CRECIMIENTO FE Predicaciones Cristianas

Llamamiento a comenzar una nueva vida

Dios es quien nos permite vencer situaciones difíciles en la vida

Dios es quien nos permite vencer situaciones difíciles en la vida

Título: Llamamiento a comenzar una nueva vida

Base Bíblica: Marcos  1:14-20

Introducción:

En nuestras fuerzas no podemos alcanzar perdón de pecados. Sólo es posible por la obra redentora del Señor Jesús. Cuando nos arrepentimos con sinceridad de nuestros pecados, el Padre celestial nos perdona. Lo hace por su infinito amor y gracia, no por nuestros méritos. Le pecaminosidad distancia de Dios, pero en su infinito amor y gracia, el Señor dispuso que su amado Hijo Jesús muriera en la cruz y resucitara, trayendo perdón de nuestro pecado y abriéndonos las puertas a una nueva vida. No podemos despreciar esa generosidad que sólo en Su infinito amor, nos dio el Padre.

I.- El Señor Jesús vino a anunciar perdón de pecados y Salvación a la humanidad (vv. 14, 15)

  1. El cristiano debe tener convicción y compromiso. Convicción de nuestra fe en el Salvador y compromiso de caminar tomado de Su mano (v. 14 a)

            1.1. Juan el Bautista tenía convicción de su fe.

            1.2. Juan el Bautista permaneció fiel a dios a pesar del encarcelamiento.

  1. El centro del mensaje del Señor Jesús fue la proclamación de las Buenas Nuevas de Salvación (v. 14 b)

            2.1. Dios nos ofreció el perdón de nuestros pecados, por Su gracia y amor (Cf. Gálatas 1:3,    4)

            2.2. Dios fue al encuentro del género humano para traer Salvación (v. 15)

  1. Dios envió al Señor Jesús en el tiempo dispuesto con antelación en Su Voluntad para traer Salvación  (v. 15 a)
  2. Dios se acercó al hombre porque el pecado del hombre lo separaba de Dios (v. 15 b; Cf. Romanos 3:23, 6.23)
  3. Arrepentimiento, aceptar la Salvación en Cristo y vivir en el perdón que Dios nos concede son tres fundamentos para el crecimiento cristiano (v. 15 c)

II.- El Señor Jesús nos llama a emprender una nueva vida (vv. 16-18)

  1. El Señor Jesús viene a nuestro encuentro para traernos Salvación (v. 16)

            1.1. Simón y Andrés jamás pensaron cambiar su rutina de vida.

            1.2. La vida de Simón y Andrés tuvo un antes y un después. Antes de conocer a Cristo, y    después de conocer a Cristo (Cf. Efesios 2.19

  1. El llamamiento que el Señor Jesús nos ofrece, es a emprender una nueva vida (v. 17)

            2.1. Desarrollamos esa nueva vida si vamos en pos (detrás, siguiendo su camino) del Señor             Jesús (v. 17 a)

            2.2. El Señor Jesús nos da el poder para cambiar y crecer en la vida cristina.

            2.3. El Señor Jesús nos llama a comprometernos con la extensión del reino de Dios (v. 17    b)

  1. Emprender una nueva vida de la mano del Señor Jesús renuncia de parte nuestra.

            3.1. Renuncia a una vida de pecado.

            3.2. Renuncia a vivir conforme a nuestros propios principios y valores, impregnados de        maldad.

III.- El Señor Jesús nos llama a una vida de compromiso permanente (vv. 19, 20)

  1. Al igual que Jacobo y Juan, usted y yo éramos indignos de emprender una nueva vida, pero Dios nos brindó una nueva oportunidad por Su infinito amor (v. 19)
  2. Seguir al Señor Jesús en la nueva vida, implica compromiso permanente (v. 20)

            2.1. Compromiso de sujeción a Él.

            2.2. Compromiso de hacer Su voluntad.

            2.3. Compromiso de permitirle que trate todas las áreas de nuestra vida.

Conclusión:

La Salvación la recibimos por amor de Dios. Gracias a Su misericordia, el Señor Jesús viene a nuestro encuentro para librarnos de una vida de pecado y abrirnos las puertas a una existencia renovada. El llamamiento que el Señor Jesús nos ofrece, es a emprender una nueva vida, tal como ocurrió con los primeros discípulos. El amado Salvador nos da el poder para cambiar y crecer en la vida cristina. Nos está llamando a un compromiso decidido con la extensión del reino de Dios, a renunciar a una vida de pecado y a no seguir conforme al pasado, sujetos a nuestros propios principios y valores, impregnados de maldad.

© Fernando Alexis Jiménez

https://www.guerraespiritual.org

About these ads