He Aqui Yo Hago Nueva Todas las Cosas

INTRODUCCIÓN: ¿A quién no le gusta las cosas nuevas? ¿Se acuerda cuando era niño y estrenaba una ropa nueva para navidad? Ciertamente cuando pensamos en lo “nuevo” resalta siempre delante de nosotros un carro 0 kilómetros, una casa recién construida, un matrimonio que comienza, una escuela nueva, un empleo nuevo etc.

La tecnología está siempre en búsqueda de lo nuevo para sus clientes. ¿Por qué piensa que los creadores de los teléfonos inteligentes, por ejemplo, están en una continua carrera para ofrecer a su clientela la última novedad de sus productos? Pero eso que es nuevo ahora ya será viejo el próximo año. Que bueno que esto no pasa con nuestro Dios. Vea cómo en Apocalipsis, el ultimo libro de la Biblia, está lleno de cosas nuevas que por por los primeros mil millones de años seguiran siendo nuevas. Primero comienza hablándonos de un nombre nuevo.

No se si a usted le gusta su nombre, pero tendrá un nombre nuevo (2.17; 3.12). Nos habla de un cuerpo nuevo. No se si usted está conforme con su cuerpo, pero llegara el día cuando ya no habrá más llanto, ni dolor, ni tristeza, ni muerte (21.4). Pero tambien habrá un «un nuevo cántico» (5.9; 14.3). ¿Se imagina cómo será ese cántico? Por supuesto que habrá una nueva ciudad cuya descripcion simplemente es incomparable (21.9-27).

Pero por si faltara algo en el mismo capítulo 21 el Señor dice: «He aquí, yo hago nuevas todas las cosas» (v. 5). Este texto nos alienta sobre manera. Para nadie es un secreto que pasamos por tiempos donde todo parece derrumbarse, a lo mejor por una gran prueba, pero Dios nos dice que hará nuevas todas las cosas.

Nada produce más gozo que el iniciarnos en algo que nos da satisfacción. ¿No creen ustedes que el comienzo de una iglesia es la mejor oportunidad para ver al Dios haciendo nuevas cosas? La vida en Cristo es un nuevo comienzo, esto fue lo que Pablo nos dice en 2 Corintios 2:17. Consideremos la naturaleza de esta declaración.