Remedios Caseros

REMEDIOS PARA EL SABOR METÁLICO DE LA BOCA

Disgeusia, o un sabor metálico en la boca, es una condición cuando se siente como si su boca está llena de metal o que que ha comido algo metálico.

Un sabor metálico o amargo en la boca no es, por lo general, un signo de algo grave, pero puede afectar seriamente su bienestar.

Algunas causas de sabor metálico o amargo en la boca son:

Enfermedad de las encías

Es una condición muy común en el que las encías se inflaman y causa mucho dolor. Las encías tienden a sangrar después de cepillarse los dientes o usar hilo, y la sangre en la boca hace que el sabor sea metálico.

Si no se trata, los tejidos y los huesos que soportan los dientes también pueden ser afectadas (conocida como periodontitis).

Esto, también, puede causar un sabor desagradable o amargo en la boca y provocar mal aliento, dientes flojos, y abscesos de las encías (acumulaciones de pus que se desarrollan debajo de las encías o dientes).

Embarazo Algunas mujeres embarazadas experimentan un sabor metálico en la boca durante las primeras etapas del embarazo, debido a los cambios hormonales.

Problemas en las vías respiratorias Una infección en los senos paranasales, un goteo postnasal, una rinitis alérgica o pólipos nasales pueden causar un sabor metálico y hasta amargo en la boca.

Gastritis

La gastritis y el reflujo pueden causar que se sienta un sabor amargo o metálico en la boca.

Efectos secundarios de algunos fármacos Una amplia gama de medicamentos puede causar un sabor metálico en la boca como un efecto secundario.

Algunos ejemplos son:

Antibióticos (como metronidazol)
Medicamento antifúngico
Antihistamínicos
Diuréticos
Medicación con esteroides
Parches de nicotina

Tratamiento para el cáncer Alteraciones en el gusto son un efecto secundario común de la quimioterapia y la radioterapia en el cuello y la cabeza, debido al daño a las papilas gustativas y las glándulas salivales.

Diabetes En el caso de la diabetes, el mal sabor metálico se relaciona, por lo general, con una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). De hecho, es un síntoma que a veces puede servir como una advertencia a la persona que puede desarrollar diabetes.

Demencia Las personas con demencia pueden sufrir de anormalidades del gusto, ya que las papilas gustativas están conectadas al cerebro por nervios. Esto puede ocurrir cuando la zona del cerebro vinculada con el sentido gustativo no está funcionando correctamente.

Remedios populares

Remedio para el sabor metálico de la boca #1: Espolvorear bicarbonato de sodio o sal sobre la pasta de diente y cepillar los dientes con esta preparación después de las comidas. Este remedio neutraliza los ácidos en la boca, aliviando así sabor metálico de la boca.

Remedio para el sabor metálico de la boca #2: Verter 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana en una taza de agua y hacer varios enjuagues durante el día. Este remedio ayuda en la producción de saliva que facilita la eliminación del sabor metálico de la boca.

Remedio para el sabor metálico de la boca #3: Consumir a diario naranjas y otras frutas cítricas, ya que estimula la producción de saliva en la boca. La saliva combate las bacterias y los gérmenes y por lo tanto mantiene la boca y los dientes limpios. Esto evita, en gran medida, el sabor metálico en la boca.

Remedio para el sabor metálico de la boca #4: Verter 1 cucharadita de manzanilla en una taza de agua que esté hirviendo. Cubrir y dejar refrescar. Colar y tomar 2 tazas al día.

Remedio para el sabor metálico de la boca #5: Hervir una taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, verter 1 cucharada de hojas de menta. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 1 taza cuando se sienta el mal sabor en la boca.

Remedio para el sabor metálico de la boca #6: Consumir yogur fresco, ya que es alcalina y estimula la producción de saliva, que a su vez juega un papel vital en la gestión de la higiene oral.

Remedio para el sabor metálico de la boca #7: Ingerir alimentos picante. Cualquier tipo de comida picante como chile, pimienta, guindillas, entre otros, podría limpiar su paladar y aliviar el sabor metálico, pero, es importante tener cuidado de comer demasiadas especias, especialmente si se tiene reflujo u otros problemas médicos.

Recomendaciones

Consumir abundante agua Tomar, por lo menos, 8 vasos de agua todos los días, ya que ayuda a eliminar las toxinas en el cuerpo. Además permite mantener hidrata su boca lo que evita, en gran medida, el sabor metálico de la boca.

Acudir al médico si, a pesar de los remedios y recomendaciones arriba expuestos, se continúa teniendo un sabor metálico.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba