Leiomiosarcoma (cáncer en los músculos): Síntomas, causas y tratamiento

Leiomiosarcoma (cáncer en los músculos): Síntomas, causas y tratamiento. El sarcoma es el cáncer que se forma en la grasa, los músculos y los nervios que rodean y protegen sus órganos. El leiomiosarcoma (LMS) comienza en los músculos lisos que recubren órganos como el estómago, la vejiga y los intestinos.

Estos músculos son involuntarios y no se pueden controlar. Por ejemplo, hacen que su estómago se contraiga para digerir los alimentos.

Usted tiene músculos lisos en todo el cuerpo, incluso en:

  • Vejiga
  • Vasos sanguíneos
  • Intestinos
  • Hígado
  • Páncreas
  • Piel
  • Estómago
  • Útero

Usted puede contraer LMS en cualquiera de estos órganos. Pero el útero, el estómago, los brazos y las piernas y el intestino delgado son los lugares más comunes para que este cáncer comience.

El LMS no es lo mismo que el leiomioma. El leiomioma también comienza en los músculos lisos, pero no es cáncer y no se propaga.

Leiomiosarcoma (cáncer en los músculos): Síntomas, causas y tratamiento

Síntomas


Los signos de LMS dependen del tamaño del cáncer y de dónde está. Algunas personas no tienen síntomas.

El LMS puede causar estos síntomas generales de cáncer:

  • Distensión abdominal
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Protuberancia o hinchazón debajo de la piel
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor
  • Pérdida de peso


El LMS en su estómago o intestinos puede causar:

  • Dolor de estómago
  • Heces de color negro
  • Vómito con sangre

El LMS en su útero puede causar:

  • Sangrado de la vagina que no es de un período menstrual
  • Secreción vaginal
  • Necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual

lame a su médico si nota cualquiera de estos síntomas.

Causas


Los médicos no saben qué causa el LMS. Puede suceder debido a cambios genéticos que hacen que las células crezcan fuera de control y formen tumores. Estos cambios pueden ocurrir por sí solos, o usted podría haber obtenido los genes cambiados de uno de sus padres.

La mayoría de las personas que contraen este tipo de cáncer tienen más de 50 años. A algunas personas les da SGA años después de haber recibido radiación para un tipo diferente de cáncer.

Usted también podría estar en riesgo si ha estado expuesto a ciertas sustancias químicas, como:

  • Dioxinas, que se producen cuando las compañías fabrican cosas como pesticidas y papel
  • Cloruro de vinilo, que se utiliza para hacer plástico
  • Asesinos de malezas


Diagnóstico


Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial médico. Es posible que necesite una biopsia para ver si tiene LMS. El médico tomará una muestra de tejido del tumor con una aguja o a través de una pequeña incisión. Esa muestra va a un laboratorio donde se analiza para ver si es cáncer. También se le puede hacer uno o más de estos exámenes para ver dónde está exactamente el tumor y qué tan grande ha crecido:

  • Tomografía computarizada (TC): Las radiografías se toman desde diferentes ángulos y luego se juntan para mostrar más información.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): Se utilizan poderosos imanes y ondas de radio para tomar imágenes detalladas de los órganos y otras partes del cuerpo.
  • Ultrasonido: Las ondas sonoras se utilizan para crear imágenes del interior del cuerpo.


Los resultados ayudarán a su médico a planear su tratamiento.

Tratamientos


Su médico le recomendará un tratamiento basado en:

  • Dónde está el tumor
  • Si se ha propagado
  • Qué tan rápido se está extendiendo
  • Su edad y estado de salud
  • La cirugía es el tratamiento más común para el LMS. El cirujano extirpará el tumor y parte del tejido que lo rodea.

Las mujeres que tienen cáncer en el útero necesitarán cirugía para extirpar el órgano. También se les pueden extirpar las trompas de Falopio y los ovarios si el cáncer se ha diseminado allí.

Otros tratamientos para el LMS incluyen:

  • Radioterapia: Los rayos X de alta energía matan las células cancerosas o detienen su crecimiento. Esto se utiliza para reducir el tamaño del tumor antes o después de la cirugía.
  • Quimioterapia: Los medicamentos se usan para matar las células cancerosas. Su médico podría darle quimioterapia si su cáncer se ha diseminado o reaparece después del tratamiento. Usted podría obtener una combinación de dos o más medicamentos quimioterapéuticos.
  • Después del tratamiento, usted verá a su médico para hacerse chequeos regulares. Si el cáncer reaparece, usted será tratado nuevamente con cirugía, radiación o quimioterapia.

Los científicos están buscando nuevas formas de tratar el leiomiosarcoma. Los ensayos clínicos están probando nuevos medicamentos para ver si son seguros y si funcionan. Estos ensayos son una manera para que las personas prueben nuevos medicamentos que no están disponibles para todos. Su médico le puede decir si hay un ensayo clínico que pueda ser adecuado para usted.

Poblaciones afectadas


Los leiomiosarcomas afectan tanto a hombres como a mujeres. El leiomiosarcoma es una forma de sarcoma de tejido blando. Según la Sociedad Americana del Cáncer, cada año se producen al menos 15.000 nuevos casos de sarcoma de tejidos blandos en los Estados Unidos. Los sarcomas de tejidos blandos afectan por igual a hombres y mujeres y se producen con más frecuencia en adultos que en niños o adolescentes. Los sarcomas de tejido blando representan el 1 por ciento de todos los cánceres en adultos en los EE.UU. De acuerdo con una estimación, los leiomiosarcomas representan entre el 7 y el 11 por ciento de todos los casos de sarcomas de tejido blando.

Trastornos Relacionados


Los síntomas de los siguientes trastornos pueden ser similares a los de un leiomiosarcoma. Las comparaciones pueden ser útiles para un diagnóstico diferencial.

Los leiomiomas son tumores benignos que surgen del músculo liso. El útero y el tracto gastrointestinal son los lugares más comunes para este tumor. En algunos casos, se forman múltiples leiomiomas. Los leiomiomas a menudo no causan síntomas (asintomáticos). En algunos casos pueden estar asociados con dolor o inflamación en el área afectada. Los leiomiomas pueden crecer lo suficientemente grandes como para comprimir las estructuras cercanas, causando una variedad de síntomas y requiriendo la extirpación quirúrgica. En casos extremadamente raros, los leiomiomas pueden progresar hasta convertirse en cancerosos (transformación maligna). Se desconoce la causa exacta de los leiomiomas. (Para más información sobre esta enfermedad, elija “leiomioma” como término de búsqueda en la Base de Datos de Enfermedades Raras.

Los tumores del estroma gastrointestinal (TEGI) pertenecen a un grupo de cánceres conocidos como sarcomas de tejido blando. Los tumores generalmente surgen del tracto intestinal, siendo el sitio más común el estómago, seguido por el intestino delgado, y el colon/recto, con casos raros que surgen en el esófago. También hay tumores que parecen surgir en el tejido membranoso que recubre la pared del estómago (peritoneo) o en un pliegue de dicho tejido membranoso (el omento). También hay reportes de casos de tumores que surgen en el apéndice y/o el páncreas. Estos tumores se presentan más comúnmente con dolor abdominal, sangrado o signos de obstrucción intestinal. Se diseminan con mayor frecuencia a sitios dentro de la cavidad abdominal y al hígado, aunque hay casos raros de diseminación a los pulmones y al hueso. El GIST es el resultado de un cambio en uno de los dos genes, KIT o PDGFR, que conduce a un crecimiento y división continuos de las células tumorales. Hay unos pocos casos reportados de familias en las que se hereda una mutación genética; sin embargo, la mayoría de los tumores son esporádicos y no hereditarios. El tratamiento es con cirugía. En las personas en las que la enfermedad se ha propagado, el tratamiento puede incluir cirugía cuando sea posible y la administración de mesilato de imatinib (Gleevec, Glivec), un inhibidor de la tirosina cinasa que inhibe el KIT o PDGFR responsable del crecimiento del tumor. El mesilato de imatinib puede retrasar o prevenir la recurrencia del GIST cuando se administra después de extirpar el tumor (resección). El papel del mesilato de imatinib en el GIST pediátrico se está estudiando en este momento. (Para más información sobre este trastorno, elija “GIST” como término de búsqueda en la Base de Datos de Enfermedades Raras.

error: Content is protected !!

Quantcast