Como alcanzar el Éxito con la ayuda de Dios (Versículos sobre el éxito)


El éxito llegará y se quedará si guardas en tu corazón y practicas ciertos principios poderosos. Alcanzar la cima del Everest y mantenerse allí el tiempo suficiente para apreciar la grandeza de Dios es difícil porque debes evitar morir en el camino.

Quienes lo han logrado aseguran que una de las claves es mantenerse agachado durante el ascenso para evitar que el viento helado te congele. Eso nos habla de una actitud humilde. Dios quiere bendecirte en lo espiritual y material, así como lo hizo con Su pueblo a quien repartió las tierras y como lo hizo con Jesús que tenía la poderosa unción para levantar a los muertos. Para recibir Sus bendiciones debes demostrar humildad.

Otra clave para mantener el éxito alcanzado es amar a Dios sin importar las circunstancias. La Palabra es clara al decir que todas las cosas ayudan para bien si amamos al Señor (Romanos 8:28). No importa si el momento que pasas es bueno o malo, no importa si piensas que es poco o mucho lo que recibes de Sus manos, demuestra que amas a Dios sobre todas las cosas.

Hay situaciones que se ven desfavorables pero que al final obran para bien. Algo es realmente malo si logra apartarte del amor de Dios y lo utilizas como excusa para obrar como no es debido. Actuar en rebeldía y apartarte del Señor ante una dificultad es lo que realmente te aleja del camino al éxito y es lo peor que puede sucederte.

Los problemas nos ayudan a formar carácter, aunque para algunos son instrumento de deformación. Todo depende de cómo lo veas. Para algunos, un despido injusto puede ser motivo para dejar de ser buenos, honrados y responsables, cuando para otros es la oportunidad para pactar con Dios, buscar ser mejores y renovar la fe en Sus promesas.

La Biblia dice: “Resistir al mal y éste huirá de vosotros”. No se refiere solamente al maligno, es decir, resistir la tentación de pecar, sino también se refiere a ser fuertes ante la adversidad porque soportar lo malo, lo desagradable, te forma el carácter para alcanzar lo bueno y tener la humildad de recibirlo con un corazón agradecido.

Recuerda que los problemas son externos y tu actitud para afrontarlos es interna. Si amas a Dios sobre todas las cosas, no hay circunstancia negativa que te dañe internamente. ¡Yujuuu!

Ser agradecido por todos los beneficios recibidos del Señor (Salmo 103:1-2) es otra condición para mantener el éxito. A veces parece que escribimos nuestras peticiones y quejas sobre mármol y nuestros agradecimientos sobre la arena del mar donde el mensaje se desvanece. Si la gratitud fuera como las peticiones, saldríamos adelante más rápido.

Agradece día y noche porque recibes más de lo que pides. Incluso hay cosas que no pides que tienes y no aprecias. No olvides ninguno de Sus beneficios.

No permitas que tus logros te quiten la humildad y capacidad de agradecer todo lo que has recibido del Señor. Si quieres que Dios continúe levantándote, reconoce que de hecho, ya te ha levantado bastante. Ama a Dios y agradécele todo lo bueno que te ha dado.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300

Nuestra actitud de servicio es otro elemento importante para mantener el éxito y no debe ser simplemente una apariencia. Obedece y sirve en todo momento, sea evidente para tu jefe o no. No olvides que él, aunque pienses que es un ogro, es el instrumento que Dios usa para bendecirte con trabajo y provisión. “Ponte la pilas” y demuestra que mereces el puesto que tienes. Hay que trabajar para alguien de corazón, demostrando respeto a Dios (Colosenses 3:22- 23).

Obedece si quieres recibir bendición. Para tener y mantener el éxito, antes de dar órdenes, aprende a obedecerlas. Dale gracias al Señor por todo lo que recibes de Su amor. Pídele que te ayude a tener éxito y mantenerlo con la actitud correcta, siendo fiel en todo momento y sirviéndole con un corazón humilde.

Si no sabes hacia dónde vas, nunca sabrás cuando llegarás

Éxito es una palabra que causa controversia en algunas personas, muchos lo anhelan y sin embargo se resisten a lograrlo porque piensan que no han nacido para ganar.  Se han vuelto conformistas y derrotistas con frases: “Nunca lo voy a lograr», «Soy incapaz», «Nadie me entiende», «Quien se va a fijar en mi», “No tengo dinero”, entre otras.

El éxito no es suerte o magia del destino. Dios lo diseñó a usted para que sea exitoso y por supuesto hay pasos que cumplir para que eso ocurra. Jesús fue exitoso en su ministerio y en su obra, el hecho más grande es que El resucitó, venció la muerte  y pide al Padre por nosotros para que nosotros tengamos éxito en la tierra.

Ahora no me confunda éxito con fama, dinero, poder, hay mucha gente que tiene eso pero no son felices. El éxito es más que eso, tiene que ver que al final de tu vida amaste a Dios, a tú cónyugue, a tus hijos, dejaste un legado y disfrutaste la vida al máximo.

Una pregunta que le puede ayudar es: ¿Cómo seré recordado después que muera?

La gente exitosa es aquella que ha aprendido  a aplicar consistentemente las leyes de Dios en sus vidas y es aquella que ha descubierto su potencial para bendecir a otros mientras él también se beneficia.

Uno de los pasos para el éxito es la fijación de metas

Las metas son importantes, ellas le llevan al lugar donde quiere llegar. En un estudio que realizó la Universidad de Harvard a sus estudiantes encontraron que solo el 3% de las personas tenían metas por escrito acompañadas de un plan de acción y al cabo de diez años se contactaron nuevamente a estas personas y el resultado fue que estas personas eran exitosas en lo que hacían.

Muchos no se fijan metas es porque no han aceptado aun la responsabilidad personal de sus vidas, y aun le temen al fracaso y al éxito.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300

Es interesante que el conocido hombre de negocios Lee Iacocca, fue nombrado vicepresidente de Ford Motor Company a la edad de 36 años, sin embargo como estudiante universitario, había decidido convertirse en  vicepresidente de Ford Motor  a la edad treinta y cinco años. Sólo perdió su objetivo por un año.

Entiende que el hecho de que se fije una meta y no lo logre en el tiempo deseado no significa que no lo va a lograr. Puede significar que está acercándose a su meta.

Estableciendo objetivos específicos, metas es un ejercicio poderoso. El profeta Habacuc escribió acerca de la fijación de metas: Y El Señor me respondió “Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido. Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse.  Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá.” Hab.2:2-3

¿Cuáles son sus sueños?

¿Ha escrito sus metas?

El escribir sus metas  es una de las tareas más importantes de motivación para ganar en la vida. Dios quiere que usted tenga éxito y por ello debes escribir sus metas.

“Una hora de ejercicios de fijación de metas le ahorrará unas 60 horas en los próximos meses y usted puede aprovecharlas con su familia.”  Pedro Sifontes

Algunas ideas que le ayudaran a fijar metas:

1. Haga una lista de valores. ¿Qué es lo que mas valora?

2. Haga una lista con todos sus sueños. Escriba todo. ¿Qué le gustaría lograr en la vida? ¿Qué experiencias desearía tener?

3. ¿Qué harías si tuvieras seis meses de vida?

4. Escriba sus metas para tres años, un año, tres meses y desarrolle un plan de acción para alcanzarlos.

5. Convénzanse. Muchas personas escriben sus metas pero no están convencidas de lograrlo.

6. Haga una lista de recursos disponibles. ¿Qué libros, seminarios, personas pueden ayudarle para alcanzar sus metas? Hay un precio que disfrutar.

7. Identifique los obstáculos y piense como lo vencerá. Enfrente a sus gigantes, derribe a Goliath.

“El éxito no se mide por los logros que tengamos en la vida sino por lo que hemos tenido que superar para llegar a donde estamos.”

Recuerda siempre que Dios quiere que usted tenga éxito. El nos diseñó para ganar. Usted va a funcionar mejor y será más feliz cuando se mueva en pos de metas. Prosiga al blanco… como dice Pablo.

Hoy es el mejor día para empezar a fijar metas en su vida.

Versículos sobre el éxito

Deuteronomio 29:9

Guardad, pues, las palabras de este pacto y ponedlas en práctica, para que prosperéis en todo lo que hagáis.

Josué 1:7-8

Solamente sé fuerte y muy valiente; cuídate de cumplir toda la ley que Moisés mi siervo te mandó; no te desvíes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito dondequiera que vayas. Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito.

También te puede interesar:
GEDEÓN Y LOS 300 - "La Buena Batalla" De 32.000 a 300
1 Reyes 2:3

Guarda los mandatos del SEÑOR tu Dios, andando en sus caminos, guardando sus estatutos, sus mandamientos, sus ordenanzas y sus testimonios, conforme a lo que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y dondequiera que vayas,

2 Crónicas 26:4-5

E hizo lo recto ante los ojos del SEÑOR, conforme a todo lo que su padre Amasías había hecho. Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, quien tenía entendimiento por medio de la visión de Dios; y mientras buscó al SEÑOR, Dios le prosperó.

Salmos 1:1-3

¿Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del SEÑOR está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol {firmemente} plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera.

Salmos 122:6

Orad por la paz de Jerusalén: Sean prosperados los que te aman.

Proverbios 3:1-4

Hijo mío, no te olvides de mi enseñanza, y tu corazón guarde mis mandamientos, porque largura de días y años de vida y paz te añadirán. La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón.

Encomienda tus obras al SEÑOR, y tus propósitos se afianzarán.

Proverbios 21:21

El que sigue la justicia y la lealtad halla vida, justicia y honor.

Proverbios 22:4

La recompensa de la humildad {y} el temor del SEÑOR son la riqueza, el honor y la vida.

Proverbios 28:13

El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que {los} confiesa y {los} abandona hallará misericordia.

Isaías 33:15-16

El que anda en justicia y habla con sinceridad, el que rehúsa la ganancia injusta, y se sacude las manos para que no retengan soborno; el que se tapa los oídos para no oír de derramamiento de sangre, y cierra los ojos para no ver el mal; ése morará en las alturas, en la peña inexpugnable estará su refugio; se le dará su pan, {y tendrá} segura su agua.

1 Corintios 3:6-7

Yo planté, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que da el crecimiento.

¿Qué tan útil fue este articulo? - Compártelo!

Haga clic para calificar!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!