FEMensajes CristianosPredicas Cristianas

Militantes comprometidos de una fe cristiana victoriosa

Título: Militantes comprometidos de una fe cristiana victoriosa

Lectura Bíblica:2 Corintios 10:3-5; 1 Timoteo 4:14-16;

Introducción:

Los cristianos nos movemos, en la mayoría de los casos, dependiendo de nuestras fuerzas. Esa es la razón por la que fácilmente nos damos por vencidos. El panorama es diferente cuando luchamos tomados de la mano del Señor Jesús. De Dios proviene la fortaleza necesaria para vencer cuando vienen las circunstancias adversas o cuando enfrentamos desánimo. Es también la fuerza divina la que nos permite vencer la tentación. Cuando nos disponemos a depender enteramente del Señor, podemos decir que verdaderamente estamos desarrollando militancia cristiana comprometida.

I. La militancia en la vida cristiana demanda crecimiento, firmeza y perseverancia

1. El apóstol llama a creyentes como Timoteo y a nosotros hoy, a militar como verdaderos cristianos (1 Timoteo 1:18)

2. Quien milita como cristiano, viene para Cristo  y prepara a otros para que vivan su fe (1 Timoteo 4:6)

3. El apóstol Pablo le recomendó a Timoteo y a nosotros hoy, vivir la fe (1 Timoteo 4:13-16)

a. Avivar el don que habita en él (v. 14)

b. Crecer en el ministerio (v. 15)

c. Ser cuidadosos en la doctrina. No permitir que nos muevan de aquello en lo que hemos creído (v. 16)

II. La militancia cristiana debe ser vivencial y dinámica

1. Hay dos formas de militar en la vida cristiana (2 Corintios 10:3)

a. Militar en la carne, dependiendo de nosotros mismos

b. Militar en el espíritu, dependiendo de Dios, de Su poder y Su fortaleza

c. Podemos marcar la diferencia a partir de nuestra consagración

2. Cuatro dimensiones de la militancia cristiana (1 Timoteo 1:18-20)

a. La fe (1 Corintios 3:5)

b. La buena conciencia. Una mente sometida a Cristo

c. Perseverancia (2 Timoteo 2:3)

d. Convertirnos en instrumentos en las manos de Dios (Jeremías 1:10)

3. La militancia cristiana tiene un campo de batalla: la mente (2 Corintios 10:5)

a. Saber distinguir lo bueno de lo malo

b . Enfocarnos en el crecimiento con ayuda de Dios

c. Someter a Cristo nuestros pensamientos

III. La militancia cristiana demanda transformación personal y espiritual (1 Timoteo 6:11-15)

1. La militancia cristiana demanda compromiso (v. 11)

a. Desechar lo que no trae edificación

b. Seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia y la mansedumbre

Nota: Mansedumbre. Del griego Praotes. Disposición en el espíritu, no pretensioso, que controla sus pasiones. Quien evidencia mansedumbre perdona la injuria, corrige los errores y gobierna bien su propio espíritu.

2. la militancia cristiana demanda perseverancia (v. 12)

3. La militancia cristiana demanda buen testimonio de vida (v. 13)

4. La militancia cristiana demanda vivir conforme a los mandamientos de Dios (vv. 14, 15)

Conclusión:

Los cristianos estamos llamados a vivir la fe y a caminar en fidelidad a Jesucristo, como soldados. Es a eso precisamente a lo que se refiere la militancia. Disciplina, compromiso, perseverancia. Tres elementos que nos ayudan en el proceso de crecimiento diario, hacia la estatura de Cristo como enseñan las Escrituras. Por supuesto esa militancia no es fácil cuando la procuramos en nuestras fuerzas, sino cuando marchamos tomados de la mano de Dios. Él nos concede el poder necesario para crecer diariamente.

© Fernando Alexis Jiménez

Léanos en www.guerraespiritual.org y www.mensajerodelapalabra.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba