Remedios Caseros para la DIARREA. La diarrea se diagnostica cuando existe un aumento significativo en el número de las deposiciones que se efectúan a lo largo del día alterando su consistencia, pues por lo general los deshechos producidos por la diarrea suelen ser blandos o totalmente líquidos, pudiendo venir también acompañados por dolor abdominal.

Según la causa de la diarrea puede ser leve, grave o moderada y en casos severos requiere atención médica para suprimirla cuanto antes porque puede conllevar a la deshidratación corporal de quien la padece a causa de la pérdida de líquidos asociada a las deposiciones.

Remedios Caseros para la DIARREA

Si busca métodos para curar la diarrea, recuerde que basarse únicamente en la medicación, no es la única opción. Existen tratamientos naturales para abordar este padecimiento, pero el enfoque principal es reemplazar los líquidos y electrolitos, para evitar complicaciones potencialmente mortales ocasionadas por una grave deshidratación.

Si la diarrea se presenta junto con el vómito, descanse el estómago a través de no comer o beber nada durante tres horas. Tan pronto como se detenga el vómito, beba pequeñas cantidades de agua pura o caldo de hueso casero con elevados niveles de minerales, de una a dos horas. También, podría probar los siguientes remedios caseros, para abordar la diarrea:

Agua de Coco

Ayuda a reponer los líquidos y electrolitos perdidos, para abordar la deshidratación.

El agua de coco – especialmente si proviene de un fruto no tan maduro – es útil como tratamiento para atender la diarrea del viajero. Los electrolitos hacen que esta bebida sea más hidratante y que su cuerpo pueda asimilarla más fácilmente.

Además, el agua de coco es un poderoso agente antimicrobiano, debido al ácido láurico que se encuentra en la sustancia. Solo recuerde consumir agua de coco con moderación, ya que también contiene alguna cantidad de azúcar.

Si piensa utilizar aceite de coco para tratar la diarrea, no lo haga. Un aceite de triglicéridos de cadena media (TCM) como este podría empeorar la enfermedad y provocar malestar estomacal, al igual que gases intestinales, especialmente si consume más de 3 cucharadas por día.

Alimentos Probióticos

Las bacterias beneficiosas que se encuentran en los alimentos probióticos podrían ayudarle a su cuerpo a combatir los gérmenes que causan diarrea.

Los investigadores de Cochrane Collaboration descubrieron que los alimentos que tienen elevados niveles de probióticos, tales como el yogur y otros productos lácteos fermentados, así como los suplementos probióticos, podrían hacer que la diarrea desaparezca más rápidamente.

Cúrcuma

La cúrcuma es conocida por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

Mezclar una cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso de agua caliente o fría podría ser un tónico eficaz para su sistema gastrointestinal, así como un remedio para la diarrea infecciosa o inflamatoria.

Suplemento de Zinc

Esto podría ayudar a aliviar la diarrea de tres maneras: al mejorar la absorción de agua y electrolitos, para ayudar a la pared intestinal a regenerarse, y apoyar a su sistema inmunológico a luchar contra microbios infecciosos (incluyendo los que causan la diarrea).

Aceites Esenciales

Podría intentar probar aceites esenciales para aliviar la diarrea, siempre y cuando primero consulte con su médico y realice una prueba de alérgenos, para detectar posibles sensibilidades o alergias.

Los aceites esenciales de flores de naranjo, jengibre, Nuez moscada, hierbabuena y hojas de canela, son algunas de sus mejores opciones para abordar la diarrea.

  • Agua de arroz o arroz blanco caldoso: el arroz es un alimento astringente y su consumo ayudará a detener la diarrea intensa y a restaurar la flora intestinal debilitada, haciendo que las heces dejen de ser tan líquidas. Puedes preparar arroz hervido únicamente con un poco de sal y comerlo en pequeñas porciones, u optar por beber el agua resultante de la cocción. Para obtener más detalles acerca de esta última opción.
  • Zanahorias cocidas: la zanahoria es una verdura ideal para favorecer el equilibrio de la flora intestinal y ayudar al cuerpo a recuperar aquellos minerales perdidos, como el sodio, el potasio, el fósforo, el magnesio, el azufre o el calcio. Es posible comer zanahorias hervidas o preparar un caldo agregando agua, zanahoria, una patata y un poco de sal.
  • Caldo de pollo: al prepararse con agua es bueno para evitar la deshidratación y también ayudará a asentar el estómago. Eso sí, es importante que el caldo de pollo no contenga alimentos grasos y, únicamente, esté preparado con vegetales suaves como la zanahoria o con un poco de patata.
  • Patatas hervidas: las patatas hervidas o cocidas son una buena opción para recuperar los nutrientes perdidos a causa de la diarrea y aliviar el malestar estomacal. Debes prepararlas sin piel y, posteriormente, machacarlas para consumirlas a modo de puré.
  • Manzanas sin piel: la manzana también es astringente y además de parar la diarrea, es buena para eliminar aquellas toxinas producidas por bacterias que pueden ocasionar problemas gastrointestinales. Es importante cocinar las manzanas asadas, cocidas o a modo de puré, pero siempre sin piel.

Infusiones buenas para tratar la diarrea

Además de una dieta adecuada, para evitar la deshidratación es fundamental beber abundante agua durante el día. Y para aliviar los síntomas de la diarrea y favorecer el bienestar estomacal, puede resultar muy efectivo recurrir a algunas hierbas medicinales y tomarlas a modo de infusión. Las que pueden dar mejores resultados para combatir la diarrea son:

  • Infusión de tomillo: tiene propiedades astringentes y es una buen ayuda para tratar la evacuación frecuente, los dolores estomacales y las flatulencias.
  • Manzanilla: es ideal para mejorar los trastornos intestinales como la diarrea y puede ayudar a que te sientas mejor en caso de dolores de estómago, náuseas o vómitos.
  • Té de jengibre: resulta aliviador para los calambres y dolores abdominales y favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo.
  • Infusión de hinojo: mejora las digestiones y es útil para eliminar todas aquellas bacterias o gérmenes que puedan dañar la salud gastrointestinal.

Puedes tomar 2 o 3 tazas al día de alguna de estas infusiones hasta que tu salud gastrointestinal se haya recuperado por completo y la diarrea haya desaparecido.

Suero oral casero

Una de las mayores complicaciones de la diarrea es la deshidratación del organismo, y es que este pierde minerales, sales y azúcares que son vitales para su correcto funcionamiento. En las farmacias es posible comprar preparaciones de rehidratación oral para minimizar los efectos de esta pérdida, pero también puedes preparar tu propio suero oral en casa y aportarle al cuerpo los líquidos y nutrientes que necesita para recuperarse.

Para elaborar este suero oral, tan solo tendrás que agregar 2 cucharadas de sal, 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y 1 cucharada de azúcar en 1 litro de agua. Remueve todos los ingrediente y ve bebiendo a pequeños sorbos durante el día. Es importante que no lo tomes de golpe o en grandes cantidades, ya que podría dar lugar a vómitos o náuseas.

Tés para aliviar la diarrea

Té negro con azúcar
El té no sólo mantendrá el cuerpo hidratado, sino que contiene taninos que reducirán la inflamación intestinal.

Té de menta
El té de menta es bueno para un efecto astringente. Té de hinojo: Para aliviar y sanar el aparato digestivo.

Té de arándanos azules secos (blueberries)
En una taza de agua hirviendo ponga una cucharadita de arándanos azules secos y tómese la infusión.

Té de canela
Tómese una taza de té de canela según lo necesite. En una taza de agua hirviendo agregue una cucharadita de canela en polvo. Deje reposar por 15 minutos y cuélelo usando una sevilleta de papel.

Té de cáscara de naranja
Pele 1 naranja orgánica y corte las cáscaras en pedacitos. Echelo en una pinta de agua hirviendo. Cubra y deje enfriar. Endulce con azúcar o miel y beba.

Remedios herbarios para la diarrea

Antes de ir directamente a la farmacia, trate de remedios caseros para el alivio. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Ginger – jengibre tiene propiedades anti-inflamatorias y ayuda a la digestión también. El consumo de agua caliente mezclada con jengibre fresco rallado al menos dos o tres veces al día es muy eficaz. Para aquellos con un sistema digestivo muy sensible, suplementos de jengibre también están disponibles.
  • Menta fresca – Mint reduce calambres abdominales, y se instala la irritación intestinal y estomacal. Añadir unas fuentes de menta fresca a su té y disfrutar periódicamente.
  • Manzanilla – Manzanilla no sólo alivia los intestinos, también es un remedio conocido para reducir el estrés y la ansiedad. Té preparado con hojas de manzanilla ayuda al instante.
  • Limón – Exprimir un limón en agua tibia y se toma con cuidado es también un remedio eficaz para la reducción de los síntomas de diarrea.

Utilice medicamentos con receta con cuidado

Esto debería ser idealmente la última llamada. Si controlado en sus primeras etapas, permitir que la diarrea siga su curso normal y no incluyen las toxinas y patógenos de su cuerpo de forma natural. Sin embargo, si los síntomas empeoran, consulte a su médico.

El exceso de medicamentos de venta libre, como la loperamida y subsalicilato de bismuto, son dos medicamentos antidiarreicos muy comúnmente prescritos. Loperamida aumenta la absorción de agua en el intestino delgado por ralentizar su movimiento. Esto mejora la consistencia de las heces acuosas. Actos salicilato de bismuto como un antiinflamatorio y antiácido, proporcionando alivio a los intestinos infectados.
Recuerde siempre: su médico sólo le recetará antibióticos antidiarreicos si usted tiene una infección bacteriana. Para las infecciones virales, tales drogas tienen más probabilidades de que su situación actual es peor. Además, si no hay mejoría en 24 horas, informe a su médico

Pin It