Remedios caseros para la bronquitis Alivio Rapido

ministros18:41

Remedios caseros para la bronquitis. La bronquitis se presenta cuando nuestros bronquios se inflaman producto de una infección, esta enfermedad debe ser atendida para prevenir que se generen complicaciones mayores que pongan nuestra salud en riesgo. Esta condición puede ser tratada con algunos remedios caseros que mejoren los síntomas y favorezcan la recuperación, por eso si quieres saber cómo tratar la bronquitis con remedios naturales,  te lo explicamos.

¿Qué es la inflamación bronquial?

A la inflamación de los bronquios se le denomina “bronquitis”. Esta casi siempre, es antecedida por una infección viral respiratoria. En la bronquitis, a la inflamación de los tubos bronquiales le suele acompañar una flema muy espesa y abundante, difícil de expulsar.

Este padecimiento es clasificado según su duración como: bronquitis aguda y bronquitis crónica

Remedios caseros para la bronquitis Alivio Rapido

Remedios caseros para la bronquitis Alivio Rapido

Remedios caseros para la bronquitis

Te citamos algunos de los remedios caseros más usados y eficaces que ayudarán a tratar y reducir los síntomas.

1. Aceite de sándalo

Este remedio ayudará a mejorar los síntomas y desinflamar los bronquios. El aceite de sándalo se puede encontrar en herboristerías y comercios que venga productos naturales.

Para su preparación pon agua a hervir en un cazo y añade 8 gotas de aceite de sándalo. Cuando hierva, detén el fuego y respira su vapor durante unos minutos. Realizarlo 3 veces al día.

 2. Cúrcuma

Es uno de los remedios más antiguos, muy usado en la India. Suele resultar muy efectivo y ayudará a aliviar los síntomas.

Su preparación es muy sencilla, en un vaso de leche añade una cucharadita de cúrcuma en polvo y mezcla para que se diluya. Tomar 3 veces al día en ayunas.

 3. Miel, limón y jengibre

Esta combinación es un remedio muy eficaz y natural para tratar la bronquitis. Sus propiedades antisépticas y antibióticas son muy buenas para tratar los síntomas.

En una taza con agua caliente, añade una cucharada de miel, unas gotas limón y media cucharadita de raíz de jengibre. Tomar tres veces diarias, se recomienda que una de ellas sea antes de ir a dormir.

También te puede interesar:  Remedios para las hemorroides o almorranas

 4. Cebolla y ajo

El ajo tienen propiedades antibióticas naturales, la cuales son muy buena para disminuir la infección que pueda producir la bronquitis y la cebolla es expectorante lo cual ayudará a expulsar las flemas.

Puedes incorporar el ajo y la cebolla en tu dieta, se recomienda tomar cruda. Otra forma es tomar en ayunas una cucharada de zumo de estos dos alimentos.

5. Malva

La malva tiene propiedades expectorantes y anti-inflamatorias, las cuales ayudarán a hacer desaparecer la inflamación, favorecer la expectoración y calmar la tos.

En un litro de agua, añade 50 gramos de hojas de malva y ponlo a hervir durante 15 minutos. Tomar una taza tres veces al día.

6. Orégano exótico:

¿Sabías que el orégano es un gran antibiótico? El orégano se ha utilizado durante décadas para curar y luchar contra la bronquitis. Funciona como un agente anti-inflamatorio y anti-microbiano, y ayuda a reducir la congestión en el pecho debido a la hinchazón y detiene el progreso de la infección por frenar el crecimiento de bacterias y microbios.

7. Ajo y Miel:

Este es uno de los mejores remedios caseros para la bronquitis. Pica ajo y cebolla, y cómelos con miel. La combinación tiene que ser ingerida y sin masticar y se toma dos veces al día. Ambos, la cebolla y el ajo tienen propiedades antibióticas y te ponen en buen camino hacia la recuperación rápida. La miel también te ayuda a bajar la fuerza de la mezcla.

8. Un Dulce Remedio:

La canela y la miel, ingredientes alimentarios deliciosos, están cargados de antioxidantes y enzimas que envían al cuerpo en la actividad por la producción de glóbulos blancos que combaten las enfermedades y fortalecen el sistema inmunológico. La miel tiene un efecto calmante en la garganta también.

9. Té aromatizado:

No hay nada como una taza de humeante té caliente cuando estás mal por la bronquitis. Añade a tu té un poco de tomillo y primavera, y seguro haz preparado el mejor remedio casero que puede ayudar a combatir la bronquitis.

También te puede interesar:  Remedios para la espondilosis cervical o artrosis de cuello

10. Bebe mucha agua:

El agua es un mucolítico natural. La mayoría de nosotros tragamos cucharadas de expectorantes (jarabes para la tos) olvidando que beber mucha agua pura tendrá el mismo efecto. Si te duele la garganta, calienta un poco de agua y disfrutar de ella durante todo el día.

 

Recomendaciones y consejos en el tratamiento de la bronquitis

  1. Dejar de fumar, si fuma.
  1. Evitar los ambientes donde haya humo o vapores con sustancias irritantes.
  1. Descansar lo suficiente.
  1. Beber mucho líquido (agua), esto ayuda a prevenir la deshidratación y adelgaza el moco en los pulmones, lo que facilita la expectoración.
  1. Evitar cambios bruscos de temperatura, también el calor y frío extremo.
  1. Utilizar humidificadores de aire. Estos aumentan la humedad del ambiente, evitando de esta manera que el aire sea muy seco, ayudando así a respirar, sobre todo por las noches.
  1. Usar filtro purificadores. Son muy útiles para limpiar el aire, dado que impiden la entrada en el domicilio de bacterias, polvo, alérgenos y otras sustancias que puedan ser nocivas para las personas que sufren de esta enfermedad.
  1. Evitar el uso de sprays, aerosoles para el cabello… pueden perjudicar los síntomas de bronquitis. Se recomienda no usarlos o estar alejado si en algún momento alguien los está utilizando.
  1. Practicar técnicas de relajación y si los síntomas se agravan en algún momento, es importante mantener la calma, si se pone nervioso puede complicar la respiración.
  1. Lavarse las manos frecuentemente, evita la propagación de virus y otras infecciones.
  1. La vacunación anti-neumocica y anti-gripal, es recomendable en las personas que sufren de enfermedades crónicas como puede ser el EPOC para evitar complicaciones.
  1. Drenaje linfático, es aconsejable como tratamiento, sobretodo si se padece asma bronquial. Esta terapia ayuda a restablecer en el cuerpo el equilibrio del agua, haciendo que esta vuelva a circular correctamente.

Síntomas de la bronquitis

Bronquitis aguda

La bronquitis aguda causada por una infección se presenta por lo general después de un resfriado o una gripe. Los síntomas del resfriado o la gripe consisten en dolor de garganta, agotamiento (cansancio), fiebre, dolores en el cuerpo, congestión y goteo nasal, vómito y diarrea.

También te puede interesar:  Remedios para la enfermedad de Lyme

El principal síntoma de bronquitis aguda es la tos persistente, que puede durar entre 10 y 20 días. La tos puede producir mucosidad incolora (una sustancia pegajosa). Si la mucosidad es amarillenta o verdosa, es posible que usted tenga además una infección bacteriana. Incluso después de que haya desaparecido la infección, es posible que usted todavía tenga tos seca durante días o semanas.

Otros síntomas de la bronquitis aguda comprenden sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), fiebre leve y presión o dolor en el pecho.

Si la bronquitis aguda es grave, usted también puede tener sensación de falta de aliento, especialmente cuando realiza una actividad física.

Bronquitis crónica

Entre los signos y síntomas de la bronquitis crónica están la tos, las sibilancias y las molestias en el pecho. La tos puede producir grandes cantidades de mucosidad. Este tipo de tos se conoce con frecuencia como tos de fumador.

  • La bronquitis aguda a menudo es el resultado de un resfriado o gripe. La bronquitis aguda es muy común. Esta enfermedad es causada frecuentemente por un virus, en lugar de las bacterias, por lo que tomar antibióticos no ayudará a curar. El mejor tratamiento es el reposo en cama y los líquidos. Por lo general desaparece por sí sola.
  • La bronquitis crónica, una afección más grave, es una incesante irritación o inflamación de la mucosa bronquial, frecuentemente a raíz del tabaco. La mayoría de las personas con bronquitis crónica tienen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La bronquitis aguda acostumbra a progresar en cuestión de días sin síntomas persistentes, si bien puede proseguir con tos a lo largo de semanas. No obstante, si tiene capítulos repetidos de bronquitis, puede tener bronquitis crónica, que requiere tratamiento médico. La bronquitis crónica está entre las condiciones incluidas en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).