El acné quístico es una de las formas más graves de acné y esta afección suele afectar a la línea de la mandíbula, especialmente durante la edad adulta temprana o durante la adolescencia.
Esta condición se observa con más frecuencia en las mujeres y puede aparecer en personas que nunca tuvieron un problema de acné durante la adolescencia. A diferencia de otras formas de acné, el acné quístico se asocia con dolor severo y puede conducir a la formación de cicatrices antiestéticas en la piel.
El acné quístico, como se ha mencionado previamente, se observa con más frecuencia en la línea de la mandíbula, pero también puede extenderse a otras partes del cuerpo a saber, el pecho, la espalda, las nalgas y las mejillas.
Esta forma típica de acné se profundiza en el tejido y, por ello, se convierte en una de las condiciones de acné más difíciles de tratar.
Aunque hay varias causas de aparición de acné quístico durante la vida adulta, algunas de las causas o factores de riesgo más frecuentemente son los siguientes:Los cambios hormonales se consideran el principal factor que puede desencadenar el inicio del acné quístico. Las mujeres que usan píldoras anticonceptivas orales para el control de la natalidad son más propensas a desarrollar esta condición.
El consumo de productos lácteos es otro factor principal asociado con la formación de acné quístico. Algunos médicos sugieren que los productos lácteos también contienen hormonas que pueden desencadenar desequilibrio hormonal y evitarlos puede ser beneficioso.
El uso de cosméticos químicos y sintéticos también puede estar asociado con la formación de acné quístico. El uso de cremas hidratantes puede obstruir los poros de la cara haciéndolos propensos a la erupción del acné.
Estrés, patrones dietéticos irregulares, etc también pueden actuar como factores de alto riesgo.

Remedios populares
Remedio para el acné quístico o severo #1: Machacar la mitad de un albaricoque y aplicar, a modo de mascarilla, sobre la zona afectada. Dejar puesto por 15 minutos y retirar con agua tibia.
Remedio para el acné quístico o severo #2: Hervir un puñado de hojas de nogal en 1 taza de agua por 5 minutos. Retirar del fuego, dejar refrescar y colar. Usar para lavar la zona afecada.
Remedio para el acné quístico o severo #3: Empapar un bastón de algodón con aceite de árbol de té (se puede conseguir en las farmacias botánicas) y aplicar sobre los granos de acné quístico. Es importante observar que el aceite de árbol de té tiene grandes propiedades antimicrobianas y puede ayudar a prevenir la infección de las glándulas sebáceas. Aceite de árbol de té también puede ayudar a reducir la gravedad de la respuesta inflamatoria y, por tanto, minimizar el daño tisular causado por esta forma grave de acné.
Quizá te interese conocer remedios para el acné pustulosoRemedio para el acné quístico o severo #4: Mezclar 2 cucharaditas de polvo de cúrcuma con la cantidad suficiente de gel de aloe vera o sábila hasta formar una pasta. Dejar puesto por 15 minutos y luego enjuagar. Este remedio casero no sólo ayuda a controlar las infecciones bacterianas, por sus propiedades antiinflamatorias sino que, también, previene la propagación del acné quístico a otras partes del cuerpo. La cúrcuma puede ayudar a reducir el enrojecimiento, cicatrices y el dolor asociado con el acné quístico.
Remedio para el acné quístico o severo #5: Usar los remedios homeopáticos como Graphitis y Merc Sol los cuales son muy vitales en el manejo de esta forma severa de acné. Ambos remedios pueden controlar la extensión y aliviar síntomas como la formación nodular y enrojecimiento.
Remedio para el acné quístico o severo #6: Machacar un puñado de hojas cocidas de paico o epazote y, luego, aplicar sobre el área durante 15 minutos. Por último, enjuagar con agua fresca. Este remedio se considera uno de los más efectivos para este tipo de acné.
Remedio para el acné quístico o severo #7: Mezclar, a partes iguales, gel que se encuentra dentro de las hojas de aloe vera o sábila y miel y aplicar sobre la zona afectada por el acné severo. Dejar puesta por 20 minutos y luego retirar con abundante agua tibia. Usar este remedio a diario hasta que el acné severo desaparezca. Es importante señalar que el uso de aloe vera tiene un efecto secante mientras que la miel ayuda a evitar la formación de cicatrices

Recomendaciones
Lavar la zona afectada regularmente, varias veces durante el día. El cuidado inadecuado de la piel puede conducir a la acumulación de suciedad y aceite en la piel, que a su vez puede obstruir los poros. Esto a su vez puede aumentar el riesgo de formación de acné.
Consumir alimentos ricos en vitamina E como el germen de trigo con el fin de fortalecer el tejido de colágeno y ayudar a prevenir la propagación del acné a los tejidos más profundos.
Ingerir alimentos ricos en vitamina A como las zanahorias, ya que ayuda a mejorar la textura de la piel y evita la formación de cicatrices y marcas antiestéticas.
Quizá te interese conocer

Conozca también
Vitaminas y minerales para combatir el acné
Remedios para prevenir y tratar los queloides
Remedios para cuidar la piel masculina
Remedios para el acné adulto
Mascarillas para piel grasa
Los minerales y cómo afectan la salud
Zumos para combatir el acné

Write A Comment

Pin It