.

También te puede interesar:  Como Transmitir una Herencia Espiritual

La victoria es casi imposible hasta que aprendamos a vivir más allá de nuestros sentimientos.

¡Ellos pueden cambiar tan rápidamente! Los sentimientos nos hacen llorar por una hora y para la próxima hacernos reír. Se comportan mejor cuando las circunstancias están bien, y hacen de las suyas durante períodos de espera y de cambio. Quiero que domine sus sentimientos. Quiero que sea dueño de sus emociones, no permita que se apropien de usted.

Colosenses 3:2 dice que debemos fijar y mantener nuestra mente en las cosas de arriba. Si hoy mismo, usted toma la decisión de vivir por la Palabra en vez de como se siente, le garantizo que de ahora a dentro de un año usted será una persona diferente-y espero, que muy satisfecho con su progreso.

Por Joyce Meyer.