La Estrella Sobrenatural de Belen

Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Mateo 2:2

La Estrella Sobrenatural de Belen

Una y otra vez la Biblia confunde nuestra curiosidad en cuanto a cómo ciertas cosas sucedieron. ¿Cómo hizo esta estrella de Belen que los reyes magos llegaran desde el oriente hasta Jerusalén?

La Biblia no dice que les guió. Solo dice que vieron la estrella de Belen en el oriente (versículo 2), y vinieron a Jerusalén. Y ¿cómo iba esa estrella delante de ellos en la corta distancia de ocho kilómetros desde Jerusalén hasta Belén, como dice el versículo 9? Y ¿cómo es que una estrella se detuvo sobre donde estaba el niño (v. 9)?

La respuesta es: No sabemos. Hay numerosos esfuerzos para explicarlo en terminos de conjuciones de planetas o cometas o supernovas o luces maravillosas. Simplemente no sabemos. Y quiero exhortarle a no preocuparse con desarrollar teorías que son solo inseguras y tienen muy poco significado espiritual.

Arriesgo una generalización para advertirle: Los que se preocupan con cosas como de qué manera funcionó la estrella y cómo se dividió el Mar Rojo y cómo cayó el maná y cómo sobrevivió Jonás en el pez y cómo se convirtió la luna en sangre son generalmente personas que tienen, lo que yo llamo, una mentalidad para lo marginal.

Usted no ve en ellos un deseo profundo por las cosas centrales del evangelio—la santidad de Dios, la fealdad del pecado, la impotencia del hombre, la muerte de Cristo, la justificación solo por fe, la obra santificadora del Espíritu, la gloria del regreso de Cristo y el juicio final.

Ellos siempre parecen estar desviados por un nuevo artículo o libro. Hay muy poco regocijo centrado en el evangelio.

Pero lo que es claro tocante al tema de la estrella es que hizo algo que no pudo hacer por su propia cuenta: guió a los reyes magos hacia el Hijo de Dios para adorarle.