Predicas Cristianas

¿Cuál es el significado de la parábola del hijo pródigo?

hijo pródigo

La parábola del hijo pródigo muestra cómo Dios nos ama, a pesar de nuestros errores. Dios siempre está listo para perdonar a aquellos que se arrepienten y son felices cuando sus hijos regresan a él.

Una parábola es una historia corta que te ayuda a comprender una verdad compleja. Jesús contó la parábola del hijo pródigo para explicar la relación de Dios con el pecador.

La historia del hijo pródigo

La parábola del hijo pródigo habla de un hombre que tuvo dos hijos. Un día, el hijo menor pidió su parte de la herencia y se fue para “disfrutar de la vida”. El joven gastó todo en sus placeres y terminó en la pobreza. Luego hubo una hambruna donde estaba, y el único trabajo que pudo conseguir para sobrevivir fue cuidar a los cerdos, que los judíos consideraban inmundos ( Lucas 15: 14-16 ).

¡El joven tenía tanta hambre que incluso quería comer la comida de cerdo! Luego recordó la casa de su padre, donde incluso los criados comían bien. Se arrepintió y decidió regresar a casa, disculparse con su padre y solicitar un trabajo como sirviente ( Lucas 15: 17-19 ).

Esto es lo que dice la Biblia sobre el arrepentimiento.

Cuando el padre vio que su hijo venía de lejos, corrió a su encuentro y lo recibió con alegría. El hijo pidió perdón y trató de solicitar un trabajo, pero el padre lo interrumpió, pidiendo a los sirvientes que trajeran a su hijo ropa nueva y prepararan una fiesta ( Lucas 15: 22-24 ). El padre no estaba enojado ni desilusionado; ¡Estaba feliz de que su hijo hubiera regresado sano y salvo!

Para cuando el hijo mayor llegó a casa del trabajo, la fiesta ya había comenzado. ¡Escuchó que su hermano menor había regresado y en lugar de regocijarse estaba enojado! Su padre vino a hablar con él y su hijo le explicó que siempre trabajó e hizo todo lo posible para complacer a su padre sin recibir nada a cambio. Ahora se sentía agraviado porque su padre había organizado una fiesta para su hermano irresponsable, solo porque había vuelto a casa ( Lucas 15: 29-30 ).

El padre explicó que todo lo que había pertenecido a su hijo mayor. ¡Pero la celebración fue importante porque antes era como si el hijo más joven hubiera muerto y ahora volviera a la vida! El padre no estaba celebrando los errores de su hijo, sino celebrando el cambio de su vida ( Lucas 15: 31-32 ).

El significado de la parábola.

Dios es nuestro padre Cuando pecamos, somos como el hijo pródigo, abandonando a nuestro padre para desperdiciar nuestras vidas. El pecado destruye la vida y acaba con las bendiciones que Dios nos da. El hijo pródigo que regresa a casa representa a aquellos que se arrepienten de sus pecados y le piden perdón a Dios.

Dios está muy feliz de perdonar a los que se arrepienten. Le da la bienvenida con amor y afecto, sin guardar rencor. Cuando alguien se arrepiente, ¡Dios tiene una fiesta! Restaura y transforma, dando una segunda oportunidad.

También te puede interesar:
¿Por qué fueron destruidos Sodoma y Gomorra?

También podemos ser como el hermano mayor. Cuando somos obedientes a Dios no podemos olvidar su amor incondicional. Dios no nos ama por las cosas que hacemos por Él. ¡Dios nos ama porque somos Sus hijos!

¡Qué fácil es sentirse “ofendido” (con envidia) cuando otra persona “menos digna” es bendecida por Dios! Pero el arrepentimiento debería ser una fuente de gran alegría para todos nosotros. Cuando dejamos de envidiarnos, vemos que Dios también nos da muchas bendiciones que podemos disfrutar. No tenemos motivos para estar celosos.

Cuatro lecciones basadas en la historia del hijo pródigo

Cuatro lecciones basadas en la historia del hijo pródigo

La parábola del hijo pródigo es una de las más conocidas de la Sagrada Biblia, un hijo que toma parte de su herencia y abandona la granja de su padre para vivir una vida pecaminosa. Sin embargo, ese hijo pierde toda su herencia y termina necesitado hasta que decide regresar a la granja de su padre y es recibido de vuelta. En este artículo presento cuatro lecciones que el cristiano debe extraer de la historia del hijo pródigo.

Dios respeta la elección del hombre

La parábola del hijo pródigo es una historia ficticia con un mensaje poderoso en su esencia, por lo que es importante tratar de entender quiénes son los personajes descritos en la historia, para que el padre mencionado en la parábola pueda ser entendido como Dios. y los dos hermanos como cristianos se dividieron en dos clases, los fieles y los infieles. Sin embargo, la parábola está dirigida a los cristianos, ya que la historia señala la actitud de dos hijos hacia su padre, de modo que el hombre solo puede convertirse en un hijo de Dios si reconoce a Jesús como su salvador (Juan 1:12).

Al identificar a los personajes y el público objetivo de la parábola, la historia continúa cuando el hijo infiel decide tomar parte de su herencia y abandonar la granja de su padre. Dios permite que sus hijos tomen decisiones, ese hijo decidió abandonar la granja de su padre, a pesar de sus costumbres allí, ya que la Biblia informa que el joven comenzó a vivir una vida completamente disoluta. “Pocos días después, el hijo menor, reuniendo todo, se fue a una tierra lejana y desperdició sus posesiones allí, viviendo disolutamente” (Lucas 15:13) Por lo tanto, hay niños que optan por abandonar la iglesia y sus costumbres, que intercambian tiempo de oración por baladas, drogas, orgías entre otras transgresiones y Dios nunca se detiene o crea una situación para detener esa transgresión. El Mesías es un caballero, dispara y propia voluntad abrirse él se acercará y transformar las áreas de nuestras vidas, pero si nos preguntamos cuenta y salir, lo hará nada que impida que . ”  He aquí, llamar a la puerta y golpear Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, cenaré con él y él conmigo. “(REVELACIÓN 3:20).        

Pecados contra el cielo

Es notorio que el hijo pródigo cometió muchos pecados y terminó en una situación deplorable, ya que comenzó a cuidar a los espías y morirse de hambre hasta el punto de querer comer comida de cerdo y ser prohibido. . Sin embargo, decide regresar a la granja de su padre, pero con un carácter quebrantado, arrepintiéndose de sus errores, confesando sus errores a su padre:  “El hijo dijo: Padre, he pecado contra el cielo y antes de ti y ya no soy digno de ser llamado tu hijo “ (LUCAS 15:21).

También te puede interesar:
ESPÍRITU ALMA Y CUERPO SEGÚN LA BIBLIA

Como curiosidad, todas las traducciones más respetadas como Almeida en el King James actualizado, revisado o clásico, la traducción judía del teólogo David H. Stern, tienen la misma traducción, diferenciando el pecado cometido por el hijo pródigo: “ He pecado contra el cielo y ante ti” Por lo tanto, el hijo pródigo le pidió perdón al padre que representa a Dios y a los cielos, es decir, según el diccionario Strong, la palabra cielos en griego se puede traducir como un lugar donde viven Dios y los ángeles. Nuestras actitudes pueden tener repercusiones en las regiones celestiales, ya sean negativas o positivas, a modo de ejemplo, Jesús dijo que cuando un pecador se arrepiente de la fiesta en el cielo (Lucas 15: 7).

El sacerdote Zacarías en el cumplimiento de su oficio se atrevió a ofender la santidad del ángel Gabriel, sin creer en su mensaje, por lo que Gabriel lo castigó dejándolo sin palabras hasta el nacimiento de su hijo. “Entonces dijo Zacarías al ángel: ¿Cómo sabré esto? Ya soy viejo y mi esposa es vieja. … He aquí, serás tonto y no podrás hablar hasta el día en que se hagan estas cosas … (LUCAS 1: 18-20). La Biblia también hace que sea muy claro que podemos ofender a los ángeles que Dios envía para nosotros, incluso si nos fijamos en el contexto del capítulo dos de la carta escrita por Peter nos dan fe de que él describió personas que apostataron de la fe hasta el punto de ofender a los dioses  “Especialmente aquellos que siguen su vieja naturaleza con respecto a la lujuria y la obscenidad desprecian la autoridad. Insolentes y arrogantes, estos falsos maestros no  temen calumniar a los seres angelicales . [énfasis mío] ”(2 PEDRO 2:10).

Por lo tanto, el hijo pródigo, cuando abandonó a Dios, ofendió a los seres que vivían en el cielo, sin embargo, esto se contó contra él ante el trono de Dios. Cada vez que un creyente abandona los principios de la fe para seguir sus deseos, ofende a los ángeles y es pesado contra él ante el trono del Altísimo. Por lo tanto, en el momento de la confesión de los pecados, el transgresor debe pedirle perdón a Dios por ofender las regiones celestiales.

Cómo el Padre recibe al pecador

El carácter bendito de Dios es bastante diferente del observado en el hombre, ya que Adonai siempre tiene una mente abierta para recibir al pecador, pero el hombre siempre está listo para juzgar y condenar al transgresor. “Pero ve y aprende lo que significa: quiero misericordia, no sacrificio. Porque no vine a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento ” (MATEO 9:13). El padre recibió al hijo pródigo, escuchó su confesión de pecados y le puso algunos accesorios, nota:  “Pero el padre dijo a sus sirvientes, rápidamente traigan la mejor prenda y se la pongan, se pongan un anillo en el dedo y las alpacas en los pies. ; “ (Lucas 15:22) Esos pertrechos fueron colocados en el niño de modo que las señales de esclavitud fueron retirados ella, lo mismo ocurre con todos los que viven en el pecado y regresa a los brazos del padre al que se considera como un esclavo y debe ser liberado:  “Yeshúa les respondió, sí todo el que practica el pecado es esclavo del pecado ”  (Juan 8:34). A modo de ilustración, cuando sacaron a José de la esclavitud, le dieron un anillo que simboliza autoridad y prestigio:  “Y tomó a Faraón de su mano y lo puso en la mano de José …” (Génesis 41:42). Las nuevas vestiduras que se pusieron al hijo pródigo fueron el signo de la obra de Cristo en su vida, la salvación fue puesta sobre él:  “Me alegraré mucho en el Señor, y mi alma se alegrará en mi Dios, porque me ceñía con túnicas de salvación , me cubría con la túnica de justicia, […] ”  [énfasis mío] (ISAÍAS 61:10).

También te puede interesar:
¿QUE ES EL ESPIRITU DE ESTUPOR?

Ponerse las sandalias era la mayor evidencia de que el hijo pródigo ya no era un esclavo, ya que una de las señales de esclavitud en Israel era caminar descalzo:  “… Afloja el pelo de tus lomos  y quítate los zapatos de los pies.  y se fue desnudo y descalzo. […] Así el rey de Asiria llevará cautivos a los prisioneros de Egipto y a los exiliados de Etiopía, […] ”  [énfasis agregado] (ISAÍAS 20: 2-4). Pero, sin embargo, el padre que se había puesto a su hijo con sandalias también tuvo la sensación de prepararlo para predicar el Evangelio y anunciar al Mesías:  “Y llamó a sí mismo a los doce, y comenzó a enviarlos a dos y dos …  Pero eran sandalias, y ponte dos túnicas ” [énfasis agregado]. (MARCOS 6: 7-9)

El Gran Error del Hijo Fiel

El hijo fiel , cuando observó que el Padre había preparado una fiesta para el hijo perdido que había regresado, estaba extremadamente preocupado. Sin embargo, el padre dijo:  “Hijo, siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas” (Lucas 15:31). Dios le estaba dando una gran lección al hijo fiel, ya que no tenía que envidiar a su hermano, ya que todo lo que era del Padre era suyo, pero ¿por qué aún no había comido un cordero y no había recibido un banquete? Única y exclusivamente porque no había preguntado. Hay muchos cristianos hoy en día que viven sus vidas de manera automática y no provocan a Dios con oraciones, gritos y súplicas.

“De nada. pero que sus peticiones sean conocidas ante Dios a través de la oración y la súplica con acción de gracias ”  (FELIPENS 4: 6). Dios no hará nada automáticamente, Dios quiere escuchar nuestras oraciones, como un padre Él quiere escuchar de los labios del hombre sus necesidades, para que pueda actuar en nombre de los fieles que permanecen en su voluntad. “Si estás en mí, y mis palabras están en ti, preguntarás  lo que quieras,  y se te hará a ti”  (Juan 15: 7) [énfasis agregado].

Leave a Comment