Un Hombre Conforme al Corazón de Dios

La Clase de Persona que Dios está buscando

Dios está buscando adoradores

“Pero se acerca el tiempo – de hecho, ya ha llegado – cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que le adoren de esa manera” (Juan 4:23, NTV).

Un adorador no es una persona que sabe adorar, sino una persona que adora a Dios en todo tiempo y con todo su ser. Al referirse a los que han aprendido el arte de adorar, Jesús dijo:
“Este pueblo me honra con los labios; pero su corazón está lejos de mí” (Mateo 15:8)

También te puede interesar:  El Espíritu Santo y su Misión Terrenal

Dios está buscando HOMBRES DE VERDAD, personas que cumplan su palabra.

“Muchos se dicen ser amigos fieles, ¿pero quién podrá encontrar uno realmente digno de confianza?” (Proverbios 20:6, NTV). La versión Reina-Valera dice: “Hombre de verdad, ¿Quién lo hallará?”

Dios está buscando personas LEALES

“El Señor recorre con su mirada toda la tierra y está listo para ayudar a quienes son fieles” (2 Crónicas 16:9)

Dios está buscando GENTE DE ORACION

En Ezequiel 22:30, dice: “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé”

También te puede interesar:  La fidelidad a los mandatos de Dios

Dios no nos enferma, El no quiere el mal para nosotros. No obstante, estableció leyes espirituales que si se violan traen consecuencias. En su misericordia, Dios impide que el juicio caiga sobre nosotros cuando violamos sus leyes, pero en Ezequiel 22 dice que el pecado de Israel y de sus sacerdotes fue tan grave que Dios ya no podía seguir deteniendo la destrucción inevitable por causa de su pecado.

Por eso necesitaba que alguien se pusiera en la brecha e intercediera a favor de la tierra, pero tristemente no encontró a nadie.

También te puede interesar:  ¿QUIÉN ES EL AMIGO DEL ESPOSO?

Que Dios esté buscando personas con estas características significa que no abundan. Entonces, el Señor menciona a un hombre que reúne estas cualidades y dice:
“He encontrado en David, hijo de Isaí, un hombre conforme a mi corazón; él realizará todo lo que yo quiero” (Hechos 13:22).