CRECIMIENTO FE Predicaciones Cristianas

Ser discípulo del Señor Jesús es vivir sus enseñanzas

Título: Ser discípulo del Señor Jesús es vivir sus enseñanzas

Base Bíblica: Marcos 3:13, 14; Marcos 8:34, 35; Lucas 14:25, 26

Introducción:

El discipulado no tiene para nosotros el mismo significado que tenía para los primeros creyentes. Para usted y para quizá se circunscribe a seguir un curso y dar pasos hacia el crecimiento en nuestro proceso formativo como cristianos. Para los creyentes del primer siglo, el discipulado no era otra cosa que seguir los pasos del Señor Jesús. Ir en pos de sus huellas. Era una relación que producía transformación.

I.- Ser discípulo del Señor Jesús es seguir sus pasos

1.- La esencia del discipulado es que el discípulo llegue a ser como su maestro (Mateo 10:24, 25)

2.- Cuando vemos el contexto en el que se desenvolvieron los primeros cristianos, encontramos que para ellos—como debe ser para nosotros—ser creyente está asociado con ser discípulo.

3.- El discipulado comprende  cuatro pasos: escuchar el llamado del Señor Jesús, responder positivamente al llamado, comprometerse con el Señor Jesús y perseverar en el camino (Marcos 8:34, 35; Lucas 14:25, 26)

4.- Estamos llamados a ser discípulos del Señor Jesús y seguir sus enseñanzas (Marcos 3:13, 14)

“En el ámbito personal, el discipulado al encuentro que tiene una persona con Cristo, el cambio que experimenta su vida y su relación con el mundo. Se refiere también al compromiso que trae consigo la vida cristiana, y al vivir la fe que trae como consecuencia llamarse seguir del Señor Jesús. El discipulado involucra, así mismo, no solo lo que el cristiano hace en nombre de Cristo, sino también cómo representa a Cristo en el mundo en el cual se desenvuelve.”  (Bertram L. Melbourne. “El discípulo y el discipulado”. APIA editores. 2008. EE. UU. Pg. 6)

II.- Ser discípulo del Señor Jesús demanda obediencia y compromiso

1.- El discipulado es un el trasegar de un aprendiz, fiel a Jesucristo

            a.- La palabra discípulo proviene del término griego mathetes que significa “aprendedor”, “aprendiz” o “adnherente”

            b.- El autor cristiano, Paul J. Achtemeier dice que el discípulo es un “aprendiz o alumno, apegado a un maestro.”(Diccionario Bíblico Harper Pg. 222)

2.- El Señor Jesús llamó a los que serían sus discípulos, pero en ellos estaba la decisión de responder o no al llamado (Mateo 4:18-20)

            a.- El Señor Jesús le prometió a Simón y Andrés, que si le seguían, les haría pescadores de hombres (v. 19)

            b.- Lo que determina el éxito ministerial es seguir fielmente al Señor Jesús

3.- Sólo llegan a ser auténticos discípulos quienes responden el llamamiento, renunciando a lo que humanamente constituye su motivo principal de confianza: El título profesional, la posición que se ocupa laboralmente o el cargo que se ejerce en la iglesia (Ver Mateo 4:21, 229

4.- El Señor Jesús tuvo seguidores entre las multitudes, pero no todos esos seguidores llegaron a ser discípulos (Mateo 4:25)

5.- Dos distintivos del auténtico discípulo de Jesús lo representan: de un lado la obediencia y de otro, la fidelidad a Cristo (Lucas 14:25, marcos 2:14, Juan 1:43)

III.- Ser discípulo del Señor Jesús lleva a una experiencia de crecimiento personal y espiritual

1.- El discípulo viene al Señor Jesús para escuchar, aprender y poner en práctica sus enseñanzas (Marcos 2.13)

2.- El discípulo se caracteriza por permanecer siempre al lado del Señor Jesús (Marcos 3:13, 14)

            a.- Permanencia en el Señor Jesús para crecer en todas las áreas de nuestra vida

            b.- Permanecer con el Señor Jesús antes de ser enviados a predicar

3.- El discípulo reconoce su condición de pecador, como lo hizo Pedro, y desarrolla dependencia del Señor Jesús (Lucas 5:8-10)

4.- La actitud de un auténtico discípulo debe ser: ¿Señor, qué quieres que yo haga? (Ver hechos 9:6)

5.- Llegamos a ser discípulos del Señor Jesús porque Dios nos escogió para ser sus seguidores (Juan 6:44)

Conclusión:

Tomando como base la enseñanza de Juan 6:44, podemos decir que el discipulado es una obra de gracia. No obstante llegamos a ser discípulos cuando hay disposición de corazón para someternos al Señor Jesús, comprometernos y ser fieles al seguirle. Todos estos aspectos están revestidos de fe para creer en quien llama, fe para seguir sus pasos y fe para marchar de su mano hasta el final, por encima de las circunstancias adversas.

About these ads

Categorías: CONSAGRACIÓN, CRECIMIENTO ESPIRITUAL, SALVACIÓN, VIDA CRISTIANA | Tags: Discipulado | Enlace permanente.