Remedios caseros para la CASPA. La antiestética caspa se genera por un trastorno en el proceso de eliminación de la piel muerta en la zona del cuero cabelludo. Debido a este desequilibrio, puedes ver esas molestas y pequeñas escamas de células muertas de color amarillo o blanco en tu pelo y ropa.


Si estás en esta situación te presentamos 10  remedios naturales para combatir la caspa:

1.- El aceite de oliva ha sido usado desde tiempos inmemoriales y por todo el mundo para curar la caspa. El tratamiento es muy fácil, basta frotar el cuero cabelludo con dicho aceite y dejar que trabaje toda la noche. No solamente se elimina la caspa del todo y se evita su regreso, sino que además se obtiene un cabello vigoroso y brillante.

2.- La cerveza al tener levadura es muy benéfica para el cabello, te recomendamos  lavarte la cabeza cada noche con una botella este producto. Al igual que el aceite de oliva, además de curar la caspa, la cerveza hace que el cabello luzca reluciente. Por supuesto, no lavar antes de salir a la calle, pues el olor etílico sería un poco embarazoso

3.- El remedio a base de vinagre es uno de los más efectivos para eliminar la caspa de una vez por todas. Se trata de aplicar al cabello una taza de este producto justo cuando termines de lavar el pelo con tu champú habitual. No se debe enjuagar con agua, sino dejar así toda la noche. Verás que pronto tus preocupaciones acabarán.

4.- Preparar un enjuague con tres cucharadas de tomillo seco en una taza de agua la cual debe hervir durante 10 minutos.  Vertir la mezcla sobre el cabello limpio y no enjuagarlo. Aplicar esta preparación cada vez que se lave el cabello.

5.- Hervir 1 cucharada de menta en una taza de agua durante 3 minutos. Retirar del fuego, tapar y dejar refrescar.  Añadir 3 cucharadas de vinagre y aplicar sobre el cuero cabelludo.

6.- Los hongos hiperactivos que causan la caspa se pueden controlar con bicarbonato de sodio. Para deshacerse de la caspa, moje primero el cabello y luego frote un poco de bicarbonato de sodio en el cuero cabelludo. Déjelo reposar por 10-15 minutos y luego enjuague el cabello solo con agua; no utilice champú. Con el uso repetido de bicarbonato de sodio, el cuero cabelludo pronto comenzará la producción de aceites naturales. De esta manera el cuero cabelludo no tendrá escamas secas.

7.- Hervir en agua las raíces de las remolachas (sobre todo la más recomendada para combatir la caspa es la blanca) y, de esta agua, se debe dar masajes sobre el cuero cabelludo con las yemas de los dedos cada noche.

8.- Lavar y cortar en dos un aguacate maduro.  Extraer su pulpa y aplicar, mediante masajes, sobre el cuero cabelludo.

9.- Mezclar una cucharada de miel con un huevo.  Aplicar sobre la cabeza y masajear en forma suave y circular.  Lavar, después, con champú.

10.- De poseer excesiva caspa lo recomendable es visitar al médico

Aquí te mencionamos algunos remedios caseros comunes para la caspa que probablemente hayas visto en línea:

  • Aceite de coco
  • Jugo de limón
  • Aceite de oliva
  • Bicarbonato de sodio
  • Enjuague bucal
  • Vodka
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Eucalipto
  • Aspirina
  • Hojas de Neem (lila india)

¿Eliminan estos remedios naturales la caspa?
Hasta ahora, la respuesta es no. Numerosos organismos reguladores de todo el mundo, incluida la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU., han evaluado la eficacia de muchos ingredientes diferentes para combatir la caspa.

En esta etapa, no se ha comprobado que ningún remedio casero sea tan eficaz como un champú anticaspa.

Varios organismos reguladores internacionales han probado, evaluado y verificado que los siguientes componentes combaten la caspa y se encuentran en los champús anticaspa:

  • Climbazol
  • Alquitrán de hulla
  • Ketoconazol
  • Piroctona olamina
  • Piritionato de zinc
  • Ácido salicílico
  • Sulfuro de selenio
  • Sulfuro

 

Causas y tratamientos para la caspa

Alérgenos: La dermatitis por contacto suele ser la causa más frecuente de esta condición, en la que se produce una descamación excesiva sobre la piel del cuero cabelludo tras la exposición de un determinado producto, como puede ser un champú, un tinte, mascarilla capilar etc.

Esta dermatitis por lo general es seca y su descamación se desprende fácilmente de la piel cayendo a veces sobre los hombros con un aspecto similar al de la nieve.

La dermatitis seca también puede producirse por déficits nutricionales que interfieran en la renovación normal de la piel y en estos casos puede recurrirse a la suplementación de vitaminas y minerales previo diagnóstico, las vitaminas del grupo B y el zinc suelen ofrecer buenos resultados.

La dermatitis seborreica se diferencia de la anterior en que las costras son producidas por el exceso de sebo, están pegadas al cuero cabelludo y no se desprenden con facilitad caracterizándose por su textura resinosa y de color amarillo.

El principal problema de la dermatitis seborreica es que los residuos compuestos por las secreciones sebáceas y células muertas pueden originar infecciones micóticas por hongos y bacterias que habitan en las capas superficiales de la epidermis como el hongo Malassezia o la bacteria estafilococos auréus afectando al crecimiento del pelo y produciendo su caída.

En la dermatitis seborreica suelen preinscribirse preparados a base de ácido salicílico que favorezcan la descamación y la caída de las costras, cuando existe infección micótica por hongos los preparados también suelen incluir ketokonazol, aunque su eficacia obtiene mejores resultados en hombres que en mujeres, por lo que no es descartable la vinculación de los trastornos hormonales y el sistema inmune en el tratamiento de la DS.

Cuando la infección está producida por estafilococos se emplean tratamientos antibióticos como la amoxicilina incluso en altas dosis cuando los brotes se suceden de manera recurrente.

Trastornos hormonales: También son causantes del exceso de caspa en algunos casos, pues aunque la medicina no ha podido determinar la relación exacta, las hormonas desempeñan un papel determinante en la renovación de las células epiteliales y el desajuste en su producción puede generar problemas en el proceso de igual forma como sucede en las enfermedades autoinmunes de la piel.

 

Remedios caseros para la caspa

Existen una serie de remedios caseros para la caspa, que se pueden convertir en una opción para eliminarla. Si los productos que has usado te han lastimado el cuero cabelludo y no te han dado resultado, los productos caseros y naturales pueden ser una buena opción a considerar.

1. Aloe Vera

Esta planta es ideal para combatir el aumento de producción de sebo en nuestro cuero cabelludo, en el cual las células muertas de la piel se adhieren al cuero cabelludo y generan la caspa.
Mezcla savia de aloe vera con agua y aplica la mezcla sobre tu cabello y cuero cabelludo haciendo masajes circulares con tus dedos. Una vez aplicado, deja reposar tu pelo 8 minutos antes de aclararlo o ducharte.

2. Zumo de limón

Cuando estemos lavando nuestro cabello con el shampoo que utilicemos, después de dejarlo reposar por un lapso de 2 minutos, se agregará zumo de limón en nuestro cabello y se empezara a expandir, lo dejamos otros 2 minutos. Una vez pasado el tiempo, ya podemos lavar y aclarar nuestro cabello.

3. Vinagre de sidra

Antes de lavar nuestro cabello con jabón, es recomendable echar vinagre de sidra diluido en agua. Es decir, en un vaso agregaremos 300 mililitros de vinagre para después agregar 300 mililitros de agua. Se dejara reposar por un tiempo de 24 horas para luego utilizarlo durante nuestro baño. Ahora que está listo, debemos empezar a agregarlo en todo nuestro cuero cabelludo por un lapso de unos 3 minutos.

4. Aceite de oliva y del árbol del té

Es un potente fungicida y desinfectante, ideal si pareces caspa causada por un hongo. Mezcla una cucharada de aceite de oliva con 6 gotas de aceite del árbol del té, aplícatelo en el cuero cabelludo. También puedes mezclarlo regularmente con tu champú.

5. Jabón de azufre

Úsalo diariamente durante 2 o 3 semanas. El azufre ayudará a eliminar el hongo que causa la capas e irritación en el cuero cabelludo. Una vez finalizado el tratamiento, de a ver tenido éxito, úsalo sólo 2 veces por semana para evitar que la caspa vuelva a aparecer.

 

Consejos para la prevención y tratamiento de la caspa

1. Lavar el pelo adecuadamente, pues cuando el cabello es largo y abundante algunas zonas del cuero cabelludo pueden pasar desapercibidas en la limpieza y dejar residuos sin eliminar que favorezcan la excesiva proliferación de microorganismos, lo que se soluciona fácilmente con una segunda aplicación de champú dejándolo actuar el tiempo suficiente (unos dos o tres minutos).

2. Ajustar la frecuencia de lavado a las necesidades requeridas, pues no todas las personas producen los mismos residuos en función de su cuero cabelludo si es seco, graso o normal, factores naturales que pueden verse condicionados por la actividad, pues el sudor influye en gran medida en la propagación de las infecciones micóticas relacionadas con la caspa.

Algunas personas tienen la idea equivocada de que lavar el cabello frecuentemente es malo y reseca el cuero cabelludo, pero la falta de higiene puede causar infecciones que causen descamación, picazón y enrojecimiento del cuero cabelludo como las anteriormente mencionadas.

Si el cabello se resiente en los lavados, deben elegirse productos con Ph neutro específicamente diseñados para el cuero cabelludo sensible y evitar su irritación.

3. Se debe ser constante en los tratamientos, tanto los prescritos por vía tópica como los que se administran por vía oral respetando los tiempos de aplicación y espaciado para obtener resultados satisfactorios.

4. Evitar la humedad resulta indispensable cuando existe un infección micótica por hongos, pues los espacios húmedos y el calor favorecen su proliferación y crecimiento haciendo imprescindible el secado total del cuero cabelludo después de cada lavado hasta su completa remisión.

5. Evitar el estrés, ayudará a tener una mejor salud del cabello, el estrés puede desencadenar esta enfermedad capilar. Importante también descansar bien.

6. Llevar una dieta correcta, una buena alimentación proporciona minerales y vitaminas que ayudan a tener el perlo más fuerte y sano. Un consumo de grasas, alcohol, azúcar y productos refinados puede favorecer la seborrea y caspa.

7. Evitar aclarar el cabello con agua muy caliente, favorece a que se produzca más caspa.

8. Usar cepillos para el pelo adecuados, los de cerdas suaves son de los más recomendables.

9. Usar champús naturales, libres de sulfatos y derivados de petróleo (silicona, parafina, parabenos,…) dado que resecan y pueden perjudicar el cuero cabelludo.

10. Consultar con el dermatólogo, si de padece de este problema, se sufre descamación, enrojecimiento, irritación, picores y no se logra poner fina a ello, lo mejor es acudir al especialista (dermatólogo), podrá analizar tu caso y recetar tratamiento adecuado a tu condición.

 

Pin It