Articulos Cristianos

QUIEN ES LEVIATÁN SEGÚN LA BIBLIA?

QUIEN ES LEVIATÁN SEGÚN LA BIBLIA

Quien es Leviatán en la Biblia y su significado. Leviatán es un enorme dragón marino con forma de cocodrilo o de serpiente al que se hace referencia en 6 ocasiones en el Antiguo Testamento, tanto en el Libro de Job, en Isaías, en Salmos y en el Génesis y generalmente relacionado con Satanás o el Diablo. Leviatán procede del hebreo לִוְיָתָן, liwyatan que significa “enrollado.”

Hay varias referencias al ‘Leviatán’ en el Antiguo Testamento, pero su significado es a veces poético y a menudo oscuro. Por ejemplo, la palabra hebrea para ‘Leviatán’ se utiliza como sinónimo para reyes terrenales y príncipes, posiblemente el Faraón (Isaías 27:1), y en otro caso, se ha traducido “luto” (Job 3:8).

Los versos que se refieren a Leviatán como una criatura no proporcionan suficiente información para hacer una determinación de una forma u otra en cuanto a qué tipo de criatura es el Leviatán. Algunos comentaristas creen que el Leviatán es un cocodrilo debido a las referencias a sus escalas (Job 41:15) y su uso como una fuente de alimento (Salmo 74:14). Algunos comentaristas creen que el Leviatán es un reptil del mar grande (no una ballena), posiblemente incluso una especie de dinosaurio.

Leviatán en la Biblia versículos

(Job 3:8)

Maldíganla los que maldicen el día, Los que se aprestan para despertar a Leviatán.

(Job 41:1)

¿Sacarás tú al leviatán con anzuelo, O con cuerda que le eches en su lengua?

(Salmos 74:14)

Magullaste las cabezas del leviatán, Y lo diste por comida a los moradores del desierto.

(Salmos 104:26)

Allí andan las naves; Allí este leviatán que hiciste para que jugase en él.

(Isaías 27:1)

En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.

Leviatán es una criatura

LEVIATÁN

El hecho de que el Leviatán es una criatura está fuera de toda duda y, como tal, está bajo el control soberano de Dios. Dios utiliza la fuerza y el poder del Leviatán para ilustrar a Job su debilidad y fragilidad. Dios pide a Job considerar lo impotente que es en contra incluso las criaturas marinas que Dios ha creado y a entender su posición en el universo.

También te puede interesar:
EL DIEZMO EN EL NUEVO TESTAMENTO

Dios indica a Job que nunca debería tirar fuera del agua el Leviatán con un gancho, que parecería indicar que el Leviatán podría ser una ballena. Lo que sea su naturaleza, el Leviatán es grande y lo suficiente poderoso para ser sujeto solamente al control soberano de Dios.

El Leviatán era una criatura real, a diferencia de algunas de las representaciones mitológicas de criaturas marinas grandes que batallan con los dioses. El Leviatán no es un mito, sino más bien una criatura del mar, ya sea un pez, un dragón marino, un mamífero como una ballena o un reptil como un cocodrilo. También es posible que el Leviatán, sea lo que sea, ahora está extinto.

También es posible encontrar referencias a Leviatán en el apócrifo Libro de Enoc. Durante la Edad Media los demonólogos identificaban a Leviatán como un monstruo acuático que poseía a los humanos haciendo muy difícil exorcisarlos. El judaísmo por su parte, hace mención a Leviatán como un dragón capaz de adoptar la forma de hombre o mujer, y mientras adoptó su forma masculina sedujo a Eva y en su forma femenina sedujo a Adán.

A pesar de que en algunas ocasiones se le confunda con una enorme ballena, lo cierto es que Leviatán es un dragón que vive en las profundidades de los mares, tiene aliento de fuego y es tan grande que puede hacer hervir el mar a su paso. Tiene un corazón duro y no le asusta el que algunos marinos quieran capturarlo. Algunos creen que Leviatán es el mar mismo.

¿Realmente existe?

Esta bestia es considerada parte de la mitología, hasta que en el año 2008 en Perú, específicamente en el desierto Pisco-Inca, un curador de fósiles llamado Klaas Post, consiguió unos fósiles que luego de ser estudiados y evaluados por investigadores de diversos museos de historia de París, Pisa, Lima y Bruselas y de la Universidad de Utrecht lo asocian con un nuevo género de cachalote y le asignan el nombre de “Leviathan melvillei”, se le colocó este nombre por la palabra Hebrea que hace referencia al mítico monstruo de los mares.

También te puede interesar:
EL DIEZMO EN EL NUEVO TESTAMENTO

De este fósil sólo se ha encontrado el cráneo, que por cierto mide unos tres metros de largo, al analizar su mandíbula y algunos dientes, se concluye que éste pertenecía a un gran cachalote depredador, que tendría aproximadamente entre 13 y 18 metros de longitud.

Los dientes que describen los investigadores eran gigantes, las mediciones muestran que podían alcanzar un diámetro de 12 centímetros y más de 36 centímetros de largo, este animal contaba con nueve de estos dientes a cada lado de la mandíbula superior y once en cada una de las caras de la inferior.

Es por el gran tamaño de su dentadura que se considera que éste era un depredador voraz, además los investigadores consideran que la misma se debía alimentar con ballenas de barbas o desdentadas, ya que estos animales tienen un alto valor calórico y de la grasa de estos es que se satisfacía las necesidades nutricionales de Leviatán.

Además de esto, este fósil lo encontraron en estratos donde también se encontraron restos del tiburón gigante Carcharocles megalodon y los investigadores sugieren que estas dos bestias predadores pudieron vivir en la misma área, alimentándose de grandes vertebrados marinos.

Este impresionante fósil permanece en el Museo de Historia Natural de Lima y también se ha sido exhibida una reconstrucción en el Museo de Historia Natural de Rotterdam.

La leyenda Del Leviatán

leviatanes

El Leviatán –vocablo proveniente del nombre hebreo clásico Livyatan– era un monstruo bíblico que vivía en el mar. Es mencionado en el Antiguo Testamento: Salmo 74:13-14, Job 41 e Isaías 27:1). La palabra “leviatán” suele ser considerada sinónima de cualquier monstruo o criatura acuática de gran tamaño. En hebreo moderno, significa simplemente “ballena”.

También te puede interesar:
EL DIEZMO EN EL NUEVO TESTAMENTO

La palabra “Leviatán” aparece seis veces en la Biblia; también se menciona en el Génesis 1:21: “Dios creó un gran monstruo del mar llamado Taninim”. Este nombre puede ser traducido como un monstruo del mar, un cocodrilo o una serpiente gigante. Interpretaciones del Génesis aducen que Dios creó un Leviatán masculino y otro femenino, luego mató a la hembra, la saló y se la ofreció en alimento a los justos, porque si el Leviatán se procreara el mundo no podría más que someterse ante él.

El Leviatán era un pez monstruoso creado durante el quinto día de la Génesis divina. Su historia se relaciona bastante con el “Bathra 74b”del Talmud, donde se dice que el Leviatán será muerto y su carne será servida como banquete a los justos en los tiempos que vendrán, y que su piel se utilizará para cubrir la tienda donde ocurrirá el banquete.

Además, el Leviatán se puede interpretar también como el mar mismo. Algunos eruditos lo han entendido como una referencia bíblica metafórica de los temibles animales marinos que aterrorizaron el reino de Israel. Otros comparan la mención a Tiamat y a otros monstruos similares que representaron al mar como enemigo a los Dioses, en mitos de culturas cercanas.

La interpretación cristiana del Leviatán lo considera a menudo como un demonio o un monstruo natural asociado a Satán o al diablo. Como algunos han sostenido, es el mismo monstruo que “Rahab”, término empleado varias veces en el Antiguo Testamento para designar un poder malvado del Caos (Isaías 51:9).

Por eso, se ha creído que el Leviatán bíblico representa las fuerzas pre-existentes al caos. El Salmo 74:13-14 dice: “eras Tú quien movió el mar con su fuerza, y rompió las cabezas de los monstruos en las aguas; eras Tú quién mató al Leviatán, y lo sirvió como alimento para las criaturas de la Tierra”. Y en Génesis 1:2 leemos que “la tierra era vacía y no tenía forma, la oscuridad cubría toda la superficie y entonces el espíritu de Dios emergió desde la profundidades del mar”.

Leave a Comment