Medicamentos

QUETIAPINA APOTEX 200 mg COMPRIMIDOS RECUBIERTOS CON PELICULA EFG medicamento – para que sirve

Quetiapina Apotex 200 mg comprimidos recubiertos con película EFG Quetiapina Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento. • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico. • Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles. • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Contenido del prospecto

Que encontraras en este articulo:

1. Qué es Quetiapina y para qué se utiliza 2. Antes de tomar Quetiapina 3. Cómo tomar Quetiapina 4. Posibles efectos adversos 5. Conservación de Quetiapina 6. Información adicional 1.Qué es Quetiapina y para qué se utiliza
Quetiapina pertenece a un grupo de medicamentos conocidos como antipsicóticos. Estos medicamentos ayudan a paliar los efectos de algunos tipos de enfermedades mentales como: • Alucinaciones (como oír voces), pensamientos extraños y aterradores, cambios de comportamiento y sentimientos de soledad y confusión. Esto se conoce también como esquizofrenia. • Cambios de humor y sensación de euforia y nerviosismo. Quizás necesite dormir menos de lo normal. También puede sentir más ganas de hablar y tener ideas y pensamientos acelerados.
También puede encontrarse más irritable que de costumbre. Esto se conoce como manía bipolar. • Cambios de humor que le causan una sensación de tristeza constante. Puede sentirse deprimido, culpable, sin energía, perder el apetito y/o padecer insomnio. Esto se conoce como depresión bipolar.
Su médico puede seguir recetándole quetiapina, aun cuando usted se haya recuperado, para evitar la reaparición de los síntomas.
Puede servirle de ayuda informar a un amigo o familiar de los síntomas que padece y pedirles que lean este prospecto. También puede pedirles que le comuniquen si consideran que sus síntomas están empeorando o si les preocupan otros cambios en su comportamiento. 2.Antes de tomar Quetiapina

No tome Quetiapina

• si es alérgico (hipersensible) a quetiapina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (enumerados en la sección 6: Información adicional). • si está tomando alguno de los siguientes medicamentos: o inhibidores de proteasas, como nelfinavir (para la infección por VIH) o medicamentos de tipo azol (para infecciones fúngicas) o eritromicina o claritromicina (para infecciones) o nefazodona (para la depresión). No tome este medicamento si cualquiera de lo anterior le es de aplicación. Si no está seguro, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar quetiapina.
Tenga especial cuidado con Quetiapina
Quetiapina no debe usarse en pacientes de edad avanzada con demencia (pérdida de las funciones cerebrales). Esto es debido a que el grupo de medicamentos al que pertenece quetiapina puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares o, en algunos casos, el riesgo de muerte en pacientes de edad avanzada con demencia.
Antes de tomar el medicamento informe a su médico si: • Usted, o alguien de su familia, tiene o ha tenido algún problema del corazón, por ejemplo problemas de ritmo cardíaco o si está tomando medicamentos que puedan tener un impacto en los latidos del corazón. • Tiene la presión arterial baja. • Ha tenido un derrame cerebral, especialmente si es un paciente de edad avanzada. • Tiene problemas con su hígado. • Ha tenido alguna vez un ataque (convulsiones). • Sabe que anteriormente ha tenido niveles bajos de glóbulos blancos (lo que puede haber sido causado por otros medicamentos o no). • Padece diabetes o corre el riesgo de padecerla. Si es así, su médico podría controlar sus niveles de azúcar en sangre mientras esté tomando quetiapina. • Usted o alguien de su familia tiene antecedentes de coágulos sanguíneos, ya que medicamentos como éste se han asociado con la formación de coágulos sanguíneos.
Informe inmediatamente a su médico si experimenta: • Fiebre, rigidez muscular grave, sudoración o disminución del nivel de consciencia (un trastorno denominado “síndrome neuroléptico maligno”). Puede ser necesario tratamiento médico inmediato. • Movimientos involuntarios, principalmente de la cara o la lengua. • Una fuerte sensa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba