Los tiempos de Dios son perfectos – ¿Que Significa?

Los tiempos de Dios son perfectosle pregunté a varias personas qué significaba para ellos cuando decían: “El tiempo de Dios es Perfecto”. Algunos me dijeron: “Es que las cosas pasan por algo”, “Todo lo que nos sucede tiene una razón”, “Es mejor que las cosas tomen su curso natural”, “No presionar las cosas”, “Dios sabe porque hace las cosas”. Pero estas respuestas hicieron que me diera aún mas curiosidad, porque lo que entendía con esas respuestas es que la gente confía, tanto, tanto en Dios que simplemente acepta lo que le sucede, bueno o malo y no hace nada al respecto, y pensé; si lo que nos sucede es bueno ¡está bien! Pero si es algo que no queremos ¿Qué hacemos? ¿Nada? Decidí leer algunos post y testimonios en internet y tratar de comprender.

los tiempos de dios son perfectos

los tiempos de dios son perfectos

Leí historias duras, personas que han enfermado por insistir en cirugías  que se han complicado, viajes que han salido mal, otras situaciones precedidas por una serie de eventos desafortunados que han terminado bien, también leí sobre personas que han experimentado sentimientos de desesperación por algo que no se les da.

Leer sobre estos casos me llevó a entender que la frase “El tiempo de Dios es perfecto” es como una especie de mantra que las personas utilizan para apaciguar la angustia en esos momentos en los cuales las cosas no salen como se quiere y también para entender porqué le suceden ciertas cosas en determinado momento, sean estas positivas o negativas.

Es cierto, las cosas suceden por algo, experimentar situaciones buenas o malas sólo hace que maduremos y ganemos experiencia, ahora entiendo que por cada cosa que pedimos o deseamos hay un tiempo de espera y es inevitable. ¿Recuerdan la frase célebre de la película Forrest Gump? “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”.  Si unimos ambas frases, tenemos un gran mantra. 

Todo tiene su tiempo – los tiempos de dios son perfectos

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

Eclesiastés 3:1-8

 

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

Eclesiastés 3:11

 

En tus manos están mis tiempos.
Salmos 31:15

 

Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará.
Habacuc 2:3

 

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
Isaías 40:31

 

Para el Señor, un día es como mil años y mil años son como un día. 9 En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes.

2 Pedro 3:8-9

 

Dios no llega antes, ni después, porque solo Él sabe cuando y de que manera es mejor para nosotros, Él es el dueño del tiempo y del espacio, del mundo y de lo que en el habita.

Es difícil no tener la fecha en que todo este proceso terminará, pero es tan reconfortante saber que Dios tiene el control absoluto de todo, que no hay nada que pueda impedir ni estorbar en lo que Él hará, a pesar de lo mucho o poco que ha pasado, por que sabes…

error: Content is protected !!

Quantcast